Fuerza Aérea Brasileña asciende a primera mujer general

Fuerza Aérea Brasileña asciende a primera mujer general

Por Taciana Moury/Diálogo
enero 19, 2021

La doctora Carla Lyrio Martins es la primera mujer General de Brigada de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB). Asumió su rango el 25 de noviembre de 2020. Nacida en Belo Horizonte, Minas Gerais, la Gral. de Bda. Carla Lyrio está casada y tiene dos hijos. Actual directora del Hospital Central de Aeronáutica de Río de Janeiro, es especialista en Medicina Aeroespacial, Hematología y Hemoterapia, y también fue pionera en dirigir una organización militar de la FAB. La flamante Gral. de Bda. de la FAB habló con Diálogo sobre su carrera profesional y los desafíos de su nuevo puesto.

Diálogo: ¿Qué representó su ascenso al rango de General de Brigada?

Gral. de Bda. de la FAB Carla Lyrio Martins: Una gran alegría y la materialización de una historia de trabajo duro y desafíos superados. También representa la confianza que depositó en mí el Comando de la Fuerza Aérea, al consolidar mi nombramiento y la oportunidad de honrar la historia de las pioneras que ingresaron a la FAB en 1982, cuando se crearon los puestos femeninos de oficiales y graduados. Fueron estas mujeres las que allanaron el camino para mi llegada.

Diálogo: ¿Cómo empezó su historia en la FAB?

Gral. de Bda. Carla Lyrio: Ingresé a la Fuerza Aérea en 1990, luego de participar en una competencia a nivel nacional donde, por primera vez en la historia de la fuerza, mujeres y hombres competían en igualdad de oportunidades para ingresar a los equipos de médicos, farmacéuticos y dentistas.

Diálogo: ¿Cuáles son los principales desafíos que ha enfrentado durante su carrera profesional?

Gral. de Bda. Carla Lyrio: El más impactante de todos se presentó cuando asumí la dirección de la Casa Gerontológica de Aeronáutica General de División Eduardo Gomes (CGABEG), en 2015. Siempre fui una técnico que trabajaba en medicina, incluso cuando fui jefe de la Sección de Hematología y, posteriormente, de la División Médica del Hospital de la Fuerza Aérea de Galeão, un hospital de alta complejidad; aun entonces, las actividades administrativas se centraban en la atención de la salud. No obstante, cuando recibí esta nueva misión confieso que pensé: ¿lo lograré? Pero vi y entendí que aún quedaba mucho por conocer y descubrir. Fue una experiencia positiva, también por la naturaleza de la organización de salud que estaba a mi cargo, ya que trabajar con personas mayores, de por sí, ya es un aprendizaje para la vida. Lo considero un hito, tanto profesional como personal.

Una vez finalizado el ciclo del primer mando, hice el curso de Altos Estudios en Política y Estrategia de la Escuela Superior de Guerra, en 2018. Al año siguiente, en 2019, ocupé el cargo de subdirectora en la subdirección de Aplicación de Recursos para la Asistencia Médica y Hospitalaria de la Dirección de Salud, lo que amplió mi visión gerencial. En abril de 2020 me nombraron directora de un gran hospital, el Hospital Central de Aeronáutica, una misión de mayor complejidad.

Diálogo: ¿Cuál fue su experiencia como la primera mujer al frente de una organización militar de la FAB en 2015? ¿Qué ha cambiado desde entonces para las mujeres militares de la FAB?

Gral. de Bda. Carla Lyrio: La dirección de la CGABEG fue un desafío, acompañado de mucho estudio y apoyo. Actualmente, en el área de salud muchas mujeres ocupan puestos de mando, dirección y liderazgo, y ese protagonismo se va perfilando cada vez más. Por ejemplo, en el hospital que dirijo, las mujeres ocupan los principales cargos: dirección, subdirección, las jefaturas de la División Médica, la División de Actividades Complementarias, la División Dental, además de diversas secciones clínico-médicas, quirúrgicas y de apoyo, y servicios de asesoramiento. El escenario, en mi opinión, refleja una evolución natural de la sociedad. Los espacios son abiertos y pueden ser ocupados por quienes estén preparados, demuestren responsabilidad y tengan competencias compatibles.

Diálogo: ¿Cree que su ascenso al rango de Gral. de Bda. puede alentar a otras mujeres a unirse al ejército?

Gral. de Bda. Carla Lyrio: Creo que podría ser un ejemplo y modelo que inspire a quienes deseen ejercer una profesión que exige dedicación, pero que ofrece oportunidades de crecimiento profesional. Profesión que, por méritos, con competencia y dedicación y ofreciendo resultados tangibles, permite ascender a posiciones y puestos de alta relevancia, participar en procesos de toma de decisiones de mayor alcance y lograr la realización profesional.

Diálogo: ¿Qué mensaje le gustaría dejarles a las mujeres militares de las fuerzas armadas en servicio activo?

Gral. de Bda. Carla Lyrio: Lo que me gustaría decirles a las mujeres que quieran unirse a la FAB es ¡que vengan! Porque es un camino fructífero, que trae recompensas, que trae oportunidades y que emociona. Las oportunidades existen, los requisitos ya están establecidos y depende de nuestra voluntad. Podemos llegar exactamente a donde queremos y calificar para ello.

Share