Capturan a Héctor Beltrán Leyva y desmantelan operación de armas y drogas

Por Dialogo
octubre 02, 2014


El Ejército de México capturó a Héctor Beltrán Leyva, presunto capo narcotraficante de la Organización Beltrán Leyva (OBL), tan solo días después de que Cristian Berrelleza-Verduzco, líder de una organización asociada, fuera condenado a prisión.
Beltrán Leyva, también conocido como “El Ingeniero”, ha intentado mantener un bajo perfil durante años, pero tras 11 meses de investigación se determinó que se estaba haciendo pasar por un empresario dedicado al comercio de bienes inmuebles y obras de arte en Querétaro. Justo en las afueras de dicho estado en la ciudad de San Miguel de Allende, fuerzas especiales militares lo capturaron en una marisquería.
El cartel de los Beltrán Leyva es responsable de tráfico de cocaína, marihuana, heroína y metanfetamina a Estados Unidos y Europa. Tribunales en los Distritos de Colombia y Nueva York, en Estados Unidos, han levantado cargos contra El Ingeniero, y tanto Estados Unidos como México habían ofrecido recompensas por información que llevara a su captura, US$5 millones y US$3,7 millones, respectivamente. El traficante llegó al poder dentro de la organización luego de que el líder anterior, Arturo Beltrán Leyva, falleciera en un enfrentamiento armado con un grupo de aproximadamente 200 efectivos de la Armada de México en Cuernavaca en diciembre de 2009. Arturo era conocido como “el jefe de jefes”.
Por su parte, en Estados Unidos, un juez federal en el estado de Washington condenó el 26 de septiembre a Berrelleza-Verduzco, otro cabecilla vinculado al cartel de los Beltrán Leyva, a 27 años de prisión.
Hace más de un año, Berrelleza-Verduzco, de 27 años, se declaró culpable de cinco cargos de tráfico de drogas y armas de fuego derivados de sus años dirigiendo una red de narcotráfico. La organización delictiva traficaba ilegalmente metanfetamina y heroína valuada en millones de dólares desde México a Estados Unidos, y enviaba armas a México. Berrelleza-Verduzco anunció que lastimaría o mataría a aquellos que lo defraudaran, según conversaciones telefónicas grabadas que mantuvo con líderes de la organización Beltrán Leyva.
“Esta condena ayuda a protegernos de una persona y de una organización muy peligrosas”, señaló la fiscal estadounidense Jenny A. Durkan. “El acusado obtuvo enormes ganancias del flagelo de la adicción a la heroína. Él y su familia intentaban controlar toda la cadena de abastecimiento, desde el cultivo de las amapolas a la fabricación de la heroína y su venta en este distrito; y a medida que transportaban su droga hacia el norte, querían transportar armas de alta potencia a México para provocar más violencia vinculada a los carteles”.
Durante la investigación a Berrelleza-Verduzco y su organización, agentes federales incautaron más de 9 kg de heroína, 13,6 kg de metanfetamina, casi US$200.000 en efectivo y 31 armas de fuego. El esfuerzo, denominado Operación “Black Ice”, también llevó a la detención de 34 individuos, la mayoría de los cuales se declararon culpables, entre ellos Berrelleza-Verduzco, capturado en marzo de 2012.
“Alimentó el hábito destructivo de los adictos en Washington y avivó la violencia vinculada a los carteles en México con dinero de las drogas”, afirmó Brad Bench, agente especial a cargo de Investigaciones de Seguridad Nacional en la ciudad de Seattle, Washington. “Encarcelar a Berrelleza-Verduzco y sus co-autores es una importante victoria para la seguridad pública, especialmente teniendo en cuenta el gran aumento en la cantidad de adolescentes locales que han muerto por sobredosis de heroína en los últimos años”.
Berrelleza-Verduzco no es el único integrante de su familia que acaba tras las rejas en Estados Unidos por tráfico de drogas y armas. Su hermano, Víctor Berrelleza-Verduzco, fue condenado a 20 años de prisión por un juez federal estadounidense en 2014. El juez también condenó a Iván, otro de los hermanos Berrelleza-Verduzco, a siete años de prisión. Ambos fueron sentenciados en el estado de Washington.
Aunque Cristian y Víctor lideraban la red de narcotráfico en Estados Unidos, su padre, conocido como Don Víctor, quien reside en México, es considerado el líder de la organización.
Share