• Home »
  • CHINA »
  • Encubrimiento de China retrasó respuesta internacional al coronavirus, dice asesor de Seguridad Nacional de los EE. UU.

Encubrimiento de China retrasó respuesta internacional al coronavirus, dice asesor de Seguridad Nacional de los EE. UU.

Encubrimiento de China retrasó respuesta internacional al coronavirus, dice asesor de Seguridad Nacional de los EE. UU.

Por Steve McLoud
marzo 17, 2020

Al encubrir el brote inicial del coronavirus, China retardó dos meses una respuesta internacional efectiva, manifestó el asesor de Seguridad Nacional Robert O’Brien durante su discurso el 11 de marzo en un evento de la Fundación Heritage, un centro conservador de investigación  con sede en Washington, D.C.

Además, mencionó evidencia que incluía reportes de ciudadanos chinos que denunciaban que las autoridades obligaban a los médicos a guardar silencio, o los aislaban para que no se filtrara información sobre el virus.

O’Brien indicó que si China hubiera mostrado cooperación al comienzo del brote, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en los Estados Unidos habrían podido instalar equipos de trabajo en territorio chino desde mucho antes, para analizar el desarrollo del virus.

“Creo que podríamos haber reducido drásticamente lo ocurrido; tanto en China como en el resto del mundo”, agregó O’Brien.

El reproche de O’Brien al Gobierno chino coincide con los comentarios del secretario de Estado de los EE. UU. Mike Pompeo. “Recuerden, es el coronavirus ‘Wuhan’ lo que ha causado esto”, manifestó Pompeo, en referencia a la capital de la provincia de Hubei en China central, en donde se originó la cepa en noviembre de 2019. “La información que obtuvimos al iniciarse este problema no fue la mejor, y nos condujo a una situación donde estamos retrasados en gran parte frente al desafío que enfrentamos hoy”, agregó.

Las declaraciones de Pompeo y O’Brien están alineadas a una campaña liderada por el Senador de Florida Marco Rubio. En un artículo escrito para el New York Post el 3 de marzo, el Sen. Rubio manifestó que el Partido Comunista de China estaba publicando información falsa para culpar a los EE. UU. por el virus, con el objetivo de mitigar el descontento en China, distraer la atención de las verdaderas cifras de infectados, de la represión a la que están sometiendo a su pueblo y para “guardar las apariencias a nivel internacional”.

Otros ejemplos que brindó el Sen. Rubio fueron el portal militar chino Xilu.com, que recientemente publicó un artículo en el que argumenta, sin citar fuentes, que el virus es “una arma biológica producida por los EE. UU. para atacar a China”. En las redes sociales, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China Zhao Lijian está promoviendo la misma teoría de conspiración, con publicaciones para sus más de 300 000 seguidores en Twitter.

El Sen. Rubio también escribió que, además de China, la información falsa proviene de Rusia e Irán, el país de Medio Oriente más afectado por esta situación.

“En Qom, la ‘zona cero’ del brote de coronavirus en Irán, un conocido clérigo acusó a los EE. UU. de introducir el virus para ‘dañar la cultura y el honor (de la ciudad)’”, escribió Rubio.

“En consecuencia, el pueblo iraní tomó pocas medidas de precaución, por lo cual el país ahora padece uno de los peores brotes en el mundo, en donde incluso se confirmó que su vicepresidente y altos funcionarios gubernamentales estaban infectados”, agregó.

En China continental, donde apareció el virus por primera vez, murieron más de 3000 personas a causa de este flagelo, mientras que hasta ahora otras 80 000 están infectadas y más de 58 000 lograron recuperarse.

Share