• Home »
  • Noticias »
  • Estados Unidos fortalece su colaboración con Ecuador en la batalla contra el COVID-19

Estados Unidos fortalece su colaboración con Ecuador en la batalla contra el COVID-19

Estados Unidos fortalece su colaboración con Ecuador en la batalla contra el COVID-19

Por Embajada de los Estados Unidos en Ecuador/Editado por Diálogo
agosto 17, 2020

Los Estados Unidos entregaron el 5 de agosto 200 ventiladores de última generación y equipos de apoyo, para ayudar a Ecuador a responder a la pandemia del COVID-19 y salvar vidas. En una ceremonia en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, de Quito, el embajador Michael J. Fitzpatrick presentó la donación a la vicepresidenta ecuatoriana María Alejandra Muñoz, quien estaba acompañada por el ministro de Salud Pública Juan Carlos Zevallos López. Tras la llegada en julio de los primeros 50 ventiladores, esta entrega completa la promesa del Presidente Donald Trump de 250 ventiladores para el Ecuador. Los más de USD 23 millones en asistencia relacionada con el COVID, son un reflejo de la excelente relación bilateral establecida entre los EE. UU. y el Ecuador.

En su primera reunión desde que la vicepresidenta Muñoz asumió el cargo, el embajador Fitzpatrick dijo: “Tanto los Estados Unidos como el Ecuador están sufriendo dificultades extremas debido a este virus. Gracias a la estrecha relación establecida entre los gobiernos estadounidense y ecuatoriano, juntos seguiremos luchando contra esta pandemia, reconstruiremos nuestras economías, nos pondremos de pie y seguiremos adelante”.

Los 250 ventiladores LTV 1200 donados, fabricados en los EE. UU., reflejan tecnología de punta y de alta demanda. Son compactos, desplegables y brindan flexibilidad en el tratamiento de pacientes afectados por el virus. Para los pacientes cuyos pulmones no funcionan adecuadamente a pesar de recibir oxígeno, este recurso puede salvarles la vida. Para complementar los ventiladores, la Agencia de los EE. UU. para el Desarrollo (USAID) financia un paquete de soporte adicional, que incluye equipos de acompañamiento, planes de servicio y asistencia técnica.

Además de los 250 ventiladores, la Embajada de los EE. UU. está dando pasos adicionales para ayudar al Ecuador en la lucha contra el COVID-19:

  • Como parte del enfoque All-of-America (toda América), que aprovecha el sector privado de los EE. UU. y la sociedad civil en la lucha contra el COVID-19, también fue enviada la misma semana una donación de Gilead Sciences, consistente en el primer envío sin prueba de Remdesivir. Esta prometedora medicina antiviral desarrollada a través de la investigación y el desarrollo de esta compañía farmacéutica estadounidense, ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de pacientes que sufren los efectos del COVID-19. Se espera que este primer envío de Remdesivir trate a más de 300 pacientes ecuatorianos en estado crítico.
  • La Embajada de los EE. UU. anunció el 5 de agosto USD 4,3 millones adicionales en fondos del Departamento de Estado, para los esfuerzos anti-COVID del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el Ecuador. Este apoyo continuo incluye asistencia alimentaria de emergencia; asistencia al sector salud; equipo de protección individual para el personal de primera línea en hospitales, clínicas y municipios; kits de prueba COVID-19; y asistencia técnica en áreas de respuesta a emergencias.
  • El 4 de agosto, llegó un kit termociclador de prueba COVID-19, que será donado al Instituto Nacional de Salud Pública de Quito, como parte de una donación más amplia de USD 300 000 al Ecuador, a través de la Agencia Internacional de Energía Atómica. El termociclador es la tercera máquina de este tipo en Quito, y es crítico para la estrategia del Ecuador para contener el virus. Actualmente, hay una demanda de 1500 pruebas por día, pero los dos termocicladores existentes pueden analizar solo 800 pruebas por día. Este termociclador adicional, en combinación con el que los EE. UU. enviaron anteriormente al Instituto Nacional de Salud Pública de Guayaquil, amplía enormemente la capacidad de prueba del Ecuador.

Durante décadas, los EE. UU. han sido el mayor proveedor mundial de asistencia bilateral en salud. Desde 2009, los contribuyentes estadounidenses han financiado generosamente más de USD 100 000 millones en asistencia sanitaria internacional, y casi USD 70 000 millones en asistencia humanitaria.

Share