El Ejército colombiano lanza el 'Viernes de Colores", proporcionando atención a la salud y otros servicios a los niños

La banda de la 11ª Brigada tocó para un grupo de niños y sus padres. Los soldados convivieron con los niños en actividades divertidas y alegres. Algunos soldados realizaron trucos de magia, mientras que otros se pintaron la cara junto con los niños.
Holger Alava | 31 julio 2014

Capacitación y Desarrollo

Banda del Ejército: Soldados de la banda de la 11ª Brigada tocan para un grupo de niños y sus padres durante el lanzamiento de "Viernes de Colores", un programa conjunto entre el Ejército colombiano y el alcalde de Montería para acercarse a la población civil en las zonas más remotas. [Foto del Ejército colombiano]

La 11ª Brigada del Ejército colombiano participa en la iniciativa "Viernes de Colores", un programa que ofrece oportunidades para la atención de la salud, educación, recreación, deportes y otras actividades para los niños y los jóvenes de Montería, capital del departamento de Córdoba.

El programa fue lanzado el 28 de mayo. En el primer día del programa, soldados colombianos atendieron a 250 niños del barrio Furatena, en la parte sur de Montería.

Una ocasión de celebración

El día de la apertura del programa fue una ocasión de celebración.

La banda de la XI Brigada tocó para los niños y sus padres. Los soldados convivieron con los niños en actividades divertidas y alegres. Algunos soldados realizaron trucos de magia, mientras que otros se pintaron la cara junto con los niños.

"Este programa busca brindar oportunidades para la atención de la salud, educación, recreación, deportes y otras actividades destinadas a los niños y jóvenes", informó un comunicado de prensa del Ejército.

El Ejército colombiano está suministrando importantes servicios en regiones remotas y posiblemente peligrosas, donde es difícil que otras agencias del gobierno lleguen a trabajar, según Carlos Mendoza Mora, director de Proyectos de Consultoría Estratégicos, empresa de seguridad privada de la Ciudad de México.

"El Ejército está involucrado en estos programas porque el resto de los organismos gubernamentales no tienen garantías para trabajar en esos espacios territoriales y alguien tiene que hacerlo; esto ha sido claramente entendido por el Ejército", indicó Mendoza Mora. "En estas circunstancias, el Ministerio de Defensa ha integrado un panel para dar sustentabilidad a estas comunidades después de iniciar una intervención armada contra grupos terroristas que operan en la zona, la cual es una buena semilla de iniciativa que ha de ser imitada por otras agencias del gobierno."

Reír por la Paz entretiene a civiles de zonas remotas

El Ejército colombiano ha puesto en marcha otros programas para proporcionar alegría y diversión a las comunidades rurales en áreas remotas de todo el país. 

Uno de esos programas es el Circo Colombiano, también conocido como Reír por la Paz. El principal objetivo del Circo Colombiano, el cual está compuesto por soldados de la 13ª Brigada asignada a la Quinta División del Ejército Nacional, es el de fortalecer los vínculos con las comunidades civiles a través de la diversión.

Reír por la Paz presentó un espectáculo a mediados de marzo de 2014, en Tibiritá, Cundinamarca, un área en la que el extinto Cártel de Medellín operaba en la década de 1980 y principios de la década de 1990. Aunque el Cártel de Medellín se disolvió, derrotado por las fuerzas de seguridad colombianas, otros grupos del crimen organizado, como Los Urabeños y Los  Rastrojos, han estado operando en la región.  

Hay 17 soldados en Reír por la Paz. El grupo de circo, que se formó en 1996, se presenta semanalmente en aldeas remotas. Las actuaciones son gratuitas. 

Iniciativas como los Viernes de Colores y Reír por la Paz son formas innovadoras para que el Ejército tenga un acercamiento a la población civil en forma amable y positiva. 

"Las autoridades están ofreciendo alternativas a la población para que comience a descubrir que la delincuencia no es la mejor opción y proporcionarles un sentido a su vida y sus comunidades", indicó Mendoza Mora. "Las actividades médicas, educativas, recreativas, deportivas y otras tareas realizadas por el ejército son programas positivos."

Luchar contra las FARC mediante la prestación de servicios y entretenimiento

Al proporcionar servicios médicos, educativos y entretenimiento, el Ejército alivia el dolor causado a miles de personas que han sido desplazadas debido a los enfrentamientos entre pandillas callejeras y grandes grupos del crimen organizado, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional, Los  Rastrojos y Los Urabeños.

Los enfrentamientos entre estos grupos son responsables en gran parte de los desplazamientos, según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). El gobierno colombiano está llevando a cabo conversaciones de paz con las FARC en la Ciudad de La Habana. A pesar de los esfuerzos de los negociadores gubernamentales para encontrar una solución pacífica que proteja a la población civil, las FARC sigue lanzando ataques contra las fuerzas de seguridad y la población civil en todo el país. 

Estos enfrentamientos originaron nuevos desplazamientos en los últimos años.

La violencia del crimen organizado ha provocado el desplazamiento de alrededor de 4.7 millones de personas en Colombia. 

Entre enero y junio de 2013, debido fundamentalmente a la violencia entre grupos del crimen organizado, tuvo lugar un desplazamiento de 61 grandes grupos de personas (50 personas o más) en todo el territorio de Colombia, de acuerdo con ACNUR. 

Iniciativas del Ejército combaten los esfuerzos de reclutamiento del crimen organizado

Los programas positivos proporcionados por el Ejército ayudan a neutralizar los esfuerzos de reclutamiento por parte de las FARC, el ELN y otras organizaciones delictivas, señaló Mendoza Mora.

Las iniciativas del Ejército están ayudando a personas que de otra manera no hubiesen podido beneficiarse de estos programas. "Más de 40,000 personas (de las zonas seleccionadas) en todo el país se han beneficiado directamente de estos programas", agregó Mendoza Mora. 

Los esfuerzos del Ejército están funcionando "muy positivamente", concluyó el analista de seguridad. 

Julieta Pelcastre contribuyó en este artículo.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 25
Cargando las Conversaciones