Fuerza Aérea Colombiana fortifica estrategias para operaciones antidrogas

Fuerza Aérea Colombiana fortifica estrategias para operaciones antidrogas

Por Geraldine Cook
abril 13, 2020

El General Ramsés Rueda Rueda, comandante de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), conversó con Diálogo durante su visita a la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur (JIATF-South en inglés), en las instalaciones de la Base Aeronaval en Cayo Hueso, Florida.

Diálogo: ¿Cómo ha sido la evolución de las capacidades de la FAC en la lucha contra el narcotráfico?
General Ramsés Rueda Rueda, comandante de la Fuerza Aérea Colombiana: La FAC construyó sus capacidades con el apoyo del Gobierno de los Estados Unidos. Desde hace 30 años, comenzó a construir un sistema de defensa aérea, al empezar con el empleo de radares militares y plataformas norteamericanas. Desde 2003, bajo el programa de Negación al Puente Aéreo del Narcotráfico (ABD en inglés), un acuerdo entre Colombia y los EE. UU., empezamos a operar de manera autónoma plataformas de seguimiento e integramos la información de radares militares y civiles.

Hoy tenemos un sistema amplio y robusto que nos permite controlar la mayor parte del espacio aéreo colombiano y contribuir a la estrategia de interdicción aérea con los EE. UU. y somos efectivos en la detección, localización, identificación e interceptación de aeronaves del narcotráfico. Manejamos altos estándares operacionales, producto del entrenamiento y experiencia adquirida, y hemos construido acuerdos de cooperación con otros países del continente que se suman al esfuerzo de interdicción.

Diálogo: ¿Cómo es la dinámica actual del tráfico de estupefacientes por vía aérea y qué hace la FAC para contrarrestarlo?
Gral. Rueda: En el pasado, antes de empezar a trabajar la estrategia de interdicción con los EE. UU., más de 600 aeronaves sin plan de vuelo, presuntamente al servicio del narcotráfico, utilizaban el espacio aéreo colombiano. Desde que integramos nuestros radares y plataformas con los EE. UU, logramos reducir ese número en un 99,9 por ciento.

En los últimos años, hemos visto el desplazamiento de estos vuelos más allá de los límites de nuestro territorio, pero la actividad continúa ligada a grupos armados organizados, bandas criminales y terroristas que persisten en el país. Los narcotraficantes, mueven sus operaciones fuera del espacio aéreo colombiano para evadir el efectivo control del sistema de defensa aérea. Este cambio en su dinámica nos llevó a replantear la estrategia en la lucha contra el narcotráfico y expandimos nuestras capacidades a espacios aéreos de países amigos, con quienes tenemos acuerdos de cooperación que nos permiten hacer sinergia y desarrollar operaciones combinadas para continuar enfrentando a esta amenaza transnacional dentro y fuera de nuestras fronteras.

Diálogo: ¿Cómo ha sido la contribución de la FAC en la lucha contra el narcotráfico en Colombia y la región?
Gral. Rueda: Combatimos de manera directa este flagelo bajo el ABD. También compartimos nuestra experiencia con países de la región, para que ellos mejoren sus técnicas, tácticas y procedimientos, y afinamos la coordinación para contrarrestar juntos el fenómeno. A la vez, ponemos nuestras capacidades a disposición de nuestros aliados, para que integremos capacidades y podamos trabajar en equipo en estas operaciones. Por ejemplo, con Guatemala y República Dominicana hemos realizado un trabajo intenso en inteligencia, entrenamiento y operaciones combinadas.

Diálogo: ¿Qué tipo de cooperación existe entre la FAC y el Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM)?
Gral. Rueda: Colombia y los EE. UU. han tenido una fuerte y estrecha relación en el campo político, militar y comercial. Nuestro país ha sido receptor responsable de la ayuda proveniente de los EE. UU., a quien consideramos un gran aliado; juntos, construimos importantes capacidades con esa ayuda materializada en equipos, tecnología, entrenamiento, inteligencia, etc., y, bajo los mismos principios, como el respeto al derecho internacional humanitario y los derechos humanos. En ese marco de corresponsabilidad es que tenemos esa estrecha relación de trabajo con SOUTHCOM en la estrategia contra las drogas.

Diálogo: ¿Cómo se prepara la FAC para apoyar a la región ante calamidades de desastres naturales?
Gral. Rueda: Colombia es un país con un gran sentido humanitario; ha estado presente en Haití, Chile, Perú y México en desastres naturales, y ha acudido a otros Estados en situaciones de emergencia. Lo más importante no es lo que pudimos hacer por ellos, sino lo que podríamos hacemos todos juntos en la región para apoyarnos mutuamente.

La FAC ha venido promoviendo el ejercicio operacional Ángel de Los Andes, un entrenamiento con enfoque humanitario, actividad que fusionaremos con el ejercicio Cooperación VII, que organiza el Sistema de Cooperación entre las Fuerzas Aéreas Americanas, en donde los países miembros ponen al servicio sus capacidades para atender emergencias en el hemisferio occidental.

En Ángel de los Andes, simularemos terremoto y tsunami, trabajando en diferentes escenarios del país, con el objetivo de lograr altos estándares en comunicaciones, integración de capacidades y respuesta efectiva para atender cualquier situación de desastre o calamidad que afecte a uno o varios de los países en el hemisferio.

Share