Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Preparados para misiones las 24 horas del día

Una pequeña fuerza de tarea conjunta en una base aérea estratégica, con helicópteros, clínicas médicas expedicionarias, infraestructura móvil y otras capacidades ofrece una respuesta rápida en condiciones austeras.
Geraldine Cook/Diálogo | 29 marzo 2017

El coronel Brian T. Hughes, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, proyecta las misiones a su personal militar como una sola lucha. (Foto: Relaciones Públicas de JTF-Bravo)

El Coronel Brian T. Hughes, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo (JTF-Bravo, por sus siglas en inglés) representa la preparación durante las 24 horas, los siete días de la semana. La unidad bajo su mando está preparada para reaccionar y responder rápidamente ante cualquier crisis o contingencia. “¡Un equipo, una lucha!” es el lema con el que el Cnel. Hughes proyecta las misiones a su personal militar.

JTF-Bravo, ubicada en la Base Aérea Soto Cano, en Honduras, es una de las fuerzas de tarea bajo la dirección del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM, por sus siglas en inglés). Opera en un campo aéreo estratégico, de ofensiva durante el día y la noche y en todo tipo de clima, ejecuta respuestas rápidas, organiza ejercicios multilaterales en cooperación con naciones amigas en Centroamérica, apoya operaciones contra el narcotráfico y el crimen organizado transnacional y contribuye a las capacidades de las naciones amigas para promover la cooperación y la seguridad en la región.

La fuerza de tarea consiste en un personal conjunto y en cinco comandos que apoyan la misión: el Batallón de Aviación 1-228, el Escuadrón 612 de la Base Aérea, las Fuerzas del Ejército/Batallón de Apoyo Conjunto, las Fuerzas de Seguridad Conjunta y un Elemento Médico.

Durante una visita a Soto Cano, Diálogo habló con el Cnel. Hughes sobre su enfoque, los ejercicios multilaterales, el apoyo a las autoridades hondureñas y de Centroamérica, y sus operaciones conjuntas contra el narcotráfico y las actividades del crimen organizado transnacional y transregional.

Diálogo: ¿Cuál es el enfoque principal de JTF-Bravo con respecto a nuestra área de responsabilidad (AOR por sus siglas en inglés)?

Coronel Brian T. Hughes, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo: Vivimos y operamos en medio de las zonas ilícitas extendidas directamente desde Sudamérica hasta la parte sur de los Estados Unidos para el tráfico de drogas y otras mercancías que ingresan por la región. Nuestro papel y responsabilidad es realizar y planificar las operaciones, las actividades y las acciones para apoyar los requerimientos de equipo que tienen las naciones anfitrionas y los organismos de seguridad internacionales. También somos responsables de una fuerza de respuesta ante desastres y de asistencia humanitaria que está de guardia las 24 horas del día, los siete días de la semana. Trabajamos con, para y a través de los equipos de los EE. UU. En cada país amigo para brindar seguridad en nuestra área de operaciones conjuntas asignada. Ahora promovemos y organizamos el foro de la Comunidad de Interés (COI, por sus siglas en inglés) de Centroamérica en nombre del comandante de SOUTHCOM.

Diálogo: ¿Cuál es el enfoque de sus acciones militares como comandante de JTF-Bravo?

Cnel. Hughes: El enfoque es contrarrestar las redes de amenazas transnacionales y transregionales (T3N, por sus siglas en inglés). No nos centramos en las mercancías, ni las drogas, ni las armas ni el dinero, sino en las redes, en los nodos facilitadores y en los líderes principales que controlan todos los movimientos de mercancías ilícitas en la región. Procuramos encontrar y despejar las redes y determinar si podemos lograr resultados contra las redes en general. Como dice el jefe [Almirante de la Marina de los EE. UU. Kurt W. Tidd, comandante del SOUTHCOM], no ataquemos a las flechas, ataquemos al arquero.

Diálogo: ¿Qué espera lograr en cada país, en el área de responsabilidad de SOUTHCOM con el que trabaja, ya sea mediante ejercicios, acuerdos con los líderes o cualquier otra acción?

Cnel. Hughes: Sin duda, esperamos ganarnos la confianza dentro de los países. Generamos confianza mediante estos acuerdos, creamos seguridad dentro de la región, colaboramos con las fuerzas de seguridad de las naciones anfitrionas y las entrenamos, sea la policía o las fuerzas militares. Nos ganamos la confianza gracias a la preparación. La preparación para nosotros es sumamente importante debido a todos los ejercicios y las operaciones que ejecutamos. Todo incluye entrenamiento, por lo que cada cosa que hacemos aumenta la preparación de nuestros soldados, marineros, aviadores e infantes de marina. Somos proveedores de preparación. Con confianza, preparación y seguridad, ganamos notoriedad en toda la región.

Diálogo: ¿Cuál es su mayor preocupación en cuanto a la seguridad regional en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe?

Cnel. Hughes: La mayor preocupación son las redes de amenazas transnacionales y transregionales. Son redes que operan y facilitan el movimiento de mercancías ilícitas y de personas por la región. Creo que la mayor preocupación es que alguien con una conexión terrorista ingrese a la región, pueda moverse por las vías ilícitas establecidas y obtenga acceso a los Estados Unidos para ocasionar algún tipo de incidente. Las drogas que transitan por la región obviamente son un gran problema, pero, repito, nuestro enfoque está en las redes que facilitan el movimiento de cualquier mercancía ilícita que ingrese por la región.

Diálogo: Luego de haber asumido el mando de la JTF Bravo hace ocho meses (desde julio de 2016), ¿en qué cambió su perspectiva de la AOR desde entonces?

Cnel. Hughes: La perspectiva cambió en el hecho de que evolucionamos mucho en los últimos seis meses. Al facilitar la COI en Centroamérica en nombre del Almte. Tidd, tuvimos una apertura mucho mayor que antes. Ahora compartimos información mucho más rápidamente que antes. Vemos que la inteligencia y la información importante son compartidas entre los equipos conjuntos, las agencias y los equipos nacionales. Ahora, los equipos nacionales no solo están centrados en su propio país, sino que también están preocupados por sus amigos regionales, ya que están más conscientes de cómo las situaciones o las operaciones en un país afectarán el suyo también, especialmente cerca de las fronteras. Vemos una mejora muy significativa en la cooperación y en los acuerdos entre agencias, especialmente en toda Centroamérica. En última instancia, tratamos de generar confianza entre las agencias porque si no hay confianza, es mucho más difícil compartir la inteligencia y la información. La confianza en verdad es lo más importante que tratamos de lograr con las agencias amigas.

Diálogo: ¿Cómo se beneficia la colaboración entre las Fuerzas Armadas de los EE. UU. y las de nuestros países amigos regionales por medio de las relaciones que usted fomenta?

Cnel. Hughes: Las relaciones que fomentamos consisten en tener una comprensión compartida de la región, respecto de dónde y cómo sea afectada el área por actores no regionales y externos a las áreas donde trabajamos, incluidos otros Comandos Combatientes (COCOM, por sus siglas en inglés) geográficos. También es acerca de cómo circulan las mercancías y los extranjeros con intereses especiales para ingresar a la región. Creo que, a medida que evolucionamos en la comunidad de interés, también ampliamos, compartimos y comprendemos con más conciencia situacional las redes que facilitan el movimiento de mercancías ilícitas en la región.

Diálogo: ¿Qué tipos de resultados espera obtener en 2017 y qué resultados ha visto hasta ahora desde que trabaja en esta región?

Cnel. Hughes: Continuamos el crecimiento y la generación de confianza en la región. Aumentaremos el tamaño de la participación dentro de la COI centroamericana a fin de sumar más de los equipos nacionales en Sudamérica a la causa. Ahora se ha unido México, que es un componente clave, ya que es parte de nuestra región pero asignado a la AOR del Comando Norte de los EE. UU. Esto es importante porque necesitábamos “ver” lo que sucedía del otro lado de la frontera del COCOM y ellos necesitan saber lo que sucede de nuestro lado.

Evolucionamos. La razón por la que estamos aquí no ha cambiado, pero continuamos con la evolución en la forma de ejecutar las operaciones, las actividades y las acciones a fin de obtener mejores resultados dentro de la región. Queremos poder compartir las capacidades únicas que JTF-Bravo tiene para ofrecer y así obtener acceso a la región donde antes teníamos acceso nulo o muy limitado. Como ejemplo, en el otoño tuvimos una misión en Costa Rica que tuvo excelentes resultados contra una red ilícita. Realizamos un ejercicio de preparación médica y misiones contra el narcotráfico casi simultáneas, y ayudamos en el desplazamiento de la policía costarricense hacia un área donde pudieran desarrollar una misión de erradicación de la marihuana. Esta fue la primera vez que JTF-B pudo ingresar a Costa Rica en los últimos seis años. Otro ejemplo de cómo usar nuestras capacidades únicas para obtener acceso es el Ejercicio de Entrenamiento de Preparación Médica (MEDRETE, por sus siglas en inglés) en Nicaragua, del 27 al 31 de marzo.

Diálogo: ¿Cómo lo preparó su experiencia previa para esta función? ¿Qué lecciones aprendidas anteriormente trajo consigo a esta función, especialmente después de desempeñarse como subcomandante del Componente de Aviación de Operaciones Especiales Conjuntas en Afganistán y como oficial de Operaciones de Comando de Aviación para las Operaciones Especiales del Ejército?

Cnel. Hughes: Creo que lo que aprendí en Afganistán fue que las relaciones personales valen mucho más que una relación de mando. En cualquier fuerza de tarea conjunta o en cualquier fuerza de tarea conjunta combinada o de coalición, el escalafón de relaciones de mando parece una telaraña y es muy confuso. Al final del día, uno necesita conectarse con las personas que están ahí afuera en las misiones; obtenemos resultados mucho más efectivos mediante conexiones y relaciones personales que con relaciones de mando.

Mis experiencias previas me sirvieron porque éramos una organización muy centrada en las redes, especialmente en Afganistán y en Irak. Aprendí de muchas experiencias que tuve en las operaciones especiales de lucha contra las redes y las apliqué de igual forma aquí.

Diálogo: ¿Cuáles son sus prioridades o las de JFT-Bravo para 2017?

Cnel. Hughes: Una de las prioridades es modernizar la fuerza y el equipamiento. Tal vez sea necesario limitar un poco el crecimiento, pero necesitamos contar con las capacidades correctas. Por ejemplo, nuestro Elemento Médico hace muchas más misiones de salud comunitarias que antes y necesita más personal de medicina preventiva. Hemos estado aquí durante 32 años y queremos ampliar nuestro alcance y capacidades todavía más en toda nuestra área de operaciones conjuntas.

También necesitamos mejorar el equipamiento. Tenemos algunos equipos preexistentes (comunicaciones, vehículos y aeronaves) que debemos mejorar y modernizar, especialmente la flota UH 60. Debemos avanzar en nuestra capacidad expedicionaria para poder comunicar y brindar información situacional rápida ya que, con frecuencia, tenemos fuerzas que operan en varios países al mismo tiempo durante el mismo día y la misma semana. Necesitamos modernizar la infraestructura y el equipamiento que tenemos desde 1984.

Diálogo: ¿Quisiera agregar algo para los lectores de Diálogo?

Cnel. Hughes: La capacidad de adaptación de la gente en Centroamérica es increíble. Por ejemplo, en un MEDRETE, es sorprendente ver centenares de personas en espera, pacientes en la fila durante horas para recibir tratamiento médico. Algunos hasta caminaron una semana para llegar allí. Saben el nivel de atención que recibirán de nuestros efectivos, especialmente de nuestros efectivos médicos. En muchos de los otros lugares donde estuve comisionado vi cómo los hombres empujaban a las mujeres y a los niños para cortar su tiempo en la fila. Aquí en Centroamérica, la paciencia y la disciplina demostradas por la población es un ejemplo digno de imitar.

No hemos tenido incidentes con ninguna de las fuerzas armadas ni policiales de nuestras naciones amigas y todo ha sido muy positivo con respecto a nuestra cooperación. Repito: es debido a la confianza que hemos generado con los 32, casi 33 años de estar preparados, de mantenernos relevantes y de generar los efectos correctos cuando los resultados son necesarios.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 60
Cargando las Conversaciones