El Salvador amplía su centro de entrenamiento para misiones de paz

Tres nuevos edificios servirán para capacitar a las nuevas generaciones de cascos azules que se integran a las misiones de paz que El Salvador integra alrededor del mundo
Lorena Baires/Diálogo | 5 julio 2016

Capacitación y Desarrollo

La inversión total en la construcción de las nuevas instalaciones tuvo un costo de USD $1.5 millones, los cuales fueron donados por el Comando Sur del Ejército de los Estados Unidos (SOUTHCOM) a través del programa de Fondos Globales para Operaciones de Paz (GPOI por sus siglas en inglés). (Foto: Gloria Cañas)

El Centro de Entrenamiento de Operaciones de Paz (CEOPAZ) de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) inauguró tres modernos edificios dentro su complejo de entrenamiento para efectivos militares afiliados a las operaciones de paz, gracias al apoyo del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM).

Las nuevas instalaciones permitirán ampliar las capacitaciones y adiestramiento del personal que se integra a las operaciones de paz, así como para almacenar el equipo especial utilizado por los diferentes contingentes desplegados en misiones de seguridad internacional de las Naciones Unidas (ONU), con lo cual se fortalecerá el proceso de formación de los cascos azules.

“Agradecemos este gesto de cooperación y amistad con la FAES al brindar los recursos necesarios para ampliar nuestras capacidades y continuar capacitando con calidad y profesionalismo al personal que se une a las misiones de paz y seguridad mundial”, expresó el Coronel Manuel Acevedo, Comandante del CEOPAZ, durante el acto de inauguración de los edificios el 7 de junio.

La construcción de estos edificios significó una inversión de USD $1.5 millones donados por SOUTHCOM a través del programa de Fondos Globales para Operaciones de Paz (GPOI por sus siglas en inglés). El GPOI es un programa de asistencia para seguridad financiado por el gobierno de Estados Unidos y diseñado para mejorar la capacidad internacional de llevar a cabo con eficacia las Operaciones de Apoyo a la Paz (PSO por sus siglas en inglés) de la ONU.

“Es un honor para el Comando Sur entregar estos edificios al CEOPAZ, quien durante los últimos años ha tenido un rol importante en el desarrollo de paz mundial. Ahora CEOPAZ es un centro de clase mundial para entrenar nuevas generaciones de fuerzas de paz”, manifestó el Coronel Robert Wagner, agregado militar de los Estados Unidos durante la ceremonia.

El GPOI busca fortalecer las capacidades de la FAES en sus contribuciones a la ONU y destacar el papel de expansión en operaciones de paz que el país está teniendo en todo el mundo. Los militares seleccionados para llevar a cabo operaciones de paz podrán capacitarse en este nuevo edificio por cuatro meses; superando evaluaciones psicológicas y físicas, entrenamientos para estrategias logísticas en misiones de paz, talleres sobre derechos humanos, protección de la fuerza y conducción de vehículos blindados.

Oficiales, suboficiales y tropa seleccionada para conformar los contingentes de
cascos azules, gozan desde ahora de un nuevo plantel que los especializara y
adiestrara en tareas de seguridad y apoyo a nivel internacional. (Foto: Gloria Cañas)


“Este es un momento importante en el proceso de ampliación de capacidades de CEOPAZ porque podrá continuar sus contribuciones a la paz mundial y entrenando a las nuevas generaciones desde un espacio moderno, de clase mundial”, dijo el Coronel Wagner.

El CEOPAZ ahora podrá recibir a más de 200 efectivos por año, aunque este número podrá variar en función de las necesidades de cada una de las operaciones ejecutadas anualmente.

El ministro de la Defensa de El Salvador, General David Munguía Payés, confirmó el compromiso de CEOPAZ en retribuir el apoyo recibido de la comunidad internacional cuando El Salvador buscaba alcanzar la paz.

“La FAES es una entidad que eleva con orgullo el nombre de nuestro país a nivel internacional y su personal es reconocido por el compromiso hacia el fortalecimiento de la paz mundial”, subrayó el ministro el pasado 16 de junio, durante el acto de despedida del séptimo contingente que participa en la Misión de Estabilización las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).

La FAES se ha incorporado con 175 militares -entre oficiales, suboficiales, tropa y personal administrativo- a la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (FINUL), a la Misión de Estabilización las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) y la Misión Multidimensional Integrada a la Estabilización de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA).

El Centro de Entrenamiento de Operaciones de Paz (CEOPAZ) de la Fuerza Armada
de El Salvador (FAES) recibirá en las nuevas instalaciones a un promedio de 200
elementos al año, esto dependiendo de las necesidades que se vayan presentando
en la formación de los contingentes de paz. (Foto: Gloria Cañas)


En la FINUL, desde junio de 2008 a la fecha, los salvadoreños han realizado 6.300 actividades de patrullaje motorizado, controles vehiculares, puestos de observación, seguridad en pistas de aterrizajes y atención médica a la población civil libanesa desde la base “Miguel de Cervantes”.

El contingente SALCON VII desplegado en la MINUSTAH cuenta con 44 militares adheridos al Batallón Chile 24 en la Compañía de Infantería Mecanizada. Desde febrero de 2013 a la fecha, han realizado 670 actividades de seguridad y patrullaje en la ciudad de Cabo Haitiano para mantener un entorno estable y seguro.

Finalmente, la MINUSMA está integrada por 90 militares salvadoreños, apoyando de forma independiente una misión de paz por primera vez. Desde abril de 2015, el grupo ha ejecutado más de 4.100 tareas de patrullaje, transporte, vigilancia y reconocimientos aéreos, transporte médico, misiones de búsqueda, rescate y extracción de personas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 33
Cargando las Conversaciones