• Home »
  • Uncategory »
  • Guerrilla Numbers Dwindle as Colombian Army Embarks on Fierce Media and Social Campaign

Los números de la guerrilla bajan gracias a la fuerte campaña social y mediática del Ejército colombiano

Guerrilla Numbers Dwindle as Colombian Army Embarks on Fierce Media and Social Campaign

Por Dialogo
diciembre 23, 2014




Los grupos guerrilleros están tambaleándose por el éxito continuado de las fuertes campañas sociales, militares y mediáticas para la desmovilización dirigidas por el gobierno colombiano.

Solamente en el estado sudoriental de Caquetá, más de 130 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han abandonado la guerrilla este año —y en total, más de 1.240 hombres, mujeres y niños se han desmovilizado en todo el país, según el Ministerio de Defensa.

“Últimamente se está desmovilizando gente muy antigua”, destacó el Capitán Ronal Romero, jefe de planificación del Grupo de Atención Humanitaria al Desmovilizado (GAHD) del Ministerio de Defensa, una organización que proporciona asistencia financiera, social y psicológica a los miembros de la guerrilla que se entregan. “Estamos viendo que muchos están descontentos frente a cómo se vienen manejando las cosas en la guerrilla”.

La ola reciente de desmovilizaciones es el resultado del aumento de la presión militar por una parte y los esfuerzos coordinados de seis instituciones gubernamentales diferentes por la otra. Estos esfuerzos, gestionados por el GAHD y la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), brindan beneficios a quienes renuncian a sus armas y se comprometen a seguir el camino hacia la reintegración social. En conjunto, esta doble estrategia ha llevado al desarme de casi 13.000 guerrilleros desde 2008.

Los exguerrilleros que deseen desmovilizarse y disfrutar de todos los beneficios judiciales y financieros que ofrece el gobierno deben seguir un camino relativamente estricto. Primero, deben entregarse en una comisaría de policía o unidad del Ejército, donde recibirán alojamiento, comida y ropa por unas dos semanas.

“La ruta hacia la reintegración inicia con un proceso de reconciliación”, sostuvo el Capitán Romero. “El soldado da la bienvenida al guerrillero que decide desmovilizarse. Le da la mano a su antiguo enemigo”.

Después de entregarse, los exguerrilleros son entrevistados y luego deben firmar una declaración jurada indicando el grupo criminal al que solían pertenecer y renunciando a toda participación posterior en él. Las autoridades compilan un archivo con esta información y lo envían a Bogotá, donde es evaluado por un comité especial compuesto de representantes del Ministerio de Justicia, el Ministerio de Defensa y otras instituciones gubernamentales. El comité analiza las peticiones de cada persona y revisa sus antecedentes criminales para aprobarlos para una serie de beneficios financieros y judiciales. En lo que va de año, se aceptaron el 82 por ciento de las solicitudes.

Todos los hombres y mujeres desmovilizados son recibidos en residencias rurales conocidas como Hogares de Paz; hay centros específicos para hombres, mujeres y familias. La mayoría de la gente permanece en estas casas comunitarias entre 60 y 90 días, donde reciben comida, evaluaciones psicológicas, educación básica, servicios de salud, y un bono de unos $300 para ropa. Además, reciben unos $3 por día para gastar en lo que prefieran. El proceso de reintegración de cada exguerrilero cuesta unos $1.300, según el GAHD, y todo está completamente financiado por el gobierno colombiano.

En la parte judicial, los delitos asociados con la rebelión armada, como la posesión ilegal de armas de fuego, el uso de comunicaciones privilegiadas y el uso ilegal de uniformes del Ejército, están perdonados. Sin embargo, los delitos como asesinato, secuestro y narcotráfico conllevan condenas normales.

Tras su estadía inicial en los hogares de paz, se insta a los exguerrilleros a que se trasladen a ciudades donde puedan trabajar de cerca con personal de los centros de reintegración de la ACR. Los desmoviliados deben cumplir 80 horas de servicio comunitario y seguir ciertos protocolos para ganar dinero. Al final de cada mes, pueden recibir un máximo de $240 si asisten a la escuela secundaria —aproximadamente el 85 por ciento de todos los hombres y mujeres desmovilizados solamente cuentan con una educación primaria—, una educación vocacional pagada completamente por el gobierno y a reuniones regulares en uno de los 32 centros de reintegración de ACR.

Todos estos beneficios han recibido difusión por medio de campañas masivas en medios de comunicación, incluyendo panfletos distribuidos en las junglas, anuncios en emisoras de radio locales y nacionales y anuncios televisivos. Las campañas mediáticas a menudo se realizan durante eventos estratégicos, como el Mundial y Navidad, momentos en los que los guerrilleros se sienten más solos, según el capitán Romero.

El Ministerio de Defensa gasta un promedio de $3 millones por año en masivas campañas mediáticas para fomentar las desmovilizaciones. Han tenido tanto éxito que en 2012 y 2014, los anuncios televisivos de desmovilización incluso ganaron Leones de Cannes, los premios más prestigiosos de la industria publicitaria. Pero ese reconocimiento es solamente un indicador secundario del éxito del programa.

“Ya estamos en el posconflicto y ya le estamos ofreciendo a la gente los servicios que necesitan”, afirmó el Capitán Romero. “Y, más importante todavía, están reintegrándose a la sociedad”.



Los grupos guerrilleros están tambaleándose por el éxito continuado de las fuertes campañas sociales, militares y mediáticas para la desmovilización dirigidas por el gobierno colombiano.

Solamente en el estado sudoriental de Caquetá, más de 130 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han abandonado la guerrilla este año —y en total, más de 1.240 hombres, mujeres y niños se han desmovilizado en todo el país, según el Ministerio de Defensa.

“Últimamente se está desmovilizando gente muy antigua”, destacó el Capitán Ronal Romero, jefe de planificación del Grupo de Atención Humanitaria al Desmovilizado (GAHD) del Ministerio de Defensa, una organización que proporciona asistencia financiera, social y psicológica a los miembros de la guerrilla que se entregan. “Estamos viendo que muchos están descontentos frente a cómo se vienen manejando las cosas en la guerrilla”.

La ola reciente de desmovilizaciones es el resultado del aumento de la presión militar por una parte y los esfuerzos coordinados de seis instituciones gubernamentales diferentes por la otra. Estos esfuerzos, gestionados por el GAHD y la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), brindan beneficios a quienes renuncian a sus armas y se comprometen a seguir el camino hacia la reintegración social. En conjunto, esta doble estrategia ha llevado al desarme de casi 13.000 guerrilleros desde 2008.

Los exguerrilleros que deseen desmovilizarse y disfrutar de todos los beneficios judiciales y financieros que ofrece el gobierno deben seguir un camino relativamente estricto. Primero, deben entregarse en una comisaría de policía o unidad del Ejército, donde recibirán alojamiento, comida y ropa por unas dos semanas.

“La ruta hacia la reintegración inicia con un proceso de reconciliación”, sostuvo el Capitán Romero. “El soldado da la bienvenida al guerrillero que decide desmovilizarse. Le da la mano a su antiguo enemigo”.

Después de entregarse, los exguerrilleros son entrevistados y luego deben firmar una declaración jurada indicando el grupo criminal al que solían pertenecer y renunciando a toda participación posterior en él. Las autoridades compilan un archivo con esta información y lo envían a Bogotá, donde es evaluado por un comité especial compuesto de representantes del Ministerio de Justicia, el Ministerio de Defensa y otras instituciones gubernamentales. El comité analiza las peticiones de cada persona y revisa sus antecedentes criminales para aprobarlos para una serie de beneficios financieros y judiciales. En lo que va de año, se aceptaron el 82 por ciento de las solicitudes.

Todos los hombres y mujeres desmovilizados son recibidos en residencias rurales conocidas como Hogares de Paz; hay centros específicos para hombres, mujeres y familias. La mayoría de la gente permanece en estas casas comunitarias entre 60 y 90 días, donde reciben comida, evaluaciones psicológicas, educación básica, servicios de salud, y un bono de unos $300 para ropa. Además, reciben unos $3 por día para gastar en lo que prefieran. El proceso de reintegración de cada exguerrilero cuesta unos $1.300, según el GAHD, y todo está completamente financiado por el gobierno colombiano.

En la parte judicial, los delitos asociados con la rebelión armada, como la posesión ilegal de armas de fuego, el uso de comunicaciones privilegiadas y el uso ilegal de uniformes del Ejército, están perdonados. Sin embargo, los delitos como asesinato, secuestro y narcotráfico conllevan condenas normales.

Tras su estadía inicial en los hogares de paz, se insta a los exguerrilleros a que se trasladen a ciudades donde puedan trabajar de cerca con personal de los centros de reintegración de la ACR. Los desmoviliados deben cumplir 80 horas de servicio comunitario y seguir ciertos protocolos para ganar dinero. Al final de cada mes, pueden recibir un máximo de $240 si asisten a la escuela secundaria —aproximadamente el 85 por ciento de todos los hombres y mujeres desmovilizados solamente cuentan con una educación primaria—, una educación vocacional pagada completamente por el gobierno y a reuniones regulares en uno de los 32 centros de reintegración de ACR.

Todos estos beneficios han recibido difusión por medio de campañas masivas en medios de comunicación, incluyendo panfletos distribuidos en las junglas, anuncios en emisoras de radio locales y nacionales y anuncios televisivos. Las campañas mediáticas a menudo se realizan durante eventos estratégicos, como el Mundial y Navidad, momentos en los que los guerrilleros se sienten más solos, según el capitán Romero.

El Ministerio de Defensa gasta un promedio de $3 millones por año en masivas campañas mediáticas para fomentar las desmovilizaciones. Han tenido tanto éxito que en 2012 y 2014, los anuncios televisivos de desmovilización incluso ganaron Leones de Cannes, los premios más prestigiosos de la industria publicitaria. Pero ese reconocimiento es solamente un indicador secundario del éxito del programa.

“Ya estamos en el posconflicto y ya le estamos ofreciendo a la gente los servicios que necesitan”, afirmó el Capitán Romero. “Y, más importante todavía, están reintegrándose a la sociedad”.
Vacano asu tido ba a nejorar Siguen insistiendo en la mentira este pais esta cada dia mas Mal solo santos se la cree Es necesario conocer las acciones de un grupo que esta en camino para firmar el acuerdo de paz en Colombia, es tambien un indicador de las pocas intenciones que tiene este grupo de abandonar sus actividades delictivas Que bueno que radio melodia nos informe de lo que pase las 24 horas del dia en noticias y una excelente musica clasica.... Que paso con la diputada de Itaguí Angela Maria Cano Bamos santa marta bomos a ganar
La medida de retirar el beneficio del cobro de peaje de la calle 13 a mosquera tiene su razon de se, me pregunto si lo hacen perjudicaría a mucha gente que se va a vivir a mosquera, y que trabaja en este municipio,, sera que van mejorar las condiciones de paso peatonal colocando puentes en tres esquina y frente a sena,, o que la cosecion esta perdiendo mucha plata y desea recuperar la inversion en el mantenimiento de la via , quien nos puede responder esta inquietud Se dice que se esta acabando la guerra pero que pasa con todos los atentados que estan realizando ahora las fuerzas armadas. Yo todabia no creo nada. Los comandantes regionales, no se someten a un proceso de paz, ellos no renunciaran facilmente al poder que han adquirido en sus regiones, y ellos manejan alli el comercio y produccion de coca. Entonces? Cual paz estan firmando en Cuba? seguire orando al Dios altisimo para que tenga misericordia de estos inocentes niños que no tienen la culpa de lo que hacen las personas equivocadas que piensan que con el mal consiguen mucho y no tienen nada, porque a la final reina la justicia divina....Es hora de reflexionar...
No les parece absurdo que los profesionales que se encargan de valorar en el día a día el comportamiento de los niños, se refieran a los padres diciendo que el ejemplo prima sobre muchas otras cosas y que los niños graban e imitan todo lo que ven en su entorno, principalmente en los primeros años de vida; de allí adolescentes drogadictos, alcohólicos, busca pleitos, ladrones, abusadores .... o traumatizados con diferentes comportamientos anormales. VISUALIZARAN EL FUTURO DE NUESTROS HIJOS, NIETOS, BISNIETOS DENTRO DE SEMEJANTE ZAPEROCO Y luego salir a decir nos equivocamos, pues de que estudios científicos hablan, o quien ha hecho de verdad el seguimiento en un numero considerable como muestra representativa real de niños adoptados por parejas disfuncionales que demuestre lo que se dice, si hasta ahora están peleando esta condición. Ahora consideran que no pasa nada si los muchachitos crecen con 2 mamas o 2 papas que ademas se manosearan delante de ellos, TOCARA HECHAR ATRAS LOS CONSEJOS DEL BUEN COMPORTAMIENTO EN EL HOGAR PARA que los niños copien buenos patrones de vida. espero que le hagan buen despliegue a la entrega de la ex-jefe del DAS Ma del P Hurtado y así demuestren que hay democracia para informar y que sea en primera plana porque es un gran golpe a A.U.Uribe sisis muy cierto
Me gusta que me estén informando sobre lo que pasa a nivel mundial. Gracias por esa noticias.

Eso es mentiras solo disen lo mismo como le van a decir al pueblo esas cosas cuando en los campos no se puede avitar A los guerrilleros desmovilizados, el Gobierno no les debe ofrecer como incentivos
para atraerlos a la vida civil, com o vehiculos y otros, si que se les debe ofrecer trabajo seguro, una vivienda digna o la forma de adquirirla con facilidades, estudio etc. unos luchan por sobre vivir otros luchan defendiendo las causas justas.
me parece tan tonta yo digo que noticias tecnologicas
hola a mi parece tambien muy chimba
no creo en la transparencia de este informe.
En lo que creo es que las FARC SON Y SERÁN UNOS TEERRORISTAS.
ESTO NO ES UNA TRATADO DE PAZ, ES MAS UN NEGOCIO DE PAZ, POR QUE ELLOS SEGUIRAN INTIMIDANDO MIENTRAS NO ENTREGUEN LAS ARMAS, NO HAGAN EL DESMINADO ELLOS, Y NO LIBEREN A TODOS LOS PRESOS DE GFUERRA.
POR MI QUE SE MUERAN EN LA CARCEL es q el proceso de paz es para ese puñado de bandidos q hay en cuba por q el resto son secuestrados de cuerpo y con el pasar de los años le han lavado el cerebro con terror físico y sicologico . les han secuestrado sus mentes. Pero la libertad vive como instinto en todo ser vivo y por favor no detengan su accionar persuasivo de mano amiga para el que se entregue y mano de piedra para el resto que son los verdaderos terroristas asesinos secuestradores violadores cuatreros narcos extorsionistas etc. Que no son muchos todos los que están en cuba y otros cuantos en Venezuela y un puñadito en Colombia. felicitaciones GLORIOSO EJERCITO DE COLOMBIA.
Share