Honduras: FUSINA refuerza seguridad fronteriza contra pandillas

Por Dialogo
junio 10, 2016




El gobierno de Honduras ha encargado a la Fuerza de Seguridad Interinstitucional (FUSINA) la responsabilidad de vigilar las fronteras terrestres, aéreas y marítimas para capturar a los integrantes de pandillas que huyen del vecino El Salvador, donde las fuerzas de seguridad han impuesto medidas extraordinarias de seguridad pública.

Las amenazas de las pandillas transcienden las fronteras, haciendo crucial que los países centroamericanos vigilen sus fronteras muy cuidadosamente, explicó el Comandante de FUSINA, Coronel de Infantería Selman David Arriaga Orellana, a Diálogo
. “Realizamos un trabajo conjunto y coordinado con autoridades de Guatemala, El Salvador y Nicaragua, el cual incluye coordinación operacional con las fuerzas armadas y ejércitos de los diferentes países. Esta coordinación se realiza en el marco de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas, un organismo regional conformado por las Fuerzas Armadas de Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y República Dominicana”.

El Cnel. Arriaga explicó que existen planes para que los países de la región formen una fuerza regional unificada para el combate del crimen organizado. “Entre las fuerzas armadas de la región intercambiamos constantemente información sobre las actividades y las operaciones, como ejemplo, la Fuerza de Tarea Conjunta Maya-Chortí, que fue creada en marzo de 2015 entre los gobiernos de Honduras y Guatemala con el objetivo de neutralizar el narcotráfico, reducir las operaciones del crimen organizado y la delincuencia común, y las operaciones ligadas a éstas”.

Combate contra la delincuencia


En toda Honduras, FUSINA implementa la “Operación Morazán”, que tiene como objetivo combatir la delincuencia común y organizada, además de asegurar las fronteras del país centroamericano. La Operación Morazán se desarrolla “respetando derechos humanos y las garantías constitucionales, ya que el único propósito es ubicar, capturar personas y bandas delictivas que actúan al margen de la ley, para luego ponerlos a la orden de los tribunales de justicia correspondientes”, agregó el Cnel. Arriaga.

Desde su creación en febrero del 2014, FUSINA ha decomisado armas, drogas, municiones y explosivos en el marco de la Operation Morazán. En total, las fuerzas de FUSINA han ejecutado 1.261 órdenes de captura, decomisado 363 kg de cocaína, confiscado 935 armas de fuego, y destruido dos laboratorios de droga.

FUSINA ha confiscado armas de fuego de carácter militar, incluyendo fusiles AK-47, rifles M-16, rifles M-203, fusiles automáticos livianos, subametralladoras, mini-Uzis, y pistolas 9mm. Esta fuerza de seguridad también ha decomisado US$1.036.874 en efectivo, y también ha inhabilitado 11 pistas de aterrizaje clandestinas utilizadas para narcovuelos.

Los civiles también han proporcionado a FUSINA información oportuna relativa a la presencia de personas sospechosas, lo cual ha ayudado a reforzar las fronteras del país, donde se ha fortalecido la presencia de las autoridades civiles. La cooperación con las fuerzas de seguridad de otros países es un componente clave de la iniciativa. Cuando FUSINA arresta a un extranjero en la frontera, la fuerza intercambia información con las autoridades del país de origen de esa persona para determinar los antecedentes del sospechoso y sus posibles vínculos criminales.

Desde el 1 de enero, FUSINA ha detenido a 804 sospechosos que intentaban entrar o transitar de manera ilegal por Honduras, un 90% de los cuales tenía intenciones migratorias. En total, las fuerzas de seguridad determinaron que 5% de los detenidos estaban involucrados en actividades criminales.

Pandillas son problemáticas para la seguridad pública


Las organizaciones criminales constituyen un problema de seguridad pública en los países del Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala), expresó Migdonia Ayestas, la directora del Instituto Universitario en Democracia Paz y Seguridad. “El Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) está tratando el tema de la Seguridad Democrática como una de las prioridades, pero lo más importante es no empezar a pensarlo, hay que hacerlo porque ya tenemos a estos grupos criminales instalados”.

La ayuda de la ciudadanía es crucial para el éxito operativo de FUSINA, que no es otro que el de combatir a quienes quieren utilizar Honduras como escondite o como base para ejecutar crímenes, declaró el Cnel. Arriaga. “Uno de los recursos al combate de la criminalidad son las Fuerzas Armadas, pero el más importante es que la ciudadanía colabore con la cultura de la denuncia, de cualquier parte del país se puede denunciar al 911 y con seguridad FUSINA dará respuesta y atacará lo que amenaza en un sector. Una denuncia significa evitar ilícitos o un homicidio, la confianza en FUSINA es esencial y la cultura de la denuncia, fundamental”.
Share