Fuerza de Tarea Conjunta paraguaya en alerta contra el EPP

La Fuerza de Tarea Conjunta de Paraguay (FTC), integrada por militares y policías, se encuentra en estado de alerta máxima en su lucha contra el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), grupo terrorista responsable de secuestros extorsivos y asesinatos
Marta ESCURRA | 29 enero 2015

Patrulla de seguridad: Un miembro de la Fuerza de Tarea Conjunta paraguaya (FTC) patrulla un bosque en la región norte del país. [Foto: ABC Color]

La Fuerza de Tarea Conjunta de Paraguay (FTC), integrada por militares y policías, se encuentra en estado de alerta máxima en su lucha contra el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), grupo terrorista responsable de secuestros extorsivos y asesinatos.

“La lucha es constante y los trabajos no cesan. Hay cosas que no socializamos por la seguridad de las operaciones”, señaló el Teniente Coronel Víctor Urdapilleta, vocero de la FTC. “Esto no quiere decir que no se esté trabajando”.

La FTC está confrontando a un grupo terrorista que está formado por pandillas familiares, tales como los grupos del crimen organizado Bernal Maíz, Larrea y Villalba del crimen organizado, según Urdapilleta.

Secuestros por rescate

Las fuerzas de seguridad paraguayas han estado combatiendo al EPP desde 2001, cuando la organización era la rama armada del partido político marxista y anti-imperialista Patria Libre. El primero de seis secuestros cometidos por el grupo ilegal fue contra María Edith Bordón de Debenardi, la esposa de un importante hombre de negocios, en noviembre de 2001, por quien exigieron un rescate de $1 millón para su liberación. El rescate fue pagado y el grupo terrorista la liberó tras dos meses de cautiverio.

El grupo terrorista continuó usando secuestros para pedir rescate. En septiembre de 2004, secuestraron a Cecilia Cubas, hija del expresidente paraguayo Raúl Cubas Grau y la actual senadora Mirta Gusinky. Autoridades policiales hallaron el cuerpo de Cubas en una fosa en las afueras de Asunción, pese a que se pagó el rescate de $350.000. Los secuestradores justificaron el asesinato alegando que la suma no era para pagar el rescate sino “una multa para los padres de Cubas”.

En 2008, el grupo ilegal ya había cambiado su nombre al de Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Ese año, el EPP secuestró al ganadero Luis Lindstron, quien estuvo cautivo desde el 21 de junio hasta el 12 de septiembre del mismo año, cuando sus familiares pagaron el rescate. Sin embargo, en 2013 Lindstron fue asesinado, presuntamente por el EPP. Las autoridades policiales sospecharon que el EPP había asesinado a Lindstron por no querer pagar un “peaje” al grupo terrorista.

El EPP ha continuado realizando secuestros por rescate.

El 2 de abril de 2014, el EPP secuestró a Arlan Fick, de 16 años. Su padre, Alcido Fick, pagó $500.000 por su liberación. El grupo terrorista retuvo a Fick por 267 días antes de liberarlo el día de Navidad. Aunque la FTC no lo rescató, ayudó a garantizar que fuese liberado de modo seguro.

“No nos atribuimos la liberación de Arlan Fick, pero sí podemos decir que, gracias a las acciones que llevamos adelante y otras cosas extremas que dejamos de hacer, tuvo como consecuencia la liberación”, según Urdapilleta.

La FTC confronta a la ACA

Además de combatir al EPP, la FTC también confronta una rama desprendida del grupo terrorista, una organización que se autodenomina Agrupación Campesina Armada (ACA). Este grupo, que surgió en 2014, opera en la región norte de la nación.

El 6 de enero, tropas de la FTC y agentes de policía patrullaban en el distrito de Horqueta, Departamento de la Concepción, cuando intentaron capturar al líder de la ACA Albino Ramón Jara Larrea. El sujeto se resistió al arresto, y la FTC lo ultimó, así como a otra líder de la ACA, Rosalba Moraez. Los dos integrantes de la ACA llevaban dinero en efectivo en moneda local equivalente a unos $12.000.

La FTC ha reunido inteligencia sobre la ACA que ayudará a combatir al grupo terrorista.

“El conocimiento que nos da el comportamiento de ellos, su forma de manejarse, su tipo de alimentación, tipo de equipos y demás datos aporta mucho para que los analistas puedan diseñar estrategias más efectivas para ubicarles”, comentó al respecto Urdapilleta.

Las fuerzas de seguridad también han realizado grandes avances en la lucha contra el EPP, según el Coronel Jorge Mieres, director de la Dirección de Comunicación Social del Ejército (DICOSO). En los últimos años, la Fiscalía ha obtenido condenas contra 46 individuos que confesaron ser miembros del EPP.

Los militares y la policía continúan trabajando arduamente para garantizar la liberación del Suboficial de Policía Edelio Morínigo, secuestrado por el EPP el 5 de julio de 2014. El EPP no ha pedido rescate, sino que ha propuesto un cambio, ofreciendo liberar a Morínigo a cambio de la liberación de 46 miembros del EPP que han sido condenados a cárcel.

El gobierno rechazó la idea. “El gobierno no negociará con los terroristas”, declaró al respecto el ministro del Interior, Francisco De Vargas, el 25 de diciembre en comunicación telefónica con Telefuturo (Canal 4).

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 36
Cargando las Conversaciones