Guatemala impulsa reformas a la ley de minería actual

Guatemala Pushes for Reforms to Current Mining Law

Por Dialogo
junio 17, 2013



CIUDAD DE GUATEMALA — Varios congresistas guatemaltecos están impulsando reformas a la polémica ley de minería de su país en un intento por evitar nuevos enfrentamientos entre las compañías mineras y los residentes locales.
La iniciativa llega después de que el gobierno declarase un estado de emergencia en cuatro municipios al este de la Ciudad de Guatemala en mayo, después de varios días de protestas violentas en una mina de plata, con un saldo de dos muertos.
La ley de minería actual fue aprobada en 1997, pero algunos políticos y académicos dicen que está obsoleta. Aunque se ha intentado modificarla varias veces, la ley aún permanece en su forma original.
El pasado mes de octubre, el Ministerio de Energía y Minas presentó ante el Congreso de Guatemala una propuesta de 34 modificaciones a la ley actual, que incluían reformas sociales, económicas y ambientales. Sin embargo, el Congreso aún no ha aprobado la propuesta, y el conflicto entre las compañías mineras y los residentes locales se sigue intensificando.
“La ley de minería actual no se considera eficiente, y las reformas siempre han sido necesarias”, dijo José Miguel de la Vega, viceministro de minería e hidrocarburos de Guatemala. “La propuesta no solamente permitirá la minería técnica y razonamiento desde el punto de protección ambiental, sino que también fortalecerá los mecanismos de control y los impuestos del estado para las compañías mineras”.
La minería se ha convertido en un gran negocio en Guatemala en los últimos años, y ahora representa el 2 por ciento de PIB. Sin embargo, la ley actual de minería del país establece que las compañías sólo necesitan pagar el 1 por ciento de sus utilidades a las comunidades locales, lo que ha culminado en enfrentamientos con municipios y fuertes críticas de grupos de presión internacionales.
En enero del 2012, el ministro de energía y minas, Erick Archila, implementó un acuerdo voluntario de regalías donde se alentaba a las compañías mineras a incrementar el porcentaje de utilidades que pagan tanto a las comunidades de los alrededores como al estado.
Goldcorp, la mayor mina de oro de Guatemala, produjo 382.400 onzas de oro en el 2011, ganando $607 millones. La compañía firmó el acuerdo de manera voluntaria, lo que significó que pagó un 5 por ciento adicional en regalías.
“Esto es un progreso importante, ya que países como Perú y México reciben menos o ninguna regalía [de la minería]. Con la reforma propuesta, el pago de regalías ya no será un acuerdo voluntario, será la ley”, comentó de la Vega.
Las reformas propuestas incluyen proporcionar más información a las comunidades acerca de los proyectos antes de la aprobación de los permisos de minería, otorgar al gobierno el poder de suspender o imponer multas por exploración ilegal y aumentar los impuestos a las compañías mineras.
“Es muy importante que las regalías se distribuyan directamente para cubrir agua potable, limpieza ambiental, servicios de salud, educación e infraestructura de la comunidad”, agregó de la Vega.
Guatemala recibe actualmente 200 millones de quetzales ($25,5 millones) de la industria minera. Sin embargo, se calcula que esa cifra llegará casi a duplicarse en el futuro.
“Goldcorp continúa apoyando los esfuerzos del gobierno para promulgar una nueva ley de minería, la que consideramos que creará un marco racional y transparente para hacer negocios en el país”, indicó una vocera de Goldcorp.
Aunque el presidente guatemalteco Otto Pérez Molina ha presentado las reformas nuevamente este año, aún no se sabe cuándo se realizarán. Los cambios constitucionales requieren una votación de dos tercios en el congreso de 158 miembros donde el Partido Patriota del presidente ocupa 63 escaños. “El Congreso tiene su propio programa de trabajo”, expresó de la Vega.
mientras tanto, la golden se seguira enriqueciendo y causando graves daños sobre la salud de los vecinos y trabajadores y ambientales. y de esa miseria de regalias, poco le llega al pueblo, lo mayor se lo embolsan los politicos carruptos.
Share