Gobierno interino de Venezuela solicita la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR)

Gobierno interino de Venezuela solicita la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR)

Por Ricardo Guanipa D’erizans / Diálogo
septiembre 25, 2019

En 2012 Venezuela se retiró del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR, también conocido como el Tratado de Rio) que sirve de escudo defensivo a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA). La Asamblea Nacional de Venezuela, bajo el liderazgo del presidente interino Juan Guaidó, aprobó en julio de 2019 el regreso del país al TIAR para fortalecer la cooperación con los países de la región y elevar la presión contra el régimen de Nicolás Maduro. El 9 de septiembre, la delegación de Venezuela ante la OEA solicitó activar el TIAR.

El TIAR fue fundado en 1947 como un sistema de ayuda militar entre los estados miembros de la OEA (35 países miembros en 2019) en el caso de un ataque de una fuerza extranjera un país de la región.

Para saber más sobre el tema, Diálogo conversó con Gustavo Tarre Briceño, embajador de Venezuela en la OEA, en exilio en los Estados Unidos desde 2014 después de ser acusado de planificar un golpe en contra Maduro.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de activar el TIAR para ejercer presión sobre el régimen de Maduro?

Gustavo Tarre Briceño, embajador de Venezuela en la OEA: El TIAR constituye en completar la reinserción de Venezuela en el sistema interamericano que abandonó Venezuela. El primer logro de la administración del presidente interino Juan Guaidó fue que Venezuela fuera readmitida en la OEA. Luego, la Asamblea Nacional solicitó la ratificación en la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Estamos dando los pasos para convocar al órgano de consulta del TIAR a efectos de tomar medidas para ayudar a restablecer la paz en la región que está en peligro por culpa del régimen de Nicolás Maduro.

Diálogo: ¿Cuáles son las medidas específicas que se podrían implementar?   

Tarre: Hace falta que la mayoría absoluta de los Estados miembros del TIAR acepten invocar el tratado, y para eso hace falta que 10 países lo apoyen. Luego, para sesionar, hace falta el visto bueno de 13 países; y para tomar una decisión, hacen falta los votos de 13 países. Entonces lo que se trata es de construir una decisión colectiva. La gente piensa que como la mayoría de los países miembros del TIAR han reconocido la legitimidad de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, ya eso es pan comido o que todo está listo, pero no es así. Cada país tiene sus intereses y sus problemas, por eso se trata de construir una coalición y en eso estamos, hablando país por país. Hay países obviamente que nos ayudan, como Colombia, Estados Unidos o Brasil, de armar ese entendimiento continental en defensa de la democracia venezolana. En hechos concretos, por ejemplo el artículo 8.º del TIAR contempla una serie de medidas concretas de asistencia reciproca que van desde lo diplomático, y económico [hasta lo] militar. En este momento estamos buscando convocar al órgano en consulta y llevar todos los expedientes que hemos armado que tienen que ver con la injerencia cubana en Venezuela, la crisis migratoria, y el narcotráfico, con la presencia de bandas narcoterroristas guerrilleras en territorio venezolano. Todo ello constituye una amenaza contra la paz de la región y evidentemente esa amenaza es mucho más directa para ciertos países.

Diálogo: ¿Qué más debe o puede hacer la OEA para ejercer presión sobre el régimen de Maduro?

Tarre: La OEA es un organismo internacional que ha venido tomando decisiones muy importantes: reconocer a la representación del presidente interino Juan Guaidó en el seno de la organización es una medida importante, así como el repudio a la creación de una Asamblea Nacional Constituyente y a la farsa electoral donde fue reelegido Nicolás Maduro. Ha expresado su rechazo a la violación de la inmunidad parlamentaria; ha expresado su apoyo muy firme al informe de la alta comisionada de los Derechos Humanos de la Naciones Unidas Michelle Bachelet; es decir, se trata de expresiones de solidaridad política. Las acciones de la OEA van a ser mucho más importantes una vez que cese la usurpación, porque la OEA tiene equipos técnicos muy valiosos en organización de elecciones, supervisión de los procesos electorales, en el restablecimiento de un poder judicial autónomo, y la lucha en contra de la corrupción. En los niveles técnicos en la OEA hay factores que van a ser muy importantes en la reconstrucción de una Venezuela democrática.

Diálogo: Hasta ahora, ninguna medida tomada por la OEA ha cambiado la situación en términos reales en Venezuela. ¿Por qué?

Tarre: El cambio que todos queremos es el cambio del gobierno. ¿Qué si la situación ha cambiado en Venezuela? Ha cambiado muchísimo. Hace tres años solo una pequeña cantidad de países condenaban al régimen de Maduro, en estos momentos una muy cómoda mayoría de los países condenan al régimen de Maduro. Agregaría que no hay ninguno que defienda abiertamente a Maduro. Hay quienes se escudan del principio de la no injerencia en asuntos extranjeros, pero no hay nadie en la OEA que diga que el régimen de Maduro es un gobierno democrático. Desde mi punto de vista la OEA sí ha avanzado, sí ha tenido sus logros.

Share