El nuevo comandante del SENAFRONT de Panamá busca avanzar sobre los éxitos de la agencia

El comisionado Cristian Hayer afirma que el trabajo en cooperación con las fuerzas de seguridad de países amigos ha sido un componente clave en la estrategia del SENAFRONT.
Roberto López Dubois | 1 marzo 2016

Amenazas Transnacionales

El nuevo comandate del SENAFRONT Cristian Hayer tiene planes de apoyarse en el historial de éxitos de la agencia en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico. [Foto: Víctor Arosemena]

El nuevo comandate del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá (SENAFRONT), Cristian Hayer, está decidido a apoyarse en los éxitos de esta agencia de seguridad en la lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico y los grupos guerrilleros.

La principal preocupación de Hayer es enfrentar las nuevas amenazas planteadas por la firma de los acuerdos de paz en Colombia y el uso, aunque aún en pequeña escala, de territorio panameño para el cultivo ilegal de coca, principal ingrediente de la cocaína. Uno de los éxitos del SENAFRONT ha sido la Operación Candado , que ayudó a dirigir el mismo Hayer, quien tomó posesión del cargo el 15 de febrero, habiendo previamente servido como subcomandante de la agencia bajo Frank Ábrego. La iniciativa dio como resultado el desmantelamiento de campamentos que eran utilizados por la Compañía Ever Ortega de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), comandada por un guerrillero conocido como ‘Silver’.

El trabajo en cooperación con las fuerzas de seguridad de países amigos ha sido un componente clave de la estrategia del SENAFRONT, y ese aspecto seguirá, según Hayer. Al respecto señaló que tiene excelentes relaciones con las Fuerzas Armadas de Colombia, y que Panamá y Colombia continuarán trabajando conjuntamente con el fin de desarrollar los mejores métodos para combatir el crimen organizado, el tráfico de drogas y otras amenazas. Panamá también mantendrá su estrecha relación con Estados Unidos, que proporciona apoyo, incluyendo capacitación, al país centroamericano.

La estrategia contra las FARC

El SENAFRONT tiene una estrategia dispuesta en relación con Colombia en el caso de que el gobierno del país andino firme un acuerdo de paz con las FARC. Una vez que las FARC se desmovilicen, es muy probable que el tráfico de drogas se propague entre pequeños grupos, expresó Hayer.

Como consecuencia de esto, es indispensable “mantener los patrullajes en la frontera con Colombia para evitar que nuestro territorio sea usado para actividades ilícitas”, añadió. “Vamos a tener muchos pequeños grupos de narcotraficantes trabajando, pequeños capos. Ya estamos tomando acciones, porque vamos a minimizar el tráfico de drogas por Panamá”. Los narcotraficantes a menudo utilizan Panamá como punto de trasiego de cocaína y otras drogas.

Una de las más altas prioridades del SENAFRONT sigue siendo la lucha contra el crimen organizado. “El éxito de SENAFRONT fueron los patrullajes constantes”, puntualizó Hayer. “Antes de SENAFRONT solo se cuidaban las poblaciones; los guerrilleros llegaban a la orillita del puesto y nos disparaban. Comenzamos a caminar las trochas, los fuimos sacando, destruyendo los campamentos y recuperando el territorio nacional”.

Cómo se originó el SENAFRONT

Creado en el 2008, el SENAFRONT custodia ambas fronteras terrestres de Panamá, con Colombia y Costa Rica. Tras la caída de Manuel Antonio Noriega en 1989, las Fuerzas Armadas que operaban en el Canal de Panamá fueron reorganizadas. Varias de sus funciones pasaron a instituciones civiles y el resto fueron asignadas a cuatro fuerzas: la Policía Nacional, el Servicio Aéreo Nacional, el Servicio Marítimo Nacional y el Servicio de Protección Institucional.

En la década de 1990, varios frentes de las FARC ingresaron a territorio panameño e incluso realizaron ataques sobre la población civil. Como consecuencia de esto, las autoridades panameñas trazaron una estrategia para garantizar la seguridad de los pobladores de Darién, la provincia fronteriza con el departamento del Chocó en Colombia, donde se halla el Tapón del Darién, una de las dos selvas húmedas tropicales que quedan en América.

La Policía Nacional mantenía una zona de policía en esa área. En vista de las incursiones, el gobierno panameño creó una dependencia con el fin de unificar los esfuerzos para proteger a los panameños y su territorio, lo cual dio origen a la Dirección Nacional de Fronteras, o DINAFRONT. Posteriormente, se reorganizaron las instituciones de seguridad y el gobierno creó el SENAFRONT, el cual inicialmente dependía del Ministerio de Gobierno y Justicia, y posteriormente del Ministerio de Seguridad, que lo sigue dirigiendo.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 76
Cargando las Conversaciones