Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Garantizar unidad, seguridad y estabilidad

La prioridad estratégica de las Fuerzas Navales del Comando Sur de los EE. UU./4ª Flota de los EE. UU. es fomentar la paz, la seguridad y la estabilidad en las regiones del Caribe, Centro y Sudamérica.
Geraldine Cook/Diálogo | 9 febrero 2017

El Contraalmirante Sean S. Buck, comandante de las Fuerzas Navales del Comando Sur de los EE. UU., se dirige a los participantes de UNITAS 2016. (Foto: Contramaestre Primera Clase Jacob Sippel/Marina de los EE. UU.))

El Contraalmirante Sean S. Buck, comandante de las Fuerzas Navales del Comando Sur de los EE. UU./4.ª Flota de los EE. UU. (NAVSO, por sus siglas en inglés) tiene un claro y firme compromiso con las fuerzas marítimas de los países amigos del Caribe, Centro y Sudamérica. Su objetivo es claro: promover la unidad y trabajar con cada uno de ellos como el aliado marítimo de preferencia, a fin de preservar la seguridad y la estabilidad del hemisferio occidental.

No obstante, el compromiso del Contralmte. Buck va más allá de su propia misión como comandante del componente naval del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM, por sus siglas en inglés). Además de trabajar en estrecha colaboración con los países amigos, está comprometido para asegurar que su propio personal, en Florida, esté 100 por ciento preparado para dar lo mejor de sí en todo momento.

Desde que asumió el mando de las Fuerzas Navales del Comando Sur de los EE. UU. en agosto de 2016, su misión y responsabilidad, como él la describe, es fundamental para promover la seguridad marítima cooperativa.

Diálogo visitó al Contralmte. Buck en la Estación Naval de Mayport, Florida, donde habló acerca de su enfoque militar, sus contactos con los países amigos de SOUTHCOM y los retos de seguridad regional que todos ellos enfrentan.

Diálogo: ¿Cuáles son las prioridades de las Fuerzas Navales del Comando Sur de los EE. UU. en lo que respecta a su área de operación?

Contralmte. Sean S. Buck: Nuestra prioridad diaria es cumplir con el compromiso de seguridad que tenemos con los países amigos de nuestra área de operación. Ellos deben saber en todo momento que estamos firmes y listos para ayudar y trabajar con ellos a fin de preservar la seguridad y la estabilidad de toda la región. Esto significa un esfuerzo de equipo. Yo apoyo una mentalidad de equipo para que podamos alcanzar un alto grado de preparación para responder ante cualquier tipo de contingencia o crisis que surja en el área de operación; una crisis que pueda afectar en forma negativa a nuestros amigos, o tal vez poner en riesgo nuestra propia seguridad nacional.

Diálogo: ¿Cuál es el enfoque de su tarea militar como comandante de NAVSO?

Contralmte. Buck: Continúo concentrándome en las obligaciones militares que el Almirante Kurt W. Tidd [comandante de SOUTHCOM] nos ha encomendado a todos en su equipo. Estas apoyan los esfuerzos de nuestros países amigos para mejorar la ejecución de sus responsabilidades. Estos cuatro enfoques militares fundamentales caracterizan a cualquier fuerza armada legítima que busque ganarse la confianza de la población a la que sirve.

El primer enfoque es trabajar en conjunto y tener la capacidad de trabajar con las otras armas y otros organismos gubernamentales dentro de su país para brindar una respuesta gubernamental integral. Las Fuerzas Armadas de los EE. UU. reconocen que trabajar de manera conjunta es muy importante, y creo que es fundamental que se lo demostremos a nuestros socios militares y a las organizaciones gubernamentales.

La profesionalización de los cuerpos de suboficiales también es un importante enfoque militar. Estamos muy orgullosos del modo en que hemos asignado responsabilidades a los suboficiales de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos para capacitarlos. Es algo que compartimos y demostramos a nuestros amigos para permitirles ser una fuerza de combate más eficiente.

El enfoque ancestral de respetar los principios de los derechos humanos es fundamental para tener fuerzas armadas exitosas en nuestra zona de operación. Una fuerza armada operativa nunca ganará la confianza y la legitimidad que necesita de la población si hay cualquier duda de su compromiso con los derechos humanos, o con su deseo de proteger esos derechos.

El cuarto enfoque militar que enfatizamos es la integración de género: integrar a las mujeres en todas las especialidades profesionales de nuestras armas.

Tengo un muy buen ejemplo de esa integración: mi subcomandante, la Contraalmirante Linda R. Wackerman. Como Oficial de la Reserva de la Marina de los EE. UU., la Contralmte. Wackerman combina los deberes de líder naval sénior y aviadora con su trabajo como piloto de una aerolínea comercial de manera simultánea. Su valiosa experiencia y profesionalismo es un importante valor agregado para nuestro comando, y estoy extremadamente orgulloso de trabajar con ella en la ejecución de nuestra misión. Demostrar la efectividad de la integración de género ante nuestros amigos a través de nuestro propio ejemplo refuerza la importancia de las mujeres que prestan servicio en las fuerzas militares.

Diálogo: ¿Qué espera lograr con cada país del área de operaciones de SOUTHCOM, ya sea mediante ejercicios, reuniones con sus homólogos y otros líderes o por medio de otro tipo de interacción?

Contralmte. Buck: Lo más importante que espero es ganarnos la confianza de los países amigos. Es lo primero que pienso cuando colaboro ya sea en forma bilateral, individual o en una tarea grupal multinacional. Debo demostrar mi compromiso de participar con ellos y reiterarles por qué debemos relacionarnos con nuestras contrapartes del Caribe, Centro y Sudamérica. Somos más eficaces y tendremos mucho más éxito si trabajamos juntos para alcanzar los objetivos comunes de seguridad, estabilidad y unidad en nuestro hemisferio. Los Estados Unidos eligen no hacerlo solos. Al trabajar juntos y aprovechar nuestras fortalezas, ganaremos y prosperaremos juntos.

Soy bastante nuevo como comandante en Mayport, y cuando viajo a la región y me presento, mi objetivo es asegurarme que sientan que pueden confiar en mí y en mi equipo, y espero que esto los aliente a trabajar con nosotros. Hasta ahora, yo he tenido la oportunidad de visitar El Salvador, Panamá, Colombia y Chile. Mis experiencias en esas cuatro naciones han sido extraordinarias. Me recibieron muy bien, y creo que logré mis objetivos y me gané su confianza. Entablé amistades con nuestras contrapartes y ya pudimos comunicarnos para enviar a nuestros socios militares buenos deseos y buenas fiestas [de fin de año]. Hasta el momento estoy muy entusiasmado y ansioso por lo que nos depara el futuro.

En lo que respecta a los ejercicios, el que me hace sentir más orgulloso y del que soy el único responsable es el ejercicio UNITAS. Hemos ampliado el ejercicio para llegar a toda el área de operaciones y ahora hay un anfitrión diferente cada año. El año pasado, el anfitrión fue Panamá; fue la primera vez en 67 años que una nación centroamericana organiza este evento. Lo hicimos para promover la confianza y la capacidad de dirigir operaciones multinacionales en todos los países amigos de Latinoamérica. También participamos en los ejercicios TRADEWINDS para aumentar las habilidades y capacidades de los países amigos del Caribe. Todos los ejercicios, ya sean bilaterales o multilaterales, son muy importantes, e invitamos a participar en ellos no solo a las naciones de nuestra área de operaciones, sino también a otros países del Pacífico, Europa o África, porque las amenazas de hoy en día son de naturaleza mundial, transnacional y transregional; se originan en todo el mundo.

Diálogo: ¿Qué aspecto de la seguridad regional en el Caribe, Centro y Sudamérica le preocupa más?

Contralmte. Buck: Hay dos aspectos que me causan mucha inquietud. En primer lugar, estoy preocupado por las redes terroristas que aprovechan las rutas del narcotráfico, que existen desde hace mucho tiempo para hacer circular dinero, armas, terroristas extranjeros, drogas, etc. a través de nuestros países amigos y en el sur de los Estados Unidos. Parece demasiado sencillo usar esas rutas que los carteles de la droga han utilizado desde hace décadas; estas redes son una seria amenaza para la seguridad regional y para vencerlas son necesarios esfuerzos multinacionales.

En segundo lugar, me preocupa el colapso gubernamental de cualquiera de los países amigos, lo que podría conducir a una migración masiva de su población. La migración masiva, como los desastres naturales, podría causar una alteración y amenazar nuestra estabilidad regional, así como tener un impacto negativo en nuestra prosperidad. Nosotros compartimos intereses y metas comunes con la gente de Latinoamérica y me preocupa que el éxito de las redes de amenazas, los gobiernos fallidos y cualquier clase de desastre natural pudiera tener un impacto devastador en la paz, la seguridad y la estabilidad por las que hemos trabajado tan duro en nuestros respectivos países.

Diálogo: Ahora que han transcurrido seis meses desde que asumió el cargo como comandante (agosto de 2016), ¿ha cambiado su perspectiva de la zona de operaciones?

Contralmte. Buck: No cambió mucho. Tengo algo de experiencia en esta área de operación. En los primeros seis meses ha aumentado mi respeto hacia nuestros amigos, sus habilidades, capacidades y amistad y, en particular, he aprendido más sobre quiénes son, lo que hacen y lo que pueden hacer cada una de sus marinas. Así que mi perspectiva no ha cambiado demasiado, solo se han intensificado mi respeto y conocimiento.

Diálogo: La relación que usted ayuda a edificar, ¿contribuye a la colaboración entre la Marina de los EE. UU. y las marinas de las naciones amigas en la región?

Contralmte. Buck: La colaboración es mucho más estrecha, así como las capacidades militares individuales de los Estados Unidos y de nuestros socios. Creo que el indicador más claro de esto es la responsabilidad que cada uno de los países amigos asumió por su propia seguridad, prosperidad y estabilidad. En el pasado, mis predecesores recibían muchas llamadas telefónicas donde solicitaban ayuda cuando algo malo ocurría en nuestra área de operaciones. Yo recibo menos llamadas, y cuando ocurre una crisis en uno de los países amigos, ellos responden y ayudan a sus poblaciones con más efectividad que en el pasado. Esto es emocionante, porque muestra un aumento en la confianza; nuestros esfuerzos por crear capacidad, mejorar la habilidad para estar preparados y el énfasis en los enfoques militares tienen un efecto positivo. Ahora vemos los resultados y eso me da una gran satisfacción. Estamos preparados en todo momento para responder si nos lo piden y siempre nos ofreceremos para servirles como consultores o asesores. Continuaremos los ejercicios con ellos, pero es muy bueno ver el grado de responsabilidad que asumen hoy en día.

Diálogo: ¿Qué tipo de resultados espera obtener en 2017 y qué resultados ha observado desde que trabaja en esta zona?

Contralmte. Buck: Tengo tres logros importantes que me gustaría alcanzar en 2017. En primer lugar, quiero completar el contacto con cada uno de los países en el área de operación; una oportunidad para presentarme, conocerlos y desarrollar una confianza mutua. Esto es posible si visitamos sus países o si los invitamos a que nos visiten aquí en Mayport para aprender sobre nuestras respectivas fuerzas navales.

En segundo lugar, en cuanto a mi equipo de la NAVSO, deseo aumentar nuestra preparación operativa para responder con rapidez. Esta es una habilidad de importancia crítica que debemos ser capaces de ejecutar cuando nuestros amigos o nuestra propia nación cuentan con nuestro apoyo o asesoría en caso de desastre.

En tercer lugar, deseo elevar el nivel de complejidad y sofisticación de nuestros ejercicios, como PANAMAX y UNITAS. Mejoramos con operaciones navales reales, desafiándonos a nosotros mismos y a nuestros socios para trabajar en conjunto y aumentar el repertorio de nuestras habilidades navales. No podemos quedarnos conformes solo con realizar ejercicios en las costas. Las amenazas a nuestra estabilidad y seguridad evolucionan, así que debemos perfeccionarnos y estar listos para cualquier escenario. Hacemos esto al compartir conocimientos y mejorar nuestra cooperación multinacional.

Diálogo: ¿Cómo lo preparó para este cargo su experiencia anterior? ¿Qué enseñanzas obtenidas en el pasado aportó usted a esta función, en particular luego de desempeñarse como jefe del J5 del Estado Mayor y de asistir al presidente del Estado Mayor Conjunto en su papel de principal asesor militar del presidente de los Estados Unidos y del secretario de Defensa?

Contralmte. Buck: Mi experiencia anterior ha establecido los cimientos para mi éxito en mi nuevo cargo y ayudó en mi nueva función. Soy aviador de patrullaje naval. Durante muchos años adquirí experiencia en materia de operaciones al volar en misiones de detección y vigilancia contra el narcotráfico. El tiempo que pasé en el Estado Mayor Conjunto me permite apreciar de forma más madura los asuntos geopolíticos que surgen en la zona de responsabilidad, así como las relaciones político-militares. En el tiempo que pasé en el Pentágono, en particular en el Estado Mayor Conjunto y en la J5, aprendí mucho sobre la importancia de fomentar buenas relaciones y adquirí un gran aprecio por las diversas culturas del mundo.

Diálogo: ¿Hay algo más que desearía añadir para nuestros lectores de la región?

Contralmte. Buck: Deseo recordar el lema de mi comando: “Unidad, seguridad y estabilidad”. Esa es mi prioridad estratégica al dirigir la USNAVSO: promover la unidad de mi propio equipo y de mi equipo con nuestros amigos, así como garantizar la seguridad y la estabilidad de toda nuestra región. Espero que cada vez que uno de ellos vea nuestro logotipo, sirva como recordatorio de ese compromiso y de lo que representamos.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 176
Cargando las Conversaciones