Satélites contra el narcotráfico

Fighting Drug Trafficking From Space

Por Dialogo
julio 01, 2012





La lucha contra el narcotráfico en la Argentina encontró un nuevo aliado: la

tecnología satelital. En efecto, imágenes de alta definición de 15 satélites que diariamente

pasan sobre el país, entre ellos, el nuevo satélite argentino SAC-D Aquarius, comenzaron a

ser utilizadas por las fuerzas de seguridad federales para combatir al crimen organizado.

Renovadas esperanzas han depositado las autoridades argentinas en la información

que provee la tecnología satelital. Tal como explicó la propia ministra de Seguridad Nilda

Garré, con las imágenes de los satélites se pueden detectar pistas de aterrizaje

clandestinas, rutas terrestres alternativas utilizadas por el narcotráfico, localizar

plantaciones de cultivos ilegales, obtener información sobre el contrabando e, inclusive,

sobre el tráfico de personas.

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) es la agencia del Estado

encargada de distribuir las imágenes satelitales a las fuerzas de seguridad. Su secretario

general, Felix Menicocci, explicó al diario Clarín en octubre de 2011 que los satélites

envían dos tipos de información: imágenes ópticas (fotografías) e imágenes de radar. Los

expertos confían en que estas últimas resulten de utilidad para rastrear más eficientemente

los movimientos del narcotráfico, puesto que permiten visualizar con gran claridad por

debajo de frondosas vegetaciones o en la oscuridad de la noche.



La problemática del narcotráfico en Argentina





El tráfico ilícito de drogas ha ido adquiriendo en la Argentina, con el pasar de

los años, una relevancia de grandes y preocupantes proporciones. “Son limitadas las

capacidades argentinas para montar operaciones complejas a largo plazo contra el

narcotráfico”, se detalló en el último informe del Departamento de Estado de los Estados

Unidos, que coincide con los informes de la ONU en señalar el auge del negocio de las drogas

en el territorio argentino.

La problemática en particular de la cocaína en la Argentina es por partida doble,

según datos del Informe Mundial sobre las Drogas 2011 de la Oficina de las Naciones Unidas

contra la Droga y el Delito. Por un lado, el país lleva la delantera en América Latina en

términos de consumo. Por el otro, se ubica entre las naciones por donde pasa la mayor

cantidad de cocaína que llega finalmente a Europa. El avión cargado en la Argentina con los

940 kg de esta sustancia incautados por la Guardia Civil española en Barcelona, en el 2011,

constituye un ejemplo ilustrativo entre muchos.

La sofisticación de las organizaciones criminales ha sido una constante: además de

haber aumentado sus tamaños, coordinado sus intereses y expandido sus mercados,

multiplicaron vertiginosamente sus recursos. En el norte argentino, a modo de ejemplo, se

vienen diseminando numerosas pistas clandestinas de aterrizaje que se cuentan de a centenas.

Sólo en la provincia del Chaco, la Asociación Antidrogas de la República Argentina denunció

que funcionan al menos 141 pistas ilegales que ahora podrán ser detectadas gracias a la

información satelital. Así es como frente a un panorama cada vez más complicado, las

autoridades argentinas concentraron sus esfuerzos en enfrentar la sofisticación del crimen

organizado, sofisticando la tecnología estatal.



Coordinación interagencial



Con los satélites fotografiando desde el espacio, y un convenio entre el ministerio

de Seguridad y el de Relaciones Exteriores (del que depende CONAE) que ya dispuso la

utilización de las imágenes en el combate contra el narcotráfico, resta algo no menos

importante: la coordinación entre las agencias del Estado. En el ministerio de Seguridad

comprenden que esta tarea lleva consigo un elevado grado de complejidad. Y tanto es así, que

sus autoridades ya subrayaron la importancia de la sinergia al momento de firmar el convenio

en octubre de 2011.

La primera aproximación que se programó entre la CONAE y las fuerzas de seguridad

federales, fue el “Primer Curso Conjunto de Interpretación de Imágenes”. En este, los

expertos de la CONAE enseñaron a los miembros de Gendarmería, Prefectura y Policía Federal

cómo leer la información de las imágenes satelitales.

María José Meincke, experto en narcotráfico y vicepresidente de la Asociación

Argentina de Graduados del Centro de Estudios Hemisféricos en Washington, D.C., asegura que

la clave del convenio firmado se encuentra en lograr que las agencias involucradas armonicen

los objetivos y alcancen grados de cohesión propicios para el intercambio y coordinación

entre ellas. “La sensibilidad de los datos y otro tipo de cuestiones que se relacionan a la

rivalidad que se da entre agencias, hace que en la realidad, por el momento, la información

muchas veces no sea compartida como debería”, agrega Meincke, también mágister en

estupefacientes y experta en coordinación interagencial y combate al crimen organizado

transnacional.

“Cada agencia muchas veces anda por su lado haciendo su tarea separadamente”, dijo

Sebastián García Díaz, ex secretario de Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el

Narcotráfico de la provincia de Córdoba. “Es sumamente importante contar con control

satelital, pero ahora hay que establecer qué haremos con esa información, quién la

procesaría y actuaría en tiempo real con recursos, normativa y procedimiento claro.” Explicó

que son cuestiones que encontrarán resolución en la coordinación entre las agencias.

En la complejidad inherente a la lucha contra un crimen organizado cada vez más

transnacional y sofisticado, la tecnología satelital sin lugar a dudas desempeñará un papel

fundamental y sólo podrá ser eficientemente utilizada si las agencias involucradas logran

coordinarse entre sí. La iniciativa en la Argentina comenzó de manera acertada, con la firma

de un convenio de cooperación e intercambio de información. Ahora llegó el momento de una

fase decisiva: la de articular en la realidad, unos con otros, los esfuerzos de las

distintas agencias, para lograr impactos contundentes contra el narcotráfico.







Las imágenes satelitales, son y van a ser una herramienta fundamental para combatir la droga, a medida que las usemos mas, van a direccionar las cámaras pancromaticas y radares adecuados para ellos, no me cabe ninguna duda, que se van a fabricar satélites para estos fines. Realice cursos en la CONAE, y en el Lab.Tec.Sat. con Dr. V.H.Rios prestigioso investigador de la UNT. Muy buen informe, Saludos.
Share