Mujer oficial hondureña participa en misión de paz por primera vez

Female Honduran Officer Takes Part in Peacekeeping Mission for First Time

Por Kay Valle/Diálogo
mayo 25, 2018

El viaje de seis militares hondureños hacia África a finales de marzo de 2018 marcó un hito para el país centroamericano: Por primera vez una mujer oficial hondureña participa de una misión de paz. La Capitán de Infantería del Ejército de Honduras Tarsis Dodanin Alvarado Guevara desplegó con sus pares de las Fuerzas Armadas de Honduras el 26 de marzo en la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO, en francés).

“La inclusión de mujeres en la vida cotidiana de las Fuerzas Armadas de Honduras, de modo que ellas se involucren en todas y cada una de las actividades que realizamos como institución armada, fortalece la imagen de Honduras”, dijo a Diálogo el Capitán de Navío de la Armada de Honduras José Domingo Meza, director de Relaciones Públicas de las Fuerzas Armadas. “Adicionalmente, la participación de oficiales en misiones de paz fortalece no solo al país, sino también capacita a los mismos en las tareas del Estado Mayor y da confianza para trabajar con otras culturas exitosamente”.

Los oficiales relevaron al equipo que participaba de la misión de 2017 para poner fin al conflicto entre Marruecos y el Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro (Polisario) –el movimiento de liberación que representa a la población nativa saharaui. Por su parte, la Cap. Alvarado fue asignada a la base de operaciones Smara, en territorio controlado por Marruecos donde desempeña las labores de paz.

“Se me presentó la oportunidad para participar en el proceso de selección de oficiales candidatos a la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental”, dijo la Cap. Alvarado a Diálogo desde Smara. “Me siento muy orgullosa y agradecida con las Fuerzas Armadas por haberme tomado en cuenta [para] ser la primera mujer que participa de esta misión y asimismo representar a la mujer militar para que las demás puedan tener la misma oportunidad en misiones futuras”.

Contribuir a la misión

Dentro de sus tareas, la Cap. Alvarado realiza patrullajes de supervisión terrestres y aéreos junto al equipo de la base de operaciones y contribuye a la misión como asistente de plana mayor en operaciones de logística. Además la Cap. Alvarado presta servicio como oficial de comunicaciones de la base y envía reportes diarios al cuartel general, entre otras funciones necesarias.

“Mi proceso de adaptación ha sido, gracias a Dios, muy rápido, ya que como militares se nos adiestra para llevar a cabo misiones en el tiempo y donde el alto mando nos encomiende”, detalló la Cap. Alvarado. “El ambiente de trabajo es muy profesional, de mucho respeto”.

Según el Cap. de Nav. Meza, quien participó de MINURSO en 1997 y en 2012, aunque el Sahara Occidental sigue contaminado con minas antipersonas “los niveles de riesgo son bajos en la misión”. Aunque el lugar es remoto y cuenta con un clima severo, la misión es una oportunidad única para consolidar e intercambiar conocimientos entre militares.

“El soldado, por nuestra formación militar, debe estar preparado para trabajar en cualquier ambiente operacional”, dijo el Cap. de Nav. Meza. “El trabajar alejado en puestos militares en el desierto fortalece esa formación y esa cultura militar”.

Compromiso duradero

Establecida en 1991, MINURSO busca poner fin al conflicto entre marroquíes y saharauis que data de la década de 1970. El territorio disputado de más de 250 000 kilómetros cuadrados comparte fronteras con Marruecos, Mauritania y Argelia, y bordea el océano Atlántico con un litoral de 1100 km.

Para Honduras, MINURSO representa un compromiso duradero ya que el país empezó su participación desde el inicio de la misión. De 1991 a 2018, un total de 314 militares hondureños sirvieron en la misión de paz en el Sahara Occidental.

Además de MINURSO, militares hondureños se desempeñaron en la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo, la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití y la Misión de Verificación de la Organización de las Naciones Unidas en Colombia. Sin embargo, la Cap. Alvarado se destaca como pionera en las misiones de paz.

“Hay varias mujeres interesadas en asistir, no solo a esta misión [MINURSO], sino también a otras misiones de mantenimiento de paz en la que participa nuestro país”, detalló el Cap. de Nav. Meza. “La dirección de Organización, Operaciones y Adiestramiento de las Fuerzas Armadas de Honduras seguirá dando este tipo de oportunidades a sus miembros sin tomar en cuenta su sexo”.

La Cap. Alvarado servirá en el Sahara Occidental hasta marzo de 2019. Hasta entonces, seguirá siendo una inspiración para las demás mujeres militares hondureñas, demostrando “que las mujeres somos capaces de asumir grandes retos”.

“Mi experiencia en esta misión es muy gratificante”, concluyó la Cap. Alvarado. “Nuestra labor consiste en inspirar seguridad, consolidar la paz y ayudar a las partes en conflicto en la transición de dicho proceso, y promover la paz duradera”.
Share