Militares guatemaltecos responden al desastre del volcán

Unidades de las Fuerzas Armadas de Guatemala desplegaron tropas para apoyar a la emergencia en el país.
Jennyfer Hernández/Diálogo | 7 junio 2018

Respuesta Rápida

Elementos del Ejército de Guatemala realizan operaciones de búsqueda y rescate en la comunidad de San Miguel Los Lotes, Escuintla, afectada por la erupción del volcán de Fuego. (Foto: Johan Ordonez, AFP)

Cientos de militares guatemaltecos se sumaron a los esfuerzos de respuesta por la erupción del volcán de Fuego el 3 de junio, en los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla. Ubicado a unos 50 kilómetros al sureste de Ciudad de Guatemala, el volcán cobró la vida a 75 personas según los últimos datos publicados el 6 de junio. Las cifras pueden aumentar a medidas que las tareas de búsqueda y rescate avanzan, advirtieron las autoridades guatemaltecas.

Operaciones de búsqueda y rescate continúan en las zonas afectadas por la erupción del volcán de Fuego del 3 de junio de 2018. (Foto: Johan Ordonez, AFP)

Más de 600 elementos de las Fuerzas Armadas de Guatemala se unieron a los cuerpos de socorro para responder a la emergencia en los tres departamentos donde se emitió la alerta roja. Elementos activos y de reserva se movilizaron desde que inició la erupción para enfocar sus esfuerzos en dos puntos principales, detalló el Coronel del Ejército de Guatemala Juan Carlos De Paz Arredondo, vocero del Ministerio de la Defensa.

“La primera acción se realiza con la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) que se encuentra en la zona del desastre ayudando a rescatar sobrevivientes y víctimas”, dijo a Diálogo el Cnel. De Paz. “Esto se lleva a cabo en la comunidad San Miguel Los Lotes, en el departamento de Escuintla. También se destacaron elementos al municipio de Alotenango, Sacatepéquez, para salvar más personas”.

Asimismo, la recolección y distribución de suministros y bienes de primera necesidad forman parte de las tareas principales de los militares desplegados. Según un informe de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) de Guatemala, unas 12 000 personas de las comunidades ubicadas en las faldas del volcán fueron evacuadas. Se estima que casi 2 millones de personas han sido afectadas.

“El otro punto es apoyar con la distribución de la ayuda humanitaria como víveres”, explicó el Cnel. De Paz. “Y controlar los albergues que fueron habilitados en la zona afectada”.

Erupción violenta

La comunidad San Miguel Los Lotes y la aldea aledaña El Rodeo, ubicadas sobre las faldas del volcán, sufrieron los mayores daños. Han sido arrasadas por la fuerza de la erupción y las cascadas de rocas y gases ardientes que corren por las laderas del volcán –los flujos piroclásticos. Las olas de destrucción dejaron un paisaje que parece detenido en el tiempo y cubierto por un manto denso de cenizas.

La erupción del volcán de Fuego, la mayor desde 1979, empezó en la mañana del 3 de junio y siguió con una segunda explosión en la tarde, expulsando columnas de cenizas dispersadas a varias millas alrededor, así como borbollones de lava y flujos piroclásticos. El volcán de Fuego generó su última erupción en enero de 2018.

La comunidad de San Miguel Los Lotes, Escuintla, Guatemala, ha sido arrasada por la fuerza del volcán de Fuego. (Johan Ordonez, AFP)

Más de 40 heridos fueron trasladados a los hospitales Roosevelt y San Juan de Dios en la capital, así como al Hospital Escuintla. El número de desaparecidos sigue desconocido.

Además de los esfuerzos en los dos puntos de enfoque principal, los militares apoyan a los socorristas en tareas de búsqueda y rescate en las comunidades Los Tablones, Las Lajas y La Reina, asentadas en la falda sur del volcán. Por el lado norte, hay comunidades incomunicadas debido a la destrucción de las vías por los flujos piroclásticos, detalló la CONRED. El Cnel. De Paz informó que tropas se dirigieron a la aldea Yepocapa, Escuintla, a establecer contacto.

“El trabajo es incansable por parte de todas las instituciones”, dijo Sergio Cabañas, secretario executivo de la CONRED. “Estamos haciendo lo humanamente necesario para rescatar más personas, pero sobre todo brindar la ayuda a los que se quedaron sin hogar y sin familia. El Ejército ha sido clave para el rescate y la distribución de alimento. Cada una de las instituciones ha dado su granito de arena en esta tragedia nacional”.

Apoyo militar clave

Unidades del Cuerpo de Ingenieros del Ejército se unieron a las tareas de emergencia, dedicándose, entre otras labores, a limpiar las pistas del Aeropuerto Internacional La Aurora, en Ciudad de Guatemala, la cuales fueron cubiertas de cenizas. El aeropuerto reanudó operaciones en la mañana del 4 de junio, después de 15 horas de trabajo de limpieza que requirió 10 máquinas barredoras.

A las tareas sobre terreno se juntaron operaciones por el cielo con el apoyo de la Fuerza Aérea de Guatemala. “También hemos sobrevolado el área para observar la magnitud del problema”, dijo el Cnel. De Paz. “La mañana del lunes [4 de junio] se rescataron a seis personas que estaban atrapadas en un ingenio. Fueron llevada por nuestro personal a un lugar seguro”.

Además de los militares, cuerpos de socorro y bomberos, se movilizaron la Policía Nacional Civil, la Policía de Tránsito y miembros de las varias organizaciones que conforman el sistema CONRED. A mediados de abril, la CONRED y el Ejército de Guatemala simularon la erupción del volcán de Fuego con el ejercicio Fuerzas Aliadas Humanitarias (FAHUM) 2018, patrocinado por el Comando Sur de los EE. UU.

“Estamos poniendo en práctica todos los protocolos de emergencia que justamente hace menos de un mes ensayamos con el Ejército Sur de los Estados Unidos, quienes nos han dado apoyo para mejorar nuestra capacidad de respuesta ante las emergencias”, dijo el Cnel. De Paz. “La CONRED y otras instituciones estuvimos presentes para lograr mejorar nuestros protocolos. Creo que lo estamos haciendo bien gracias a estos ensayos previos”.

La comunidad centroamericana e internacional expresó sus condolencias y solidaridad al pueblo guatemalteco. Asimismo los Gobiernos de México, Honduras, Costa Rica, El Salvador, Israel y los EE. UU., entre otros, ofrecieron ayuda humanitaria y pusieron a disposición unidades de búsqueda y rescate. “A nadie se le ha dicho que no”, dijo el presidente de Guatemala Jimmy Morales en una conferencia de prensa.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 7
Cargando las Conversaciones