• Home »
  • Uncategory »
  • Government To Intensify Bombings Against FARC’s Military Chief In Retaliation ‎For Attack

Perú y Tailandia Colaborarán En Proyectos De Sustitución De Cultivos De Droga

Por Dialogo
enero 28, 2009

Los gobiernos de Perú y Tailandia han acordado crear cauces de colaboración para compartir ideas y proyectos relacionados con la sustitución de plantaciones de droga por cultivos alternativos, informaron hoy fuentes oficiales. "Queremos sumar esfuerzos y experiencias en los trabajos de sustitución de plantaciones de droga por cultivos alternativos, así como del desarrollo social y económico de los campesinos", señaló a Efe el presidente ejecutivo de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (DEVIDA) de Perú, Rómulo Pizarro. Una delegación peruana de la DEVIDA se encuentra en Tailandia desde el 20 de enero con el objetivo de estudiar los proyectos que han logrado la erradicación casi completa de las plantaciones de opio en el país asiático. Una representación oficial de Tailandia visitará Perú en junio para estudiar las iniciativas de lucha contra los cultivos ilegales de coca y la promoción del comercio justo entre las comunidades indígenas. "El Gobierno peruano está trabajando en la prevención, la erradicación y el desarrollo alternativo para ayudar a los campesinos a abandonar el cultivo de hoja de coca", precisó Pizarro. En su opinión, el subdesarrollo es uno de los factores principales que convierten a los campesinos en víctimas del narcotráfico. La delegación peruana, que también incluye al gerente de desarrollo alternativo de DEVIDA, Fernando Rey, ha visitado los proyectos de desarrollo sostenible de la fundación Mae Fah Luang en la provincia de Chiang Rai, al norte de Tailandia. Rey y Pizarro, que también se reunieron con el ministro de Justicia tailandés, Pirapan Salirathavibhaga, regresarán a Perú esta semana. Desde finales de los años 80, la fundación tailandesa ha ayudado a reciclarse a miles de campesinos que se dedicaban al cultivo de la adormidera, de donde se extrae el opio y la heroína. "Nos ha parecido muy interesante la creación de la cadena de cafeterías 'Doi Tung', gestionadas directamente por los propios campesinos y que contribuyen a la creación de riqueza", apuntó Pizarro. El presidente de DEVIDA señaló que los campesinos tailandeses, además de controlar todo el proceso desde la producción hasta la venta final, fomentan la venta de otros productos locales, como la cerámica o el textil. "Es la mejor forma de asegurar que estas comunidades no vuelven a caer en el cultivo de droga, que en realidad los hunde más en la pobreza, como está demostrado", precisó el peruano. La creación de buenas infraestructuras y comunicaciones ha facilitado la incorporación de los antiguos cultivadores de adormidera a la economía lícita. "Debido a la complejidad geográfica de Perú, las comunicaciones con las zonas rurales son todavía insuficientes", manifestó Rey, quien también se refirió al daño ecológico que provocan las plantaciones ilícitas de coca. "Para el cultivo de una hectárea de coca, los narcotraficantes sacrifican tres hectáreas de bosque virgen. El consumo de cocaína contribuye directamente a la deforestación de la selva", manifestó el gerente de DEVIDA. Los proyectos de desarrollo sostenible del organismo peruano han logrado desde el 2006 sustituir hasta 80.000 hectáreas de cultivo de coca por palmito, cacao, palma o café orgánico, del que el país andino es el principal productor mundial. Sin embargo, todavía 2,5 millones de hectáreas de bosque tropical, superficie equivalente a Israel, ha desaparecido debido a la acción del narcotráfico. El cultivo ilegal de coca, que supone el 92 por ciento del total, ocupa una superficie de 53.000 hectáreas en Perú, donde la producción aumentó el año pasado un 4 por ciento. El país andino, el segundo productor de cocaína del mundo, también ha experimentado un alarmante aumento del consumo, con más de 25.000 estudiantes que se inician cada año en la cocaína.
Share