FUSINA planea adiestramiento de grupos élite

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional de Honduras continúa con éxito el combate al crimen organizado y planea el futuro mientras refuerza a su equipo.
Kay Valle/Diálogo | 25 agosto 2017

Capacitación y Desarrollo

El escudo marítimo en las costas hondureñas será fortalecido con la Fuerza Especial Naval, que actuará como una fuerza profesional certificada para combatir las amenazas. (Foto: Fuerza Naval de Honduras)

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA) de Honduras continúa con el desarrollo de operaciones para consolidarse como la fuerza de tarea estatal de mayor éxito en el combate a la criminalidad. “El trabajo de la institución se ha ido consolidando en el desarrollo de operaciones conjuntas interinstitucionales”, dijo a Diálogo el Teniente Coronel de Justicia Militar de Honduras Santos Nolasco, portavoz de FUSINA. “También para apoyar estas acciones se generó un nueva legislación, que hará la aplicación de la justicia más efectiva”.

Uno de los logros más recientes fue la destrucción de plantíos de coca y marihuana realizada en julio, donde unidades especiales antinarcóticos identificaron, aseguraron y destruyeron centros de producción de drogas. “El operativo ubicó una plantación de coca con una extensión de cuatro hectáreas y otra de 24 hectáreas con plantas de marihuana en el departamento de Colón, ambas ya destruidas”, informó el Tte. Cnel. Nolasco. “También se aseguraron 20 hectáreas [sembradas] de marihuana en el departamento de Olancho”.

“Los grupos organizados que se dedican a la distribución y venta de narcóticos siempre estarán en constante evolución y dispuestos a ampliar sus negocios ilícitos”, aseguró Edgardo Mejía, analista de seguridad y catedrático de la Universidad Nacional de la Policía de Honduras. “El narcotráfico extendió el tipo de operaciones que realiza en territorio hondureño. El territorio pasó de ser un lugar de trasiego y lugar de blanqueo de activos a ser considerado un sector geográfico para producir la droga”, dijo.

Equipo y entrenamientos

La adquisición de material tecnológico y armamento son el claro ejemplo del esfuerzo que el país centroamericano hace en el combate al crimen organizado y al narcotráfico. “Honduras poco a poco va adquiriendo nueva tecnología para fortalecer a sus Fuerzas Armadas”, dijo el Tte. Cnel. Nolasco. “Esta es aplicada en el escudo terrestre, en el escudo naval y en el escudo aéreo para combatir el narcotráfico y todo el accionar de la delincuencia común y organizada”.

De acuerdo con el Informe Anual de Drogas 2016 del Departamento de Estado de los EE.UU. (https://www.state.gov/j/inl/rls/nrcrpt/2016/), la gran mayoría de la cocaína que transita por Honduras llega por vía marítima. “La región caribeña de Honduras sigue siendo una zona de aterrizaje principal para el tráfico marítimo de transporte de drogas y vuelos no comerciales”.

Plantíos de coca y marihuana producidos en lugares remotos de Honduras fueron destruidos por FUSINA en julio. (Foto: Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional)

Es por esto que, en el marco de la Operación Morazán, fueron llevados a cabo entrenamientos preparados por especialistas de las Fuerzas Armadas de Honduras, con la cooperación de países amigos. Un ejemplo ocurrió en junio, en el Centro de Adiestramiento Naval, ubicado en la bahía de Trujillo, donde un grupo de 255 oficiales y suboficiales hondureños recibieron entrenamiento élite, brindado por instructores especializados de las marinas de los EE. UU., Colombia y Chile.

“El objetivo de los entrenamientos, además de elevar el apresto operacional y el adiestramiento del personal de la fuerza naval en el combate a la narcoactividad y otros ilícitos, será fortalecer y dotar de elementos a la Infantería de Marina y la creación de una nueva fuerza equiparable a las fuerzas especiales del Ejército”, afirmó a Diálogo el Capitán de Navío (DEM) Héctor Manuel Tercero López, jefe del Estado Mayor Naval de Honduras. “La Fuerza Especial Naval será esa nueva fuerza que fortalecerá el escudo marítimo y se espera que estará funcionando a toda su capacidad a finales de 2017”.

Al igual que en otros países, actuará como una fuerza profesional certificada que combatirá las nuevas amenazas. “Lo más importante será que los oficiales harán el efecto multiplicador”, expresó el Cap. de Nav. Tercero. “De lo aprendido entrenarán tropa [élite], para fortalecer el escudo marítimo implementado en las costas”.

Proyección al futuro

“Hay objetivos claros en el plan estratégico de combate al narcotráfico, tráfico de armas, de personas y el accionar delictivos de maras y pandillas, entre otros”, dijo el Tte. Cnel. Nolasco cuando proyecta el futuro de FUSINA. “Sin embargo el objetivo a corto plazo que se pretende lograr es que en 2017, en el territorio nacional se reduzca considerablemente el índice de homicidios por cada 100.000 habitantes”.

Por su parte Mejía afirma que la mejora social marca el punto de partida de los logros más significativos, que obtiene la ciudadanía. “Honduras en algún momento fue considerado el país más violento del mundo; eso cambió, se logró la reducción de la violencia y la baja en el índice de homicidios, demostrando que la estrategia del trabajo en equipo funciona”, dijo. Agregó que la evolución como fuerza de tarea conjunta interinstitucional, radicará en no perder la continuidad de los programas de especialización y formación; y que no debe cesar el reclutamiento de personal para hacerla crecer.

“Todos los elementos que trabajan en conjunto e integran FUSINA –Fuerzas Armadas, Ministerio Público, Policía Nacional, Corte Suprema de Justicia, Migración– reciben adiestramiento permanente”, finalizó el Tte. Cnel. Nolasco. “Esto nos ha permitido, de manera unificada y especializada, combatir la criminalidad nacional y transnacional que afecta a la sociedad hondureña”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 2
Cargando las Conversaciones