• Home »
  • Uncategory »
  • Hackers accused of stealing Military Police data may be prosecuted under new IT law

Los piratas cibernéticos (hackers) acusados de robar datos de la Policía Militar pueden ser procesados bajo la nueva ley de la TI

Por Dialogo
septiembre 30, 2013



Los piratas cibernéticos (hackers) acusados de robar datos de la Policía Militar pueden ser procesados bajo la nueva ley de la TI Hólger Álava La nueva ley de Brasil contra los delitos relacionados a la tecnología de la información o TI –la Ley Carolina Dieckmann– puede ayudar a procesar a los piratas cibernéticos (hackers) que presuntamente irrumpieron en la red de la Policía Militar de Río de Janeiro y robaron los datos personales de 50 mil oficiales de policía.
Los sospechosos asociados con los grupos de piratería cibernética Anoncyber y Cyb3rgh0sts accedieron a los datos del Programa Estatal para la Integración y Seguridad y publicaron 8,900 páginas que contenían correos electrónicos, números telefónicos, números de identificación, número de cuentas bancarias y domicilios de oficiales de policía, afirmaron los fiscales.
Cuando sean capturados, los sospechosos serán procesados dentro del marco de la nueva ley contra los delitos de la TI promulgada el pasado mes de abril. Ellos enfrentan condenas desde seis meses hasta dos años de prisión de acuerdo a los estipulado en el Artículo 154_A de la ley. La Delegación contra los Delitos de la TI (DRCI) está investigando el caso como se requiere ya que el delito fue cometido contra el gobierno, según el abogado Gustavo Teixeira.
La ley también es conocida como ley Carolina Dieckmann debido a que la actriz fue víctima de un delito cibernético en el cual le fueron robadas fotografías e información personal. Los criminales irrumpen en los aparatos electrónicos como teléfonos celulares, computadoras portátiles, tabletas electrónicas y otros productos con la intención de robar datos personales, alterar la información existente u obtener algún tipo de ventaja ilícita. La condena incluye una multa además del tiempo de prisión.
“No podemos negar que esto debería haber sido parte de la ley brasileña desde hace mucho tiempo”, dijo Renato Opice Blum, abogado y presidente del Concilio de la Tecnología de la Información de la compañía Fecomercio.
Opice Blum concuerda con los especialistas que asistieron al V Congreso sobre Delitos de la TI en Sao Paulo, el mes pasado: la ley no es lo suficientemente estricta y las condenas no son lo suficientemente largas para que funcionen como disuasivos para los criminales.
“Dadas las frecuentes noticias de vidas arruinadas, compañías en bancarrota y despidos debido a los delitos de la TI, la condena para este tipo de crimen no es lo suficientemente larga”, dijo Opice Blum.
A otros les preocupa que la tipificación general de las prácticas de la TI pudiera limitar los derechos fundamentales y libertades inherentes al Internet.
“La ley me preocupa porque podría haber implicaciones más amplias y podría afectar la reputación y competitividad de las compañías brasileñas y el país en general”, dijo William Beer, director general de Seguridad de Información y TI en Álvarez y Marsal. “La flexibilidad es la esencia del Internet, la capacidad de compartir información para realizar la investigación de la manera más amplia posible”, añadió.
Los problemas de seguridad de Internet y la TI se extienden más allá de las fronteras geográficas y políticas, comentó Beer. “Precisamente debido a esto, la regulación y legislación para controlar Internet y asuntos relacionados son difíciles de implementar y pueden convertirse en obstáculos que no resuelven los problemas actuales”, explicó el especialista.
Antes de la actual ley, la única ley para hacer frente a este tipo de delitos data de la década de 1940. Los problemas de seguridad obligaron a la creación de una nueva ley. Brasil está posicionado en el cuarto lugar en suplantación de identidad por medios electrónicos, por ejemplo, lo cual generó un costo a los bancos de $700 millones en 2012.
Durante el V Congreso sobre Delitos Electrónicos, la compañía Fecomercio presentó los resultados de la investigación en la cual se analizaron los impactos del robo de información y los delitos de la TI en Brasil. Alrededor del 33.52% de los encuestados dijo haber sido víctima de clonación de tarjeta de crédito; el 17.32% reportó el robo de información personal; el 15.64% reportó el robo de cuenta bancaria durante transacciones internacionales y el 12.85% reportó compras de compañías fantasmas. Para luchar contra estos problemas, William Beer, de Álvarez y Marsal, piensa que es necesario un enfoque más amplio.
“Brasil necesita una estrategia de seguridad de la TI nacional conocida por todos. Su creación requiere la participación de un grupo más amplio que debe incluir a los negocios, las instituciones académicas, las fuerzas de seguridad, las compañías multinacionales y los consumidores”, comentó.
“Es importante darse cuenta de que más tecnología no resolverá el problema sino que, al contrario, creará riesgos más grandes debido a que incrementará el nivel de vulnerabilidad”, dijo Beer.
La investigación con respecto a la Policía Militar en Río de Janeiro continúa. El grupo Anoncyber y Cyb3rgh0sts se disculpó en una nota publicada en Facebook y retiró el documento que se había publicado en Internet. El grupo declaró que esto fue una acción aislada realizada por uno de sus miembros y que el grupo no lo apoya debido a que puso en riesgo las vidas de los oficiales de policía.
Share