Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Interoperabilidad completa, meta principal de jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Brasil

Diálogo habló con el Almirante de la Marina de Brasil Ademir Sobrinho sobre los principales retos que enfrentó como jefe supremo de las Fuerzas Armadas brasileñas, como la ciberdefensa y el combate a delitos interregionales, además de otros temas relevantes.
Marcos Ommati/Diálogo | 6 noviembre 2017

El Almirante de la Marina de Brasil Ademir Sobrinho es el jefe supremo de las Fuerzas Armadas de Brasil. (Foto: Teniente del Ejército de Brasil Maurílio Kelly)

Diálogo: ¿Cuáles son sus prioridades como jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Brasil?

Almirante de la Marina de Brasil Ademir Sobrinho, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Brasil: Sin lugar a dudas es alcanzar la interoperabilidad completa en las operaciones conjuntas de las Fuerzas Armadas. El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas [de Brasil] se creó hace tan solo siete [2010]. En estos pocos años hemos obtenido progresos significativos en la búsqueda de esta interoperabilidad, vamos despacio, pero con pasos firmes. Todavía tenemos un largo camino por delante para alcanzar y aceptar la interoperabilidad completa. Es un camino que depende no solo de conquistar los corazones y las mentes de nuestros integrantes, tanto de las armas individuales como del Estado Mayor Conjunto, sino también del desarrollo de herramientas, de doctrinas y de procedimientos que nos permitan abordar por completo esta prioridad.

Diálogo: ¿Qué hace falta para lograrlo?

Almte. Sobrinho: Hace falta que:

• Entendamos las tradiciones, idiosincrasias y costumbres de cada arma, que poseen sus características arraigadas desde hace casi dos siglos, en el caso de la Marina y el Ejército, y desde hace más de 70 años en el caso de la Fuerza Aérea;

• Hagamos que los integrantes de las armas entiendan que, aunque somos un órgano nuevo que está buscando perfeccionar o incluso modificar procedimientos y costumbres seculares, lo hacemos con el ideal de buscar una evolución en el empleo de las Fuerzas Armadas. El empleo conjunto de las fuerzas armadas es una realidad en el mundo de hoy, y esta es una de nuestras más importantes luchas en el día a día;

• Tengamos macroprocesos logísticos integrados, sin dejar de respetar los procesos intrínsecos de las armas;

• Podamos concluir los estudios sobre “Planificación fundamentada en la capacidad” y la “Reformulación de la política, estrategia y doctrina militares de defensa”, que son documentos imprescindibles para la revisión y actualización del “Plan de articulación y equipos de las Fuerzas Armadas”, de una forma plausible, buscando atender, dentro de una realidad financiera, nuestras necesidades de defensa, en un escenario nacional e internacional en transformación;

• Culminemos el desarrollo de herramientas y de equipos que realmente nos permitan tener una interoperabilidad completa como: la “Radio definida por software”; un enlace de datos propio; sistemas de identificación propios; un sistema de fusión de imágenes y de operación de sensores, lo que también atenderá las necesidades de los demás órganos del Estado, etc.;

• Podamos desarrollar una mentalidad, mediante la elaboración de una doctrina y la adquisición de una capacidad de medicina operativa, que permita una mayor sensación de seguridad y atención a nuestros militares en la línea del frente y que también pueda contribuir con las acciones de defensa civil;

• Incrementemos el empleo de la clasificación en los equipos y sistemas de las Fuerzas Armadas, en especial en los nuevos, y en nuestra industria de defensa y empecemos a adoptar la metodología de la OTAN [Organización del Tratado del Atlántico Norte] en la gestión del ciclo de vida de sistemas.

Diálogo: El tema de la Conferencia Sudamericana de Defensa (SOUTHDEC, por su sigla en inglés) de 2017, realizada en Lima, Perú, fue Enfrentando retos globales. Si hablamos específicamente de Sudamérica, ¿cuáles son estos retos?

Almte. Sobrinho: En la edición SOUTHDEC de 2017 fue unánime la posición en cuanto a la necesidad de que se estrechen los lazos de cooperación en el combate de los delitos interregionales y fronterizos, siendo este un gran reto citado en la conferencia y tema del primero de los tres paneles que trabajaron las delegaciones. Como ejemplos de amenazas interregionales se citaron: la actuación de grupos extremistas, las actividades del narcotráfico, los delitos transnacionales y las redes criminales. El segundo reto que se abordó fue con respecto al papel de las fuerzas armadas en la ciberdefensa de infraestructuras estratégicas. Hay que desarrollar medios para aumentar la conciencia situacional y los mecanismos para reducir las amenazas a las infraestructuras críticas. Adaptarse, encontrar medios de cooperación y redes de informaciones fueron las soluciones señaladas. El tercer y último reto consistió en la participación de las fuerzas armadas en la gestión de desastres y respuesta de los países amigos, que consiste en establecer un protocolo de mecanismo regional para coordinar los pedidos de los países afectados y optimizar la ayuda humanitaria. Cada país debe tener su propio centro de gestión de riesgos y desastres, que posibilite las comunicaciones y las prioridades para atención e interactúe con el centro coordinador general. La importancia de la sinergia de esfuerzos regionales para enfrentar los nuevos retos que involucran a las fuerzas armadas fue un tema constante en los debates.

Diálogo: Hablando de retos, ¿de qué manera afectan las frecuentes contingencias presupuestarias y la previsión de la ausencia de expansión de los gastos del Gobierno Federal, en un futuro cercano, las actividades de las Fuerzas Armadas de Brasil?

Almte. Sobrinho: Sin duda, el control de la expansión de los gastos públicos de la nación afectarán las actividades de las Fuerzas Armadas. Las Fuerzas Armadas ya están elaborando, e incluso, adoptando acciones que buscan mitigar los impactos debidos a sus presupuestos, tales como la la reducción en el número de efectivos y el aumento porcentual de militares temporales; la concentración de las actividades burocráticas y administrativas de organizaciones militares situadas en una misma área; la extinción de unidades militares, etc.

Diálogo: ¿La crisis financiera que atraviesa Brasil podría afectar la realización de ejercicios militares en conjunto con los países amigos de la zona y con los Estados Unidos?

Almte. Sobrinho: Las Fuerzas Armadas prestan especial atención al escenario de crisis financiera por la que está pasando el país y no han escatimado esfuerzos para maximizar el uso de los recursos para adecuarse a la realidad económica. Por ende, la previsión presupuestaria que está afectada por la contingencia de gastos, contempla, aunque sin la magnitud que se desea, la participación de Brasil en misiones con diversos países amigos, lo que incluye a los Estados Unidos, como el ejercicio militar PANAMAX y otras operaciones que se realizan en conjunto con fuerzas armadas de la zona.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de trabajar con otras fuerzas armadas de la zona y con las de los Estados Unidos?

Almte. Sobrinho: Las relaciones internacionales son la base para establecer una confianza mutua, el aumento de las alianzas y el intercambio de experiencias y conocimientos, entre otras. Para el desarrollo de un país y el equilibro en la zona es fundamental que las Fuerzas Armadas de Brasil, como instrumento de apoyo a la diplomacia y de cooperación, trabajen juntas con los países de Sudamérica, buscando la armonía para hacer frente a las amenazas comunes. Los EE. UU. son un aliado estratégico de larga data. Hemos trabajado juntos desde principios del siglo pasado. Fue el primer país que reconoció nuestra independencia. Han contribuido significativamente en el campo de la cooperación, fortaleciendo los lazos de amistad y posibilitando el alcance de los intereses regionales en cuanto al desarrollo y la seguridad.

Diálogo: ¿Por qué es importante que Brasil participe en misiones de paz de las Naciones Unidas (ONU)?

Almte. Sobrinho: La participación de Brasil en Operaciones de Paz bajo el patrocinio de las Naciones Unidas ofrece posibilidades únicas al Estado brasileño, entre las que sobresalen:

La proyección internacional de Brasil, a partir de la cooperación con la ONU, en la búsqueda de la paz y la seguridad internacionales;

El aporte para mitigar el sufrimiento de la población en lugares asolados por tragedias, como terremotos y huracanes, por medio de asistencia humanitaria;

La realización de adiestramiento y desarrollo de la interoperabilidad de las tropas brasileñas con las fuerzas de otros países en situaciones reales;

El perfeccionamiento de los sistemas operacionales, en particular el logístico;

El desarrollo de la doctrina de empleo, la actualización de procedimientos y práctica en trabajos con organismos internacionales y en las operaciones interagenciales; y

El incremento de la capacitación profesional y de la motivación del personal militar mediante la actuación en operaciones reales en el contexto de una misión de paz.

Diálogo: ¿Cuáles son las lecciones principales rescatadas de la participación de las Fuerzas Armadas de Brasil en la Copa del Mundo de 2014 y en las Olimpíadas de 2016?

Almte. Sobrinho: La primera gran lección se refiere a la necesidad de que mantengamos los medios de comando y control actualizados y operativos, y resultó evidente en los dos grandes eventos que su importancia es fundamental para la conducción y la toma de decisiones durante las operaciones. La participación de las Fuerzas Armadas en los grandes eventos citados, posibilitó también la adquisición de experiencia y conocimientos que se podrán aplicar en diversas situaciones en las que se empleen las tropas, con significativas ganancias operativas. Por ende, se pueden observar mejoras en todos los sistemas operacionales, entre los que sobresalen el de comando y control, el de inteligencia y el logístico. Las acciones de protección y de defensa nuclear, química, biológica y radiológica, así como también la defensa cibernética y de prevención y combate a ataques terroristas representan áreas en las que la Defensa ha incorporado avances significativos. Otro gran legado fue la capacidad que se adquirió en interacción y coordinación de las Fuerzas Armadas y las agencias gubernamentales, lo que fue decisivo para el éxito de esos grandes eventos, y sirvió como referencia para futuras operaciones interagenciales.

Diálogo: ¿Cómo ve la participación de las Fuerzas Armadas de Brasil en acciones como las que realizan actualmente en las favelas y en otras zonas críticas de Río de Janeiro?

Almte. Sobrinho: El artículo 142 de la Constitución Federal prevé la misión de las Fuerzas Armadas, especificando que se destinan a la defensa de la patria, la garantía de los poderes constitucionales y, por iniciativa de cualquiera de ellos, de la ley y el orden. El apoyo de las Fuerzas Armadas al estado de Río de Janeiro se debió a la solicitud del Gobierno estatal, con el aval del presidente de la república y mediante el cumplimiento de los dispositivos legales. La actuación de las FF. AA. se integra al Plan Nacional de Seguridad Pública y se caracteriza por el carácter puntual y episódico, en acciones esporádicas, en zonas restringidas, por un tiempo limitado y donde los medios de los órganos de seguridad pública de ese estado sean insuficientes.

Diálogo: ¿Las Fuerzas Armadas de Brasil usan este tipo de acción para promover una concientización mayor sobre los derechos humanos entre sus militares?

Almte. Sobrinho: Las Fuerzas Armadas brasileñas son, desde hace cierto tiempo, la institución de mayor credibilidad del país. Eso se debe al hecho de que la sociedad brasileña entiende que la actuación de las FF. AA. se basa en preceptos legales garantizados por la Constitución Federal. Todos los derechos y deberes que están previstos en la Carta Magna son y siempre serán respetados por cualquier integrante de la tropa. La concientización del militar en el fiel cumplimiento de su misión constitucional es independiente de la operación que se ejecute. El tema de los derechos humanos forma parte del contenido del plan de estudios de las escuelas de formación de las Fuerzas Armadas, y desde temprano los militares, en los diversos niveles jerárquicos, reconocen la importancia del tema. En cuanto a las operaciones de GLO (Garantía de la Ley y el Orden), se establecen reglas de compromiso, dirigiendo la manera de actuar de cada militar y también dimensionando la correcta aplicación de la fuerza, que será usada solamente en última instancia, de una forma proporcional al acto hostil y de acuerdo con los principios establecidos por ley. Todos los militares empleados en acciones de GLO reciben orientaciones en cuanto a tratar a la población con cortesía y respeto, protegiendo la dignidad humana, inclusive de los agentes perturbadores del orden.


Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 30
Cargando las Conversaciones