Militares de Guatemala y EE. UU. aúnan esfuerzos tras erupción de volcán

Las Fuerzas Armadas de Guatemala y los EE. UU. trabajan codo con codo levantando casas de los damnificados del volcán de Fuego.
Jennyfer Hérnandez/Diálogo | 14 agosto 2018

Respuesta Rápida

Militares estadounidense desplegados con SPMAGTF-SC trabajan junto a sus homólogos guatemaltecos para levantar casas tras el desastre del volcán de Fuego. (Foto: Ejército de Guatemala)

Unidades de las Fuerzas Armadas de los EE. UU. se unieron al proyecto de construcción de casas liderado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Guatemala. Las viviendas albergarán a cientos de damnificados del volcán de Fuego.

El Gobierno de Guatemala inició el proyecto de construcción a finales de junio con el apoyo de la fundación TECHO, una organización latinoamericana no lucrativa dedicada a construir viviendas de emergencia. Infantes de marina y elementos de la Marina de los EE. UU. desplegados con la Fuerza de Tarea Marina Aeroterrestre de Propósito Especial-Comando Sur (SPMAGTF-SC, en inglés), se juntaron a los esfuerzos a inicios de julio.

“Nuestra misión es doble: Primero, es dar apoyo a los esfuerzos de los guatemaltecos en la construcción de refugios para las personas desplazadas tras la erupción del volcán de Fuego”, dijo el Capitán del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. David Andrews. “La segunda parte de la misión es ayudar a reforzar la alianza con la nación anfitriona, compartir recursos y aprender uno del otro”.

Albergues de Transición Unifamiliares

Un total de 250 viviendas, conocidas como Albergues de Transición Unifamiliares (ATU), fueron construidas en la finca La Industria, departamento de Escuintla, y 46 en el municipio de Alotenango, departamento de Sacatepéquez. Cada uno de los ATU de 6 metros de ancho por 12 metros de largo, construidos de madera con techo de lámina plástica, cuenta con compartimientos para albergar a cuatro familias. El Gobierno de Guatemala anticipa entregar los ATU a las familias afectadas tan pronto como estén listos.

“Si el flujo de material sigue óptimo como hasta ahora y si no hay contratiempos, creemos que en la primera semana de agosto estarían completas las construcciones”, dijo el Coronel Oscar Pérez Figueroa, jefe de la Dirección General de Prensa del Ministerio de la Defensa de Guatemala. “Tendrán áreas comunes como las duchas, baños y la cocina”.

Esfuerzo combinado

Cientos de elementos del Ejército de Guatemala, entre unidades del Cuerpo de Ingenieros, Segunda Brigada de Infantería, Brigada Militar Mariscal Zavala y Brigada de Policía Militar, participan del proceso de construcción de los ATU. Con los materiales entregados por el Ministerio de Desarrollo Social de Guatemala y organizaciones caritativas regionales, los militares se dedicaron a alistar al terreno, mezclar el cemento, instalar las paredes, tuberías y demás elementos.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Guatemala lidera el proyecto de construcción de más de 200 albergues temporales para los damnificados del volcán de Fuego. (Foto: Ejército de Guatemala)

“Nosotros fuimos la primera institución, junto con los cuerpos de socorro, en llegar y asistir a los vecinos tras la explosión”, comentó el Cnel. Pérez. “Después de eso pusimos a disposición a todos nuestros elementos para realizar diversas tareas. Luego, empezó la fase de reconstrucción en donde uno de los principales trabajos que hacemos es la construcción de estos albergues”.

Elementos de SPMAGTF-SC, conformado mayormente por infantes de marina reservistas con una gran variedad de especialidades, brindan sus conocimientos en ingeniería, carpintería y sistemas eléctricos, entre otros. El respaldo de SPMAGTF-SC, desplegado a mediados de junio para una misión de seis meses en países de Centroamérica, continúa el apoyo de las Fuerzas Armadas de los EE. UU. a sus homólogos guatemaltecos tras el desastre del volcán.

Mientras la construcción de los albergues avanzaba, oficiales encargados del proyecto se enfocaron en los últimos detalles. “Habrá una cometida de luz pública y estamos decidiendo si se trabaja con paneles solares o baterías”, detalló el Cnel. Pérez. “Como estos hogares son temporales, los servicios básicos deben ser fáciles. Lo mismo para los drenajes que en este caso son fosas sépticas con servicio de extracción”.   

El trabajo ha sido arduo, interrumpido de vez en cuando por las lluvias, pero satisfactorio, comentó Antonio de la Roca, director social de TECHO, quien movilizó a 400 voluntarios para la construcción de los albergues. “Estas personas lo perdieron todo, así que decidimos dar nuestro granito de arena para mejorar sus condiciones”, dijo De la Roca. “Nuestro compromiso es brindar una solución urgente. Creo que vamos en tiempo récord”.

Viviendas temporales dignas

El volcán de Fuego, ubicado a unos 50 kilómetros al sureste de Ciudad de Guatemala, hizo erupción el 3 de junio, cobrando la vida de 156 personas y afectando a casi 2 millones de personas más. Según los últimos datos de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (CONRED), unas 12 800 personas de las comunidades ubicadas en las faldas del volcán fueron evacuadas. El desastre que sacudió a Guatemala fue la segunda erupción más violenta en la historia del país.

“La última erupción del volcán de Fuego fue en 1974, y no había esa cantidad de gente como ahora”, explicó el Cnel. Pérez. “Tras la explosión hubo un cambio demográfico, donde antes había montaña, ahora hay barrancos. Esto es único en la historia de Guatemala y por eso se decidió realizar estos albergues”.

La Unidad de Desarrollo de Vivienda Popular del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda de Guatemala, se encarga de asignar las familias a las respectivas viviendas. A inicios de agosto, pobladores de la comunidad San Miguel Los Lotes, departamento de Escuintla, quienes sufrieron los peores daños, fueron trasladados a algunos de los ATU que les servirán de hogar por unos 12 meses, mientras se planifica la construcción de las viviendas definitivas.

“Cada semana se mantiene una reunión con los integrantes de la mesa multisectorial que le da seguimiento de la situación a las familias”, concluyó David De León, vocero de CONRED. “Estamos esperando que todos los servicios estén al 100 por ciento, porque la idea es que tengan un lugar digno para poder vivir temporalmente”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 3
Cargando las Conversaciones