Opera primer satélite brasileño

La Fuerza Aérea de Brasil asumió la responsabilidad del control del equipo que garantiza la seguridad de las comunicaciones brasileñas.
Taciana Moury/Diálogo | 30 agosto 2017

El Satélite Geoestacionario de Defensa y Comunicaciones brasileño garantiza la seguridad de las comunicaciones militares. (Foto: Agencia Espacial de Brasil)

Las comunicaciones militares en Brasil están todavía más seguras. Las Fuerzas Armadas ahora cuentan con el Satélite Geoestacionario de Defensa y Comunicaciones (SGDC). El equipo, que se puso en órbita en mayo, garantiza la seguridad de las comunicaciones del gobierno y de las Fuerzas Armadas, y también ampliará la oferta de los servicios de banda ancha en las zonas más remotas de Brasil.

El control del satélite es responsabilidad del Centro de Operaciones Espaciales (COPE), unidad que está subordinada al Comando de Operaciones Aeroespaciales (COMAE) de la Fuerza Aérea de Brasil (FAB). El COPE posee instalaciones en Brasília y Río de Janeiro, donde realiza el monitoreo de todas las comunicaciones militares por satélite. La actuación en el centro tiene lugar de manera conjunta con el Ejército y la Marina, con un equipo multidisciplinario.

Justo después de haber entrado en órbita, el satélite quedó bajo el control del fabricante para pruebas de aceptación. De acuerdo con el Coronel Aviador de la FAB Marcelo Vellozo Magalhães, comandante del COPE, el centro de operaciones realizó el monitoreo de todo el flujo de datos durante esta etapa. “Cuando el COPE activó el cifrado para las comunicaciones seguras y el fabricante dejó de tener acceso al equipo, la operación pasó a estar en manos de Brasil exclusivamente, lo que garantiza la soberanía de las comunicaciones por medio del Comando de Operaciones Aeroespaciales”, subrayó el Cnel. Magalhães.

La inauguración de las actividades coordinadas por la FAB se llevó a cabo en julio por medio de una videoconferencia, realizada entre autoridades en la sede del COMAE, en Brasília, y el ministro de Defensa Raul Jungmann, que estaba en la ciudad de Vilhena, estado de Rondônia, al norte de Brasil, a casi 2.000 kilómetros de distancia. También acompañaron la acción el General de la FAB Nivaldo Luiz Rosato, comandante de la Aeronáutica; y el General de la FAB Gerson Nogueira Machado de Oliveira, en ese entonces comandante del COMAE.

En esa ocasión Jungmann dijo que era un momento histórico para el país y subrayó la importancia del satélite para la defensa y la soberanía de Brasil. “Estamos operando un satélite que es el primero debidamente cifrado bajo nuestro control. No es solo un proyecto militar de soberanía y defensa nacional, sino que, evidentemente, significa un gran paso para nuestra autonomía, nuestra independencia en cuanto a medios extranjeros y para el manejo de nuestras comunicaciones”, dijo.

La videoconferencia marcó el enlace de la Operación Ostium, una maniobra de vigilancia de frontera, y el SGDC. El Cnel. Magalhães explicó que todavía faltan algunas pruebas para que el satélite integre las redes de comando y control. “Todas las operaciones militares usan diversas redes de comunicación de datos para su coordinación, su comando y su control, como las operaciones Ágata y Ostium. Pero continúan con las pruebas operacionales con el SDGC. En esta etapa se configuran y prueban los equipos de los usuarios para operar con el satélite”, agregó.

Seguridad de las informaciones

El ministro de Defensa de Brasil Raul Jungmann durante la videoconferencia que marcó el control de la operación del SGDC por la FAB. (Foto: Sargento Primero de la FAB Johnson Barros)

“La seguridad de las operaciones de monitoreo y control del satélite se garantiza por medio de técnicas de modulación y cifrado, además de la implementación de funciones de detección de intento de intrusión”, explicó el Cnel. Magalhães, y agregó que el satélite también tiene características de rechazo de interferencias. “Las comunicaciones militares además están protegidas por técnicas de modulación y de criptografía”, dijo.

Otra ventaja del SGDC es operar en la frecuencia de banda X, que es una porción del espectro electromagnético usado para comunicaciones militares. Según el Cnel. Magalhães esa franja de frecuencia es menos sensible a variables atmosféricas o a condiciones meteorológicas, por lo que es adecuada para operaciones típicamente militares. “La parte militar del satélite SGDC usa esta banda y cuenta con viabilidad de comunicaciones en cualquier momento en un área que se extiende de la Antártida al Atlántico norte”, completó.

Para el Cnel. Magalhães, el SGDC cumple un papel fundamental en las comunicaciones estratégicas militares esenciales para la coordinación de las actividades relativas a la protección del espacio aéreo brasileño. “El hecho de que los militares controlen el satélite, y en el ámbito de una organización militar, garantiza la seguridad y el secreto de las comunicaciones. Además, el equipo estará disponible y operacional en cualquier momento, tanto en una situación de crisis como de conflicto”, resaltó.

Satélite geoestacionario

Con 5,8 toneladas y 5 metros de altura, el SGDF se posicionó a una distancia de 36.000 km de la superficie de la Tierra, para cubrir todo el territorio brasileño y el océano Atlántico. La capacidad de operación del satélite es de 18 años.

El SGDC es el resultado de la alianza entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones; y representó una inversión de aproximadamente US$ 850 millones. La empresa Telecomunicações Brasileiras adquirió el equipo para usarlo en las comunicaciones estratégicas del gobierno, así como también para ampliar la oferta de banda ancha en el país, especialmente en zonas más remotas.

Según informaciones de la Agencia Fuerza Aérea (AFA), el SGDC expandirá la capacidad de las Fuerzas Armadas en el cumplimiento de su misión, como por ejemplo en operaciones conjuntas en las zonas de frontera terrestre, en eventuales operaciones de rescate en alta mar y también en el control del espacio aéreo. El Gral. Rossato presentó las ventajas operacionales del SGDC en una audiencia pública en la Cámara de los Diputados en Brasília, en mayo. Según informaciones de la AFA, el Gral. Rossato habló a los parlamentarios sobre el éxito del lanzamiento del primer satélite brasileño y anunció que los requisitos para un segundo SGDC están ya en estudio.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 4
Cargando las Conversaciones