Los gobiernos necesitan una presencia más marcada en los medios sociales para poder contrarrestar la propaganda terrorista

Governments Need a Stronger Presence on Social Media to Counter Terrorism Propaganda

Por Marcos Ommati/Diálogo
septiembre 30, 2016

Yahoo! anunció el pasado 22 de septiembre, que, hace dos años, piratas informáticos se habían robado la información de cuenta de por lo menos 500 millones de usuarios, lo que hace de ello la más grande intrusión en la red de computadoras de una empresa hasta la fecha Ese mismo día, los piratas informáticos publicaron cientos de mensajes de correo electrónico con información detallada sobre las agendas diarias, minuto por minuto, y los movimientos precisos de Joe Biden, Vicepresidente de los Estados Unidos, Michelle Obama, la Primera Dama y Hillary Clinton, la Secretaria de Estado durante recientes eventos de recaudación de fondos de campaña política, así como eventos políticos oficiales. Según reportó el diario The New York Times, los correos electrónicos incluían los nombres y números de los teléfonos celulares de varios agentes del servicio secreto, plantillas con los nombres y números de seguro social de contribuidores a campañas políticas, así como presentaciones de PowerPoint con indicaciones detalladas sobre funcionarios como por ejemplo, el desplazamiento del Vicepresidente Biden para legar a los eventos. Desafortunadamente, noticias como estas se vuelven más comunes cada día. La Conferencia de Seguridad Global 2016: las Américas abordan amenazas de seguridad, se centró en dos temas principales: los delitos cibernéticos y el terrorismo. El evento fue patrocinado por la Organización Internacional de Seguridad e Inteligencia International (IOSI, por sus siglas en inglés), fue celebrado en Kelowna, Columbia Británica, Canadá, del 15 al 16 de septiembre con la participación de miembros de las fuerzas militares, policía, fuerzas del orden público y otras autoridades de Canadá, Estados Unidos, Sud y Centroamérica, y el Caribe. Tácticas narcoterroristas Después de que el presidente de la IOSI, Johan Obdola, y el presidente de la conferencia, Peter Tarlow, hicieran sus discursos de apertura, se unieron al General de División (jub.) Shlomi Michael, antiguo comandante de la Unidad Antiterrorismo de la Policía de Israel, y a Adam Blackwell, secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos en un panel de discusión sobre el terrorismo, el crimen transnacional, el turismo y la seguridad, y el narcoterrorismo. Ellos ofrecieron una reseña general sobre cómo el terrorismo y el crimen transnacional se vuelven más y más relacionados, y cómo los narcotraficantes ahora usan tácticas terroristas para hacer sus negocios ilegales. Peter Tarlow, quien se especializa en el impacto del delito y el terrorismo sobre la industria del turismo alrededor del mundo, profundizó sobre el tema del turismo y la seguridad. Les recordó a todos aquellos presentes que el terrorismo ha existido desde el año 66 d.C. con los sicarii (del griego sikaroi que significa "hombres con dagas") palestinos, cuyas actividades "los clasificarían de terroristas". Sin embargo, para los especialistas alrededor del mundo, el terrorismo se convirtió desde hace pocos años, en el tema de seguridad más prominente de principios del Siglo XXI. Una industria de US$7,7 billones Según Tarlow, los atentados perpetrados en contra de atracciones turísticas o edificios estratégicos, como las Torres Gemelas de Nueva York en 2001, están destinados a trastornar la industria del turismo de esos países. "En la actualidad, el turismo es el sector que emplea al mayor número de personas. Es una industria que genera US$ 7,7 billones anuales alrededor del mundo, así que hacerle daño a este sector tiene sentido para los terroristas porque eso afecta directamente a todas las áreas de la economía del país en particular". Luego, el Gral. de Div. Shlomi habló sobre las tácticas y estrategias utilizadas por su país para combatir el terrorismo. Les mostró a los participantes tomas de vídeo con imágenes muy gráficas de ataques terroristas que han sucedido en Jerusalén y otras ciudades de Israel en años recientes. "Se puede lidiar con el terrorismo de varias maneras distintas pero, en mi opinión, la manera de derrotar a los grupos que están reclutando a nuestros jóvenes para que luchen por causas de terror es mediante el uso de los medios sociales. Todos tenemos que hacernos expertos en este tema; de otro modo, será una batalla perdida", puntualizó. El primer día concluyó con la presentación de Obdola sobre la lucha contra el crimen organizado transnacional en Centro y Sudamérica, así como el Caribe. La Fundación John Norman Lindley La Fundación John Norman Lindley fue uno de los patrocinadores principales de la conferencia. Su presidente, Roxanne Lindley, estuvo presente en los atentados terroristas de París, Francia, y Bruselas, Bélgica, en 2015 y 2016. "Yo estuve, desafortunadamente, presente en París y Bruselas cuando la población y los turistas fueron blanco de atentados terroristas [en noviembre de 2015 y marzo de 2016, respectivamente]. Por eso, cuando me enteré de que los organizadores de la Global Security Conference estaban buscando un lugar en Canadá, pensé que era pan comido que la celebráramos aquí [en Okanagan Valley/Kelowna, Columbia Británica], ya que la meta principal de este evento es intentar generar ideas para que todos nosotros podamos vivir en un mundo más pacífico", dijo ella durante la apertura del segundo día de charlas. Delitos cibernéticos El panel final titulado Cómo abordar problemas cibernéticos en ciudades inteligentes y ciudades seguras: elevación del nivel de colaboración y prevención, incluyó a un grupo de expertos que comunicó ideas muy interesantes sobre las amenazas más grandes que actualmente enfrentan las ciudades y empresas alrededor del mundo: los delitos cibernéticos. En el panel participaron el Sargento Cory Dayley y el inspector Ryan Jepson, ambos de la sección de operaciones técnicas en la Unidad Cibernética/Forense del Servicio de Policía de Calgary; Dan Swartwood y Bessie Pang, presidente y directora Ejecutiva (respectivamente) de la Sociedad de Control Policial del Espacio (POLCYB, por sus siglas en inglés); y fue presidido por Scott Warren, socio de la empresa Squire Patton Boggs (Japón) y secretario de la POLCYB. "La naturaleza del delito cambió de manera significativa con la Internet", manifestó Warren al inicio de la discusión. "En el pasado, si usted se dedicaba a robar bancos, solía ir al banco, sacar una pistola y golpear a alguien por la cabeza; o sea, usted tenía una presencia física que podía rastrearse. Ahora, un delincuente cibernético puede pasar por 50 direcciones de IP en un instante y estar en cualquier lugar". Al hacer enfoque en las ciudades inteligentes, en las que los dispositivos de energía, semáforos e instalaciones de tratamiento de aguas están todos conectados y controlados en línea, el panel pintó una escena sombría en caso de un ataque cibernético. "Independientemente de cuán fantástica, eficiente y futurista sea una ciudad inteligente, toda esa tecnología presenta algunos riesgos alarmantes. Un lugar importante como Manhattan podría quedar paralizado en un instante si el control central de la ciudad fuera pirateado", dijo Swartwood. ¿Pero por qué es eso siquiera posible? Según el experto: "Es difícil para las personas captar el hecho de que hay una gran diferencia entre la computadora que tienen en su escritorio y el sistema que opera la planta de tratamiento de aguas que canaliza el agua a la ciudad y su casa porque esos sistemas son de largo plazo; es decir, fueron construidos para durar varias décadas, mientras que su computadora fue diseñada para durar tres años". En las palabras de Swartwood: "Muchos de estos sistemas fueron diseñados para durar 50 años. La mayor parte del hardware no tiene seguridad virtual porque no se había pensado en eso cuando esos sistemas fueron diseñados, algunos de ellos hasta hace 60 años. Lo único que prácticamente se puede hacer es lo que denominamos "remplazar con montacargas" con lo que se remueve la parte afectada y se instala un equipo nuevo. No hay parchos o arreglos como los que empresas como Microsoft ofrecen para su computadora en casa o en el trabajo". Pang estuvo de acuerdo. "Todavía con el mejor de los monitoreos, las empresas con frecuencia ni siquiera saben que han sido pirateadas. Básicamente, todo lo que está en línea ahora es vulnerable", concluyó. Al concluir, quedo claro para los participantes que, a fin de contrarrestar las nuevas amenazas, la colaboración e integración regional entre agencias del orden público, agencias de seguridad pública y socios de inteligencia es de suma importancia. Lindley puntualizó que si deseamos vivir en un mundo más pacífico es extremadamente importante desarrollar un mapa geopolítico global del terrorismo, el crimen transnacional y otras amenazas de seguridad relacionadas a fin de promover la educación y capacitación en asuntos de antiterrorismo y seguridad global.
Share