FAES capacita a salvadoreños para protejerse ante desastres naturales

FAES Trains Salvadorans to Protect themselves  in Natural Disasters 

Por Lorena Baires/ Diálogo
julio 20, 2016

La Fuerza Armada de El Salvador (FAES) está capacitando a la población salvadoreña que habita en zonas vulnerables para responder acertadamente ante una situación de emergencia provocada por fenómenos naturales. Las capacitaciones se desarrollan en distintas áreas del país y las últimas ocurrieron en junio en los municipios de Candelaria y Apastepeque, en los departamentos de Cuscatlán y San Vicente respectivamente. El Comando de Apoyo de Transmisiones de la Fuerza Armada (CATFA) mostró a los habitantes de Cuscatlán, una ciudad que descansa en las laderas del lago de Ilopango, cómo reaccionar ante las inundaciones y deslizamientos de tierra provocados por las intensas lluvias de una depresión tropical. “Este ejercicio busca elevar el nivel de listeza operacional de nuestro personal, reaccionando oportunamente para brindar seguridad a la población y aliviar el sufrimiento de las posibles víctimas. De igual forma, mejorar la coordinación efectiva con otras unidades de emergencia del país”, explicó el Coronel Víctor Antonio Orellana, oficial del Destacamento Militar No. 5 de la FAES. Simulacro en acción Mientras las sirenas de las ambulancias sonaban fuerte, los soldados evacuaban a los salvadoreños afectados y los trasladaban hacia el puesto de socorro, albergue temporal y centro de atención médica instalados por la emergencia. Ahí descansaba en una camilla Julio Medrano, un pescador de 58 años, quien simuló haber sido arrastrado por una de las corrientes de agua del lago mientras realizaba su pesca habitual frente al cantón San Antonio, del municipio de Candelaria. “Agradecemos a la Fuerza Armada por este ejercicio que nos ha dejado conocimientos que no teníamos antes sobre qué hacer ante estos desastres, sobre todo porque vivimos a la orilla del lago y en el país son frecuentes las lluvias fuertes y el agua del lado siempre nos inunda las casas”, dijo Medrano. Las cuadrillas de rescate corrían de un lado a otro, movilizando a los afectados, caminando entre veredas anegadas y charcos de grandes dimensiones. En el albergue temporal se encontraba Lisette Pineda, integrante del Comité de Protección Civil Municipal de la Alcaldía de Cuscatlán, quien se mostró complacida con los resultados del ejercicio de simulación. “Estamos muy contentos porque toda la comunidad se involucró en el simulacro y esto nos garantiza que todos sabremos qué hacer ante una emergencia real. Esperamos seguir realizando estas capacitaciones para elevar la efectividad de la reacción de todas las instituciones involucradas”, subrayó Pineda. A 54 kilómetros de distancia, en el municipio de Apastepeque, los ciudadanos fueron capacitados por la Quinta Brigada de Infantería de la FAES para resguardarse de las inundaciones provocadas por las tormentas recias de otra depresión tropical. Al llamado de evacuación por los altoparlantes de la municipalidad, el Comité de Emergencia de la colonia Brisas de Santa Rita se unió a los soldados para evacuar a las personas heridas; mientras que el personal médico seleccionaba a los pacientes que serían trasladados hacia la Unidad de Salud y el Hospital Nacional de San Vicente. Adriana Díaz, ama de casa de 37 años, simuló ser una de las víctimas al derrumbarse uno de los muros de su vivienda. En el ejercicio, una vecina logró entrar en la casa y liberarla de los escombros que la aplastaban. “Me siento agradecida con la FAES por habernos dado esta capacitación porque detrás de nuestra colonia corre una quebrada que se desborda cuando llueve mucho. Esperamos que esto no suceda, pero estoy segura que ahora todos podremos resguardarnos bien ante un desastre”, comentó mientras era trasladada en una ambulancia al hospital. Luis Antonio Azucena, representante de la Dirección Nacional de Protección Civil, considera valiosos estos ejercicios de simulación ante situaciones como inundaciones, terremotos o deslizamientos de tierra debido a las condiciones geográficas del país. “Nos enfrentamos a una realidad, el país es vulnerable a desastres y nuestra población debe estar capacitada para evitar desgracias. Por eso nos coordinamos a las acciones de la FAES que buscan brindar habilidades a los ciudadanos para resguardarse en una emergencia”, sostuvo Azucena. Los integrantes del CATFA y de la Quinta Brigada de Infantería aseguraron que seguirán realizando este tipo de simulacros para que las comunidades estén capacitadas sobre qué hacer en casos de desastres, a quiénes pedir ayuda y cuáles medidas de prevención y mitigación adoptar a la hora de auxiliar a una persona herida.
Share