Fuerzas militares de cinco países se unen contra la narcodeforestación

Fuerzas militares de cinco países se unen contra la narcodeforestación

Por Julieta Pelcastre / Diálogo
septiembre 04, 2019

Autoridades militares de Centroamérica y el Caribe acordaron medidas para la protección y conservación del medio ambiente y recursos naturales, a través de la IX Reunión Especializada del Medio Ambiente, organizada por la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC), en las instalaciones del Comando de Doctrina y Educación Militar de la Fuerza Armada de El Salvador, del 1.º al 4 de julio.

“El tema ambiental es un pilar fundamental y estratégico para nuestra Fuerza Armada. Nuestra responsabilidad es protegerlo, fortalecerlo y conservarlo, ya que el bienestar y la salud de nuestros pueblos, de la región y a nivel mundial, dependen de los recursos naturales”, dijo a Diálogo el Coronel de la Fuerza Aérea Diplomado del Estado Mayor Enrique Alberto García Renderos, jefe del Conjunto VII del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada de El Salvador.

La deforestación es causada por actividades financiadas por el narcotráfico, asegura Mongabay, una Organización no gubernamental (ONG) de California que proporciona noticias sobre conservación y ciencias ambientales. La cocaína originó en los últimos 15 años la “narcodeforestación”, con la pérdida del 30 por ciento de los bosques en Guatemala, Honduras y Nicaragua. Desde el 2001 hasta mediados del 2014 fueron deforestadas en los tres países más de 400 000 hectáreas de bosques para la siembra de cultivos con el fin de blanquear las ganancias del narcotráfico, publica la ONG.

Para contrarrestar el desastre, de 2017 al 2019 El Salvador sembró 250 000 plantas para reforestar casi 600 hectáreas. “Si no tomamos medidas de conservación y uso sostenible de los recursos naturales para apoyar los esfuerzos realizados por cada país, en poco tiempo perderemos un alto porcentaje de nuestra biodiversidad”, destacó el Cnel. García.

En la IX reunión, los oficiales superiores de las fuerzas armadas de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, iniciaron un plan estratégico regional para la creación de una unidad especializada en el medio ambiente. La unidad permitirá proteger las áreas boscosas y su reforestación, según las legislaciones de cada Estado.

“También servirá para dar respuesta inmediata y de manera conjunta a la sofocación de incendios forestales, y dar seguimiento a los adiestramientos comunes combinados que podamos desarrollar para fortalecer la gestión del medio ambiente”, comentó el Cnel. García.

Los participantes acordaron crear un centro de rescate, rehabilitación y liberación de fauna silvestre, y trabajar en la limpieza de aguas frías y lacustres; fortalecer el manejo de semillas forestales en viveros y establecer plantaciones forestales.

Los militares también intercambiaron conocimientos y experiencias sobre los procesos del programa de observaciones aéreas y navales en caso de desastres naturales e incendios forestales, y conocieron el trabajo del Batallón Ecológico del Ejército de Nicaragua contra las amenazas del cambio climático.

“Centroamérica es una de las regiones más afectadas por los efectos del cambio climático mundial, que se agranda con los factores ambientales locales como la deforestación”, declaró a la agencia de noticias EFE el director del Instituto Interamericano para la Investigación del Cambio Global, Marcos Regis Da Silva. Centroamérica hace “esfuerzos excelentes para adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático”, agregó.

Military officials of the Dominican Republic, El Salvador, Guatemala, Honduras, and Nicaragua agree on environmental measures to preserve ecosystems, biodiversity, and natural resources in the region. (Photo: Central American Armed Forces Conference)

En su informe What lies beneath (Que hay debajo), el Centro Nacional para la Restauración del Clima, de Melbourne, Australia, describe al cambio climático como un riesgo existencial para la humanidad, que implica grandes consecuencias negativas irreversibles, como la reducción de la población a nivel global, la extinción masiva de especies, la alteración económica y el colapso social.

“Por ende, las fuerzas armadas tienen un papel importante frente a las consecuencias del cambio climático, al contribuir en el desarrollo de mecanismos de respuesta frente al incremento en la cantidad de huracanes, tornados, olas de calor y sequías”, destacó el Cnel. García

Los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe avalaron la propuesta de El Salvador y los países del Sistema de Integración Centroamericana, para designar el periodo 2021-2030 como la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas; una iniciativa respaldada por los 192 países que conforman la organización internacional.

“CFAC seguirá en la lucha para mantener la biodiversidad, los ecosistemas y los recursos naturales en la región, con nuevas estrategias y programas combinados de implementación que promuevan la conservación del medio ambiente. De igual forma, adiestraremos a nuestro personal para que sean portadores de esos conocimientos”, finalizó el Cnel. García.

Share