Ejército de Guatemala se vuelca a la protección de fronteras

Más de 2000 soldados se movilizaron para garantizar la seguridad en territorios vulnerables del país.
Antonio Ordoñez/Diálogo | 16 mayo 2018

Amenazas Transnacionales

El despliegue del Ejército guatemalteco hacia las fronteras representa un giro estratégico para la institución y el retiro de las tareas de patrullajes en las calles, el cual se celebró a inicios de abril. (Foto: Antonio Ordoñez, Diálogo)

A finales de marzo de 2018, el Ejército de Guatemala tomó un giro estratégico y desplegó unidades de reserva hacia las fronteras. El objetivo es reforzar las tareas de seguridad en los territorios limítrofes del país y contribuir al resguardo de la infraestructura crítica.

“Este Gobierno adquiere los compromisos políticos y afronta los nuevos planes que hay a nivel regional e internacional”, dijo a Diálogo el Coronel del Ejército Óscar Pérez Figueroa, director de prensa del Ministerio de la Defensa de Guatemala. “El efectivo que se despliega tiene una función constitucional, tiene a resguardo instalaciones críticas que representan un valor estratégico para la nación, como por ejemplo la hidroeléctrica de Chixoy [la presa más grande del país], los puentes que dan paso internacional, los puertos y aeropuertos”.

Nueve batallones de reserva del Ejército se movilizaron el 31 de marzo a las fronteras guatemaltecas. Según indicó el Cnel. Pérez, 2400 soldados desplegaron a distintas brigadas en una etapa inicial para proteger los 1667 kilómetros fronterizos con México, el Salvador, Honduras y Belice.

Amenazas varias

La posición geográfica de Guatemala hace que el país sirva para el tránsito ilegal de migrantes con destino al norte. El centro de investigaciones Pew Research Center calcula que en 2015, uno de cuatro inmigrantes ilegales que entraron a los EE. UU. pasaron por Centroamérica.

“Se da un fenómeno que es el agravamiento de la inmigración de menores no acompañados hacia los Estados Unidos”, detalló el Cnel. Pérez. “Toda la gente que viene del sur desplazándose en busca del sueño americano pasa por Guatemala; es un embudo que por su posición geográfica afecta al país y a la región”.

Asimismo, Guatemala sufre las amenazas del crimen organizado transnacional y sirve de escala en el tránsito de drogas con destino a los EE. UU. Según su Informe Internacional de Control de Narcóticos 2018, el Departamento de Estado de los EE. UU. estima que en 2017 más de 1400 toneladas de cocaína fueron contrabandeadas por Guatemala por vía marítima.

De acuerdo al Ministerio de la Defensa, en lo que va de 2018, las fuerzas navales del Ejército de Guatemala y las operaciones conjuntas con países amigos lograron interceptar más de 5700 kilógramos de cocaína en territorio guatemalteco, valorada en unos US $78 millones en el mercado internacional.

Nueve batallones de reserva del Ejército de Guatemala se movilizaron el 31 de marzo para reforzar las tareas de seguridad en las fronteras. (Foto: Ministerio de la Defensa de Guatemala)

“El Ministerio de Gobernación [de Guatemala] tiene una excelente relación con el Ministerio de la Defensa a través de las cuales estamos cooperando en acciones y procesos de interdicción de ilícitos a nivel terrestre, naval y de muy corto plazo aéreo también”, dijo Enrique Degenhart, ministro de Gobernación de Guatemala. “Tenemos apoyo de la comunidad internacional que potencializa las capacidades que tiene nuestra institución para poder realizar un mejor trabajo en ese sentido”.

Nuevo enfoque del Ejército

Los soldados que participan de misión estratégica eran parte de los batallones de reserva dedicados a tareas de patrullaje junto a la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala. Pero una marcada reducción en la tasa de homicidios nacional —la Policía registró 26.1 muertes violentas por 100 000 habitantes en 2017, comparadas a 47 en 2006—permitió el cambio de enfoque de las tropas.

“El Ejército siempre tuvo la disponibilidad de ayudar en las tareas de seguridad que le fueron encomendadas”, declaró el presidente de Guatemala Jimmy Morales en una ceremonia que anunció el cambio a inicios de abril. “Nos corresponde desplegar los batallones de reserva ya que tenemos amenazas grandes”, agregó el presidente.

Respaldo continuo

En total, cuatro brigadas guatemaltecas recibieron unidades: la Segunda Brigada de Infantería a cargo de los departamentos fronterizos con Honduras y Belice y la Tercera Brigada de Infantería responsable por los departamentos que abarcan El Salvador. Soldados también desplegaron a la Brigada Especial de Operaciones de Selva del departamento norteño de Petén, limítrofe con México y Belice; y la Brigada de Operaciones para Montaña con sede en el departamento sureño de San Marcos, cerca de México.

Las tropas guatemaltecas fronterizas cuentan con fuerzas de tarea interinstitucionales conformadas por elementos militares y policiales de Guatemala y de los países vecinos. Entre ellas, se incluyen la Fuerza de Tarea Maya Chortí, con El Salvador; la Fuerza de Tarea Xinca, con Honduras; y la Fuerza de Tarea Tecún Umán, con México.

“Otro actor que se está reforzando es el Comando de Fuerza Especial Naval [del Ejército] por la actividad que presenta el crimen organizado”, concluyó el Cnel. Pérez. “Se va a reforzar la seguridad en puertos, aeropuertos, áreas protegidas, infraestructura… [y] está por abrirse una nueva fuerza de tarea en el norte del país”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 3
Cargando las Conversaciones