Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Guatemala tiene una nueva visión militar

Sistema de alto nivel de defensa y gestión encamina a las Fuerzas Armadas de Guatemala hacia un nuevo horizonte.
Geraldine Cook/Diálogo | 14 agosto 2017

El General de División Juan Manuel Pérez Ramírez, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional de Guatemala, está enfocado en modernizar al Ejército de Guatemala para contrarrestar las amenazas de seguridad nacional. (Foto: Geraldine Cook/Diálogo)

El General de División Juan Manuel Pérez Ramírez, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional de Guatemala, cuenta con una larga trayectoria castrense. Con más de 30 años de servicio y un entrenamiento militar consolidado especialmente al servicio de las operaciones de paz y al combate al terrorismo y al crimen organizado, el Gral. de Div. Pérez Ramírez se encuentra enfocado en modernizar al Ejército de Guatemala para contrarrestar las amenazas de seguridad nacional.

El Gral. de Div. Pérez Ramírez conversó con Diálogo durante la clausura del “Seminario Regional Centroamericano para Contrarrestar las Redes de Amenazas Transregionales y Transnacionales”, realizado del 20 al 22 de junio en Antigua, Guatemala. La cooperación de los países del Triángulo Norte, el trabajo interagencial, el tema de género y derechos humanos fueron algunos de los asuntos que el alto jefe militar guatemalteco destacó.

Diálogo: ¿Qué significa para usted y para Guatemala ser el anfitrión de este seminario que analiza el crimen transnacional organizado?

General de División Juan Manuel Pérez Ramírez, jefe del Estado Mayor de la Defensa de Guatemala: Es una extraordinaria experiencia porque como guatemalteco que soy y como oficial del Ejército, es a través de estos seminarios y conferencias que se adquiere una cantidad de experiencias y de lecciones aprendidas. El estar hablando con El Salvador, con Honduras, con México y con las autoridades y los militares cara a cara, frente a frente, es una experiencia muy valiosa. Posterior a estos eventos nos reunimos y hacemos grupos de trabajo para poder revisar las estrategias y generar nuevos mecanismos para poder ser más efectivos. Hay más actividades en las que, como guatemaltecos, hemos sido tomados en cuenta, y todo es prueba de nuestra efectividad. Nosotros tenemos mucha voluntad para trabajar y de estar armonizados con otras naciones como El Salvador y Honduras. La cooperación, la relación que tenemos con México también es extraordinaria, y entonces todo esto nos ayuda mucho y este tipo de seminario nos permite fortalecer y consolidar esas relaciones.

Diálogo: General, usted asumió el cargo en enero de 2016. Tras más de un año y medio, ¿cuáles han sido sus mayores retos?

Gral. Pérez Ramírez: Hemos encontrado muy buenas oportunidades para las Fuerzas Armadas. Hoy día se está trabajando en un nuevo sistema de planificación conocido como Sistema Integrado de Planificación y Gestión de la Defensa (SIPLAGDE). Esta es la visión del Ejército de Guatemala. La visión realmente es un sistema de alto nivel de gestión y básicamente enfila a las Fuerzas Armadas hacia nuevos derroteros con nuevas capacidades, con sus fuerzas de tierra, de aire y de mar fortalecidas para cumplir con su misión constitucional. Esto es muy importante porque nos ayuda a tener las capacidades para participar en nuestra misión constitucional, y aparte de eso, nos ayuda a interactuar con otras instituciones. Es más, nos ayuda y nos va a ayudar a trabajar con otros países de la región. Hoy día sabemos los fenómenos que afectan a nuestros países: el crimen organizado, la narcoactividad, etc. Es necesario que unamos esfuerzos, unamos estrategias para poder contrarrestar estas actividades criminales.

Diálogo: Como jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, ¿cuál es su reto fundamental?

Gral. Pérez Ramírez: El reto es poder contribuir y avanzar en el SIPLAGDE. Este es un sistema apoyado por los Estados Unidos. Nuestro equipo viene trabajando desde hace aproximadamente cinco años, y durante el último año y medio hemos avanzado significativamente. Tenemos muchas expectativas para poder contar con unas Fuerzas Armadas de un nivel que puedan cumplir con su mandato constitucional y pueda extenderse hacia cinco áreas de misión.

Estas áreas de misión son las que definen el SIPLAGDE. La primera es la protección de las fronteras nacionales y la defensa contra las amenazas transnacionales. La segunda tiene que ver con la contribución al desarrollo nacional y la protección de infraestructura crítica. Actualmente se trabaja en proyectos estratégicos en esta área de tal manera que la acción integral interinstitucional pueda ser efectiva en zonas geográficas donde no ha habido presencia del Estado para así complementar las estrategias de seguridad de forma integral. El área de misión tres tiene que ver con el apoyo institucional en el ámbito de seguridad interior. La cuarta tiene que ver con la cooperación dentro del ámbito de gestión de riesgos, defensa civil y del Sistema de Atención a Desastres Naturales. Y el área de misión cinco tiene que ver con las acciones proactivas en apoyo a la política exterior del Estado de Guatemala.

Diálogo: Hábleme de los esfuerzos de cooperación que están realizando los países del Triángulo Norte para combatir las actividades del crimen organizado.

Gral. Pérez Ramírez: Ahora mismo está funcionando un plan que se llama el Plan Fortaleza. Históricamente la porosidad de las fronteras subía y bajaba y no pasaba nada. Este plan posicionó a las fuerzas de seguridad integradas en esa porosidad. Hemos compartido esa experiencia con El Salvador e igualmente con Honduras porque al final son los mismos fenómenos, es la misma frontera. Ha sido muy exitosa esta estrategia de seguridad y queremos replicarlo. Este mismo plan de seguridad fronteriza queremos replicarlo con México. Hay una intención de querer replicar esto juntamente con los otros ministerios y poder ser fuertes en la frontera. Logrando esto, definitivamente, vamos a poder tener fronteras más seguras, vamos a tener mejor control de los ilícitos que atraviesan por esos lugares y efectivamente poder tener unas condiciones de seguridad y de prosperidad mejor en la región.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de la cooperación entre los países amigos para combatir los flagelos de seguridad?

Gral. Pérez Ramírez: Acabo de participar en reuniones en Cozumel, México, en el mes de mayo, en Salvador de Bahía, Brasil, y otras en Houston, Texas, porque definitivamente seguimos analizando las estrategias de seguridad. Quiero resaltar el apoyo de los Estados Unidos en su apoyo a este tipo de actividades para que podemos desarrollar las discusiones y las mesas de trabajo, ya que esto nos trae un resultado muy importante porque al compartirlo con otras instituciones, podemos ser más efectivos a la hora de desarrollar las estrategias de seguridad. Estamos absolutamente seguros y conscientes de que si tenemos la seguridad como una prioridad, posteriormente vendrá la prosperidad.

Diálogo: Las Fuerzas Armadas en Guatemala han abierto campos en el tema de género, ¿Cuáles han sido los resultados obtenidos?

Gral. Pérez Ramírez: Hoy día vemos mujeres trabajando en unidades especiales; por ejemplo, en la Brigada de Fuerzas Especiales Kaibil están trabajando dos mujeres en la brigada de paracaidistas. Ya había habido participaciones pero hoy día ya es con un enfoque y un soporte desde la jefatura del Estado Mayor del Ejército. Y así vamos a ir extendiendo esta participación. Ya tenemos una mujer en un puesto importante en la unidad humanitaria de rescate. Nosotros sabemos el valor, las calidades y las capacidades que tienen las damas. Es importante resaltar que durante el mes de julio se llevará a cabo la conferencia “Mujeres en la profesión militar y seguridad 2017”, que contará con la participación de 18 países y el apoyo del Comando Sur. Nos acompañará su comandante, el Almirante [de la Armada de los EE. UU.] Kurt W. Tidd.

Diálogo: ¿Qué avances han hecho las Fuerzas Armadas de Guatemala en el tema de los derechos humanos?

Gral. Pérez Ramírez: Recuerdo que tuve una capacitación en el Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad, en Fort Benning, y como parte de ese entrenamiento hubo un curso que se llamaba “Instructor de instructores en derechos humanos”. En ese entonces tenía el grado de mayor y desde esa época he tenido como base la práctica y la difusión de los derechos humanos al interior de las filas del Ejército. Como jefe de las Fuerzas Armadas, hoy día los derechos humanos son una guía transversal para nosotros. Los derechos humanos y su respeto están presentes en los centros de educación y en los centros cívico-militares que tenemos en la Escuela Politécnica. Sabemos que las sociedades democráticas son cada día más fuertes en cuanto al respeto de los derechos humanos. Como Fuerzas Armadas no somos la excepción. En los centros de educación, en las brigadas militares, en los lugares donde se encuentran tropas está siempre presente el tema de la educación en este campo de derechos humanos.

Diálogo: El Ejército de Guatemala y la Policía Nacional Civil han venido trabajando juntos para la protección del a ciudadanía. ¿Continuará este tipo de relación hacia el futuro?

Gral. Pérez Ramírez: Desde el año pasado, en base a una orden presidencial, hemos venido trabajando para reducir nuestra participación en la seguridad ciudadana, de seguridad militar con apoyo a la Policía Nacional Civil. Hoy día ya vamos por la segunda fase. Para finales de este año se terminará el apoyo a la seguridad ciudadana, el apoyo de soldados a los policías. Para nosotros es algo muy importante porque vamos a tener más recursos para emplearlos en esas cinco áreas de misión mencionadas anteriormente. Es algo muy importante que se decidió en el Consejo de Seguridad. Vemos y notamos que hoy día la Policía Nacional Civil ha tomado y recuperado capacidades históricas y esto para nosotros es muy alentador ya que cada institución juega el rol que le corresponde.

Diálogo: General, ¿le gustaría agregar algo sobre la importancia de trabajar en equipo entre países para combatir el crimen internacional?

Gral. Pérez Ramírez: Sí. Los criminales tienen redes ilegales y con esas redes ilegales no tienen fronteras ni límites. Nosotros tenemos redes legales en el Estado. Este tipo de conferencias, este tipo de reuniones nos ayuda a fortalecer nuestras redes legales para combatir redes ilegales. En la medida en que más nos sigamos reuniendo, sigamos compartiendo estrategias, vamos a ser más fuertes, vamos a tener más confianza entre nosotros y vamos a poder combatir de manera más efectiva a las amenazas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 45
Cargando las Conversaciones