Una oficial de la Marina de Brasil es pionera en la oficina de la ONU en Nueva York

La Capitán de Fragata de la Marina de Brasil Carla Cristina Daniel Bastos Peixoto desempeña la función de oficial del Servicio de Operaciones Militares Actuales de la Fuerza Interina de Seguridad de las Naciones Unidas para Abyei.
Taciana Moury/Diálogo | 9 mayo 2018

Capacitación y Desarrollo

La Capitán de Fragata de la Marina de Brasil Carla Cristina Daniel Bastos Peixoto es la primera militar brasileña en asumir una función en el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU en Nueva York. (Foto: Capitán de Fragata de la Marina de Brasil Carla Cristina Daniel Bastos Peixoto, archivo personal)

Las mujeres demostraron otra vez el pionerismo de la Marina de Brasil. Por primera vez, una oficial asumió un cargo en el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU (DOMP), en Nueva York. La Capitán de Fragata de la Marina de Brasil Carla Cristina Daniel Bastos Peixoto, sirve como oficial del Servicio de Operaciones Militares Corrientes (CMOS en inglés), de la Fuerza Interina de Seguridad de las Naciones Unidas para Abyei (UNISFA en inglés), região disputada entre Sudão e Sudão do Sul. Ella es responsable de efectuar la conexión entre la UNISFA, la Oficina de Asuntos Militares y el país que aporta las tropas que, en el caso de la oficial brasileña, es Etiopía.

La Cap. de Frag. Carla Daniel durante el curso de Desarrollo de Comando de Oficiales de Policía Femeninas Sénior de la ONU en 2015, en Sudáfrica. (Foto: Capitán de Fragata de la Marina de Brasil Carla Cristina Daniel Bastos Peixoto, archivo personal)

 

La ONU estableció la UNISFA el 27 de junio de 2011, mediante la resolución 1990 del Consejo de Seguridad. El principal enfoque de la misión es promover el diálogo entre las partes en la zona y, sobre todo, brindar seguridad a Abyei, garantizar la protección de civiles y facilitar el suministro de ayuda humanitaria. Además, los militares tienen la misión de monitorear la desmilitarización de la región. 

 

De acuerdo con información de la ONU, la misión cuenta con un total de 4841 profesionales responsables por la seguridad del lugar, de los cuales 4791 son militares y 50 agentes de policía, además del apoyo de instituciones civiles. Desde 2011 la presencia de la UNIFSA ha mejorado sobremanera las relaciones y la calidad de vida entre la población de Abyei, compuesta en su mayoría por las tribus rivales Mysseria y Ngok Dinka, según la Cap. de Frag. Carla Daniel.

 

La Cap. de Frag. Carla Daniel inició su despliegue en el DOMP en diciembre de 2017. Permanecerá dos años en su misión en el país, bajo el régimen de solicitud temporal. Está asignada al CMOS, que según el organigrama de la ONU está subordinado en forma directa a la Oficina de Asuntos Militares. “Las operaciones van desde el seguimiento diario de los ejercicios militares de la misión, con la preparación del informe de la situación diaria dirigido al liderazgo militar del DOMP, hasta el asesoramiento y consejería al liderazgo militar en Nueva York, en lo que respecta a aspectos operacionales de la UNISFA”, explicó.

 

Para participar en la misión, la oficial debió cumplir ciertos requisitos: graduarse como capitán de fragata, tener formación en alguna carrera de nivel superior en el área de ciencias humanas, hablar inglés con fluidez y tener conocimiento de otros idiomas, haber participado en alguna misión de paz y haber completado todos los cursos de la carrera. “Estudié Comunicación Social, licenciada en Periodismo y trabajé en la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL)”, aseguró la Cap. de Frag. Carla Daniel. “Los militares seleccionados también toman una prueba escrita en inglés sobre los temas de la ONU. Quien supera esa etapa, hará una prueba oral de inglés, que toma como base la competencia y los valores primordiales de la institución”.

 

Según ella, es un orgullo ser la primera militar brasileña de género femenino en ocupar un cargo en el DOMP, pero eso también exige mucha responsabilidad. “El pionerismo, en cualquier tarea, ya es algo que atrae la atención de los demás en lo que respecta al desempeño de uno mismo. Por eso, en caso de que esta experiencia conmigo no funcione, puedo cerrarles las puertas a otras mujeres, o por lo menos retrasar el proceso”, subrayó la Cap. de Frag. Carla Daniel.

 

La Cap. de Frag. Carla Daniel ingresó en la Marina de Brasil en 1998 como guarda marina. Dentro de sus funciones, trabajó en particular en el área de comunicación social. Fue ayudante de relaciones públicas en el Comando General del Cuerpo de Infantería de Marina, en Río de Janeiro, y en el Comando del 2.º Distrito Naval, en Salvador, estado de Bahía. En Brasília, trabajó en el Servicio de Comunicación Social de la Marina y en el Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia de la República. En 2014 fue al Líbano, donde participó en la Fuerza de Tarea Marítima (FTM) de la UNIFIL. Cuando regresó a Brasil en 2015, quedó como encargada del Departamento de Comunicaciones Sociales del Comando del 1.º Distrito Naval, en Río de Janeiro.

 

Las experiencias vividas durante la misión en la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano ayudan a la oficial de la Marina de Brasil en las operaciones realizadas en el DOMP. (Foto: Capitán de Fragata de la Marina de Brasil Carla Cristina Daniel Bastos Peixoto, archivo personal)

Pionera en el Líbano

 

El pionerismo ha acompañado la trayectoria de la oficial. En 2014, la Cap. de Frag. Carla Daniel fue la primera mujer que participó embarcada en la FTM de la UNIFIL, como asistente militar del comandante de la fuerza, un general brasileño. En esa ocasión, estuvo encargada del personal de la FTM y trabajaba como oficial de coordinación civil militar de las operaciones en favor de la población local.

 

“Fue una experiencia inolvidable. La importancia de la FTM para la seguridad de la costa libanesa y, en consecuencia, su estabilidad económica, es reconocida por todos. Nunca me dio tanto gusto demostrar que era brasileña. Soy descendiente de libaneses y eso marcó una diferencia increíble para la comunidad líbano-brasileña de sexo femenino, con quienes tuve contacto. Siempre me emociono cuando lo recuerdo”, contó la Cap. de Frag. Carla Daniel.

 

Para la oficial, este fue uno de los períodos más valiosos en cuanto a experiencia profesional y personal. “Me siento honrada por ser una mujer militar, casco azul, y aún más por llevar en mi brazo la bandera de Brasil. En muchas ocasiones me paraban en las calles, en el aeropuerto, en los cafés y me decían: ‘¡Gracias Brasil!’. Tengo una colección de fotos y recuerdos que están bien guardados en mi corazón”, aseguró.

 

La Cap. de Frag. Carla Daniel explicó que el trabajo que realizó en el Líbano la ayuda en su actual tarea en el DOMP, ya que el conocimiento en misiones de paz también abarca la práctica, además de la teoría. “Cuando tengo que pedir información o dar alguna orientación, ya sé de qué se trata”, enfatizó. El hecho de haber realizado el curso de Desarrollo de Comando de Oficiales Militares Femeninas Sénior de la ONU en 2015, en Sudáfrica, también fue una condición decisiva para su capacitación.

 

La importancia de las mujeres en las misiones de paz

 

La Cap. de Frag. Carla Daniel subrayó la necesidad de aumentar la presencia femenina en las áreas de conflicto y en las misiones de paz. Para ella, la violencia en contra de la mujer es un “arma de guerra”, pues desestabiliza a la comunidad a la que pertenece y afecta su honor. “Una vez escuché a un ex comandante de fuerza de una misión de paz decir que es más peligroso ser una mujer que ser un soldado en una zona de conflicto. Por eso es tan importante la presencia de la mujer militar en los conflictos, para darles soporte, recibirlas, servir de sostén a este grupo tan sufrido”, enfatizó la Cap. de Frag. Carla Daniel.

 

Señaló además que la ONU ha hecho esfuerzos para estimular el trabajo femenino en las misiones, pero que el avance no es más rápido porque la carrera militar exige cierta preparación y un tiempo de permanencia en cada puesto o promoción para la tarea que va a ejercer. Por ejemplo, el curso de Desarrollo de Comando de Oficiales Militares Femeninas Sénior, dirigido en particular a las oficiales superiores de las policías militares, tendrá lugar en Brasil del 10 al 16 de julio, en la ciudad de Belém, estado de Pará, y debe contar con representantes de los países latinoamericanos y caribeños.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 2
Cargando las Conversaciones