• Home »
  • Academia »
  • El compromiso chino en América Latina y Europa: Comparaciones e Interdependencias

El compromiso chino en América Latina y Europa: Comparaciones e Interdependencias

El compromiso chino en América Latina y Europa: Comparaciones e Interdependencias

Por Evan Ellis
julio 30, 2021

Resumen

En este documento se analiza el compromiso comercial, político y de seguridad de la República Popular China (RPC) con América Latina y el Caribe, comparándolo con el que mantiene con Europa. Asimismo, se evidencia que las acciones de la RPC están impulsadas -a nivel mundial- por una estrategia centrada en reorientar al mundo hacia el beneficio económico de China, en base  a  un  importante  compromiso  político,  institucional y de seguridad en apoyo a sus objetivos. Adicionalmente, se identifican elementos comunes en su búsqueda de fuentes de suministros, mercados y tecnología, así como su uso en apoyo al gobierno dela RPC, con diferencias que reflejanla gobernanzayla estructura política de cada socio, las oportunidades económicas disponibles y los imperativos geográficos. Por otra parte, se muestra que el “poder blando” de la RPC sobre las élites políticas y empresariales en ambas regiones es significativo, mayormente basado en la expectativa de beneficio que en la alineación de valores y, por lo tanto, coexistiendo con la desconfianza hacia China. Igualmente, se evidencia que Europa y América Latina pueden obtener conocimientos al examinar el compromiso chino en ambas regiones. También se identifica que la participación China, tanto en América Latina y el Caribe como en Europa, impacta a ambas regiones a través de los roles de las empresas chinas como competidoras y socias de las empresas de Europa Occidental, de las cadenas de suministro intrarregionales, y de los flujos de fondos por medio de fusiones y adquisiciones -por parte de China- en dichas empresas.

Introducción

En los últimos meses, el Gobierno de Rumanía ha rechazado notablemente el cortejo político y económico que mantenía con la República Popular China (RPC), al alejarse de un proyecto de energía nuclear muy necesario, una red de telecomunicaciones 5G y la participación en el Foro europeo “17 + 1” de 2021 con la RPC. La experiencia de Rumanía llama la atención sobre los patrones de cortejo chino y su resistencia, los cuales son comunes tanto en Europa como en otras partes del mundo, incluida América Latina.

Desde la perspectiva de Washington, el compromiso de la RPC con Europa a menudo se analiza en términos muy diferentes a las actividades chinas en América Latina, así como por grupos académicos dispares. El análisis estadounidense del compromiso entre China y Europa se centra mayormente en el interés de la Unión Europea (UE) y de la RPC en sus mercados y en la tecnología. Por el contrario, el compromiso entre China y América Latina enfatiza -con frecuencia- la búsqueda de productos básicos por parte de la RPC y su influencia en el “patio trasero” de Estados Unidos.2 Si bien ambas perspectivas son parcialmente válidas, comparar el compromiso de la RPC con Europa y con América Latina arroja paralelos inesperados, así como información útil sobre los contrastes entre el compromiso chino en ambas regiones y las interdependencias en sus relaciones con China. Dicho análisis también evidencia importantes diferencias en el compromiso de China entre subregiones, Estados individuales y sectores, así como sus puntos comunes. Por lo tanto, resalta los elementos de la estrategia y el estilo de China que trascienden ambas regiones, incluidas la estructura económica y la gobernanza de las naciones socias, la experiencia histórica con China y la posición geográfica estratégica. En resumen, dicho análisis comparativo proporciona importantes conocimientos sobre los patrones globales de la participación China, así como ideas promisorias para la formulación de políticas de respuesta por parte de Estados Unidos y de sus socios en ambas regiones.

En el presente trabajo, se examinan los patrones de participación de la RPC en Europa, en comparación con América Latina, con énfasis en sus objetivos comunes, métodos y resultados obtenidos en cada región.

Objetivos globales, imperativos y estilo de compromiso de la República Popular China

Los objetivos generales dela RPC en su acción global son, posiblemente, la restauración de China como una potencia civilizacional, rica, moderna y fuerte, manteniendo al Partido Comunista Chino en una posición incuestionable de gobierno. Si bien el logro de estos objetivos tiene componentes militares, de control social y políticos, el enfoque de la estrategia global de China es principalmente económico, es decir, la reestructuración del orden global para promover la acumulación de riqueza y el poder asociado de la RPC.3 Al hacerlo, China utiliza a sus empresas estatales como un instrumento clave, posicionándolas para capturar la mayor cantidad posible de valor agregado en actividades económicas, desde la extracción de productos básicos hasta la venta de bienes y servicios de alta gama, así como la construcción y operación de la infraestructura multidimensional que conecta la economía   global.

El camino que ha elegido la RPC para construir su riqueza dentro del orden mundial interdependiente genera cuatro imperativos: acceso confiable a productos básicos, alimentos para satisfacer a los 1.4 billones de chinos, mercados para bienes y servicios chinos (particularmente en sectores estratégicamente valorados) y acceso a las tecnologías asociadas.

El estilo de participación de la RPC en América Latina, Europa, y otros lugares, está marcado por ciertas características generales, como aprovechar el atractivo del gran mercado de la RPC, sus recursos financieros y el potencial de las empresas chinas como socios locales. También incluye un papel importante para el Gobierno de la RPC en la coordinación de grandes acuerdos multisectoriales, los cuales son más difíciles para los Gobiernos de economías de libre mercado. Incluye el uso de los poderes regulatorios nacionales del Gobierno chino para acuerdos implícitos o explícitos, apoyando los esfuerzos de sus empresas en sus negociaciones en el extranjero.4

A nivel de empresa, las similitudes en el enfoque de la RPC con las diferentes regiones están respaldadas por el hecho de que las mismas Empresas de Propiedad del Estado (EPE) con sede en la RPC, con obligaciones y estilos que provienen de esas raíces chinas, están participando en múltiples partes del  mundo.

Si bien el Gobierno de la RPC apoya el avance de sus empresas estatales como depositarias de riqueza, capacidad comercial y tecnológica para promover la causa china,  a  menudo  “guía  desde  atrás”,  fijando  la  dirección  general  de  la  política, permitiendo que sus empresas estatales tomen la iniciativa y luego  respaldándolas, o haciendo correcciones, a medida que se hacen evidentes los consiguientes aciertos y  errores.

Con respecto a estas empresas estatales y otros negocios chinos, las empresas con sede en la RPC están avanzando, tanto en Europa como en América Latina, en su aprendizaje a través de la participación como partes interesadas “en el terreno” donde operan, adquiriendo capacidades clave mediante los necesarios procesos internos, asociaciones y adquisiciones estratégicas. A veces, el avance implica la adquisición de acciones minoritarias en lugar de una participación mayoritaria en una empresa objetivo, lo que brinda la oportunidad de aprender de una manera menos expuesta políticamente antes de pasar a la propiedad mayoritaria. En América Latina, esto se puede ver con la adquisición por parte de firmas chinas de participaciones minoritarias en firmas como Perenco,5 Galp,6 CBMM 7 y SQM.8

Las empresas chinas están evolucionando aún más en la forma en que se involucran, pasando de comprar empresas con reservas probadas de productos básicos en sectores como el petróleo y la minería, simplemente extrayendo recursos, a participar en el proceso más arriesgado y técnicamente más complejo de explorar y desarrollar esos campos. De manera similar, las empresas con sede en la RPC están pasando de la mera construcción de infraestructura física, como carreteras, ferrocarriles y puentes, a su operación a través de contratos de asociación público-privada. Esto último implica una relación más intensa y de más largo plazo con los gobiernos locales, la fuerza laboral y las comunidades, creando mayores oportunidades de aprendizaje, influencia  y conflicto.

En general, como se mostrará en este trabajo, las variaciones más significativas en el patrón de participación de China no se dan entre regiones como Europa versus América Latina, per se, sino entre partes de cada región que poseen características diferentes, tales como dotación de factores, mercados, nivel de tecnología y sofisticación de las empresas locales y legados históricos.

Por un lado, en partes de América Latina y Europa, particularmente en Europa Central y Oriental, las debilidades en las instituciones y los compromisos con la transparencia, la democracia y los procesos institucionales, combinados con la urgente necesidad de asistencia para el desarrollo, han dado a la RPC y a sus empresas importantes oportunidades para la influencia política y empresarial.

Por otro lado, el legado histórico negativo de dominación por parte de un poder comunista externo que suprimió las libertades individuales y la libertad de expresión, posiblemente ha influido en que algunos países de Europa del Este sean más sensibles que sus contrapartes latinoamericanas a las prácticas autoritarias de la RPC en el país y en el extranjero. Para agravar el efecto de esta sensibilidad, la amenaza a la seguridad por parte de Rusia, percibida en gran parte de Europa Central y Oriental, posiblemente ha motivado a que los gobiernos estén más abiertos a alinearse con los Estados Unidos y sean más cautelosos con respecto a la RPC, ya que estos gobiernos tienen interés en apalancar a Estados Unidos y la OTAN para equilibrar la amenaza rusa.

El compromiso de la República Popular China en la búsqueda de productos básicos  y alimenticios

En América Latina y el Caribe, las empresas chinas han jugado un papel importante como adquisidoras de petróleo, minerales y productos agrícolas de la región.9 Particularmente, después de 2010, las empresas con sede en la RPC expandieron su presencia en los sectores de petróleo y minería, incluido no solo el petróleo venezolano, sino que también ampliaron su participación en la industria petrolera en Argentina, Brasil, Ecuador, Perú, Guyana y México, entre otros países.

La participación minera china incluye compras de cobre y nitrato de potasio en Chile, inversiones mineras por valor de $ 15 mil millones en Perú,10 inversiones mineras en el sur de Ecuador, Argentina, Brasil y minería de bauxita en la cuenca del Caribe. En minerales estratégicos, incluye una presencia china significativa en litio, incluida la participación del 25% de Tianqi en la operación de litio de la Sociedad Química y Minera (SQM) en el norte de Chile, la operación de Gangfeng del proyecto Cauchari-Olaroz en Argentina,11 la adquisición mayoritaria de Gangfeng para el control de la mina Bacanora en el desierto de Sonora en México,12 y las actividades de Xinjiang TBEA en el salar de Uyuni en el sur de Bolivia.13 A través de una participación minoritaria en la Compañía Brasilera de Metalurgia y Minería (Companhia Brasileira de Metalurgia e Mineração – CBMM), los inversores chinos también tienen un papel en la extracción de niobio en Brasil,14 uno de los pocos lugares fuera de la RPC donde es comercialmente viable.

En agricultura, la RPC es el mercado de exportación más grande para la soja brasileña y la carne argentina, y un mercado cada vez más importante para el camarón ecuatoriano y el azúcar de El Salvador y la cuenca del Caribe. Desde 2014, las empresas propiedad

de la RPC, Nidera y Noble, han aprovechado el poder adquisitivo de la empresa matriz China, la Corporación Nacional de Cereales, Aceites y Productos Alimenticios (National Cereals, Oils and Foodstuffs Corp – COFCO), para avanzar en su posicionamiento en el sector. Las empresas pesqueras con sede en la RPC operan en Perú, frente a las costas del Pacífico y el Atlántico de América del Sur, y son usuarias clave de los puertos de Uruguay. Empresas forestales con sede en la RPC, como China Greenheart y Bai Shan Lin, operan en el interior de Guyana y Surinam y, más recientemente, en Uruguay.

En Europa, al igual que en América Latina, el interés de la RPC en la región como proveedor de materias primas y alimentos varía entre los países de Europa occidental más desarrollados tecnológicamente y el resto. Por un lado, los consumidores chinos adinerados se han convertido en una fuente clave de demanda de productos de lujo de marca europea. Por el otro, los nuevos participantes de la UE y los Estados no miembros generalmente venden a la RPC mucho menos, con un enfoque centrado en la exportación de bienes de menor valor agregado. Por ejemplo, el 94% de las exportaciones de Montenegro a la RPC fueron productos de la minería, al igual que el 60% de Macedonia del Norte y el 70% de Bulgaria. Las exportaciones de Serbia a la RPC estuvieron dominadas por los productos agrícolas. Sin embargo, no todas las exportaciones agrícolas tienen un valor agregado estrictamente bajo. Georgia, como Chile en América del Sur, ha desarrollado un nicho de mercado en China para sus vinos.15

De manera similar, hay ejemplos limitados de integración tanto de países de América Latina como de Europa del Este y del Sur en un punto de mayor valor agregado en las cadenas de suministro chinas. Croacia exporta vehículos de transporte a China, mientras que Rumanía exporta maquinaria industrial, aparatos ópticos y médicos, maquinaria eléctrica, así como piezas y componentes de vehículos.16

Más allá del tema de la composición de las exportaciones a China, el nivel general de tales exportaciones desde los países menos ricos de Europa es menor de lo que predeciría su mayor proximidad física a China (vis-à-vis América Latina).17 Como reflejo de esa dinámica, el impulso de Europa del Este por mayores compras chinas de sus productos agrícolas se convirtió en un tema particular en la cumbre 17 + 1 de febrero de 2021.18

Tanto en Europa como en América Latina, la RPC ha utilizado sus inmensos recursos financieros para comprar intereses en proveedores occidentales con tecnologías clave y valoradas marcas. Sin embargo, con las empresas de marca de Europa Occidental, la RPC alberga más tiendas dentro de la propia China, además de copiar sus productos.

No obstante, en otras partes de Europa, como en América Latina, la inversión de la RPC se centra más en una fuente segura de suministro de productos básicos. En Rumanía, por ejemplo, las empresas chinas están adquiriendo empresas agrícolas locales, en particular las que se dedican a los cereales.19

Mercados

América Latina, gracias al número significativo de países de ingreso medio y centros urbanos poblados, se ha convertido en un importante mercado para los productos chinos, ya que las empresas con sede en la RPC se han diversificado más allá de vender a los Estados Unidos y a los países de ingresos más altos de Europa Occidental y Asia.20 Los Estados latinoamericanos, como muchos de Europa del Este, resultan atractivos para las empresas chinas como mercado de productos básicos que compiten en función del precio, incluidos automóviles, productos electrónicos de consumo y artículos para el hogar. Esto también incluye teléfonos celulares y otros dispositivos de telecomunicaciones y electrónica de consumo, así como tecnología de energía limpia, como automóviles y autobuses eléctricos, que los chinos han vendido desde Chile a Brasil, Uruguay, y otros países.

Europa occidental, por el contrario, ha sido durante mucho tiempo un mercado para los bienes de consumo de la RPC, ya que sus empresas incorporaron nuevas tecnologías y capacidades, incrementando la cadena de valor. De hecho, un estudio del grupo de expertos CEECAS (The Central and Eastern European Center for Asian Studies – CEECAS), con sede en Hungría, estima que, dentro de Europa, las naciones de la UE han recibido la mayor parte de la inversión china, impulsada por el atractivo de sus mercados y tecnologías.21 Para Europa Occidental, sin embargo, tales inversiones han sido bloqueadas, hasta cierto punto, por los mecanismos de selección de inversiones estratégicas del Gobierno.

Por otro lado, los Estados de Europa del Este no pertenecientes a la UE, posiblemente se parecen a América Latina con respecto al interés de China en su potencial como mercados de ingresos medios, abiertos a productos que compiten en precio.

Orientación de infraestructura

En América Latina, la orientación de la RPC hacia la “conectividad” como herramienta central para su avance se puede ver en los 19 países de la región que se han sumado al proyecto “la Franja y la Ruta”, desde que se extendió al hemisferio occidental con la membresía de Panamá en 2018. Sin embargo, dentro de ese enfoque de conectividad, las empresas chinas han evolucionado desde la construcción de carreteras, ferrocarriles y otra infraestructura terrestre (a menudo a través de préstamos a gobiernos populistas políticamente complacientes), hasta la búsqueda de contratos en países más avanzados y fuertemente institucionalizados, como Colombia y Chile, a menudo a través de vectores como las asociaciones público-privadas que permiten a las empresas chinas capitalizar sus contribuciones financieras al proyecto, si bien incrementan, en consecuencia, el nivel de riesgo del proyecto.22

En los últimos años, la RPC ha ganado importantes proyectos de asociaciones público- privadas (APP) en Colombia, como la carretera de Medellín al Golfo de Urabá y, más recientemente, el metro de Bogotá de $ 4.500 millones.23 En Chile, en abril de 2021, una empresa china se adjudicó un contrato de APP para mejorar un segmento de la importante carretera 5 de Chile, desde Talca hasta Chillin.24

En el sector portuario, las actividades chinas en América Latina incluyen seis operaciones del puerto de Hutcherson en México, tres en las Bahamas, tres en Panamá y una en Argentina.25 China Merchant es propietario del puerto de Kingston en Jamaica.26 En Ecuador, China Harbour, con sede en la RPC, está subcontratada con el operador portuario DP World para construir el puerto de Posorja,27 destinado a ser la nueva puerta comercial del país al Pacífico. Las empresas con sede en la RPC están involucradas en la operación y expansión de cuatro importantes puertos brasileños, incluido un importante proyecto portuario agrícola multimodal en el puerto de San Luis (São Luis).28

China Minmetals también está liderando un consorcio chino para construir el puerto de minerales Chancay de $ 3 billones en la costa del Pacífico de Perú.29 Los consorcios chinos han propuesto, además, importantes puertos multimodales e instalaciones de zonas francas en El Salvador y en Manzanillo, República Dominicana.

Con respecto a la infraestructura fluvial, la Compañía de Comunicaciones y Construcciones de China (China Communications Construction Company – CCCC) y la Compañía China Harbour están dragando una importante ruta fluvial en la Amazonía peruana, mientras que la subsidiaria de CCCC, Shanghai Dredging, profundiza un corredor estratégico de los ríos Paraguay y Paraná30 que sirve como acceso fluvial para cinco países de América del Sur, incluso mientras se trabaja en otros contratos de dragado del mismo río en el vecino Uruguay.

En el sector de la electricidad, las empresas con sede en la RPC han logrado avances significativos en la infraestructura de generación, transmisión y distribución en toda la región. En generación, han trabajado un gran número de proyectos en el área de renovables. Entre estos se encuentran la construcción y suministro de componentes y financiamiento para parques eólicos y solares, incluido el complejo fotovoltaico más grande de América Latina, Cauchari, en el norte de Argentina,31 y una nueva instalación propuesta de 1,1 gigavatios en Açu, Brasil.32 Las empresas chinas también han construido numerosas instalaciones hidroeléctricas en la región, incluidos seis proyectos en Ecuador, tres en Bolivia, dos en Argentina,33 dos en Perú34 y dos intentos en Honduras. La Corporación Nacional Nuclear de China (China National Nuclear Corporation) también está construyendo su reactor nuclear Hualong-1 en el complejo Atucha de Argentina35 y está interesada en construir un reactor en la instalación de Angra en Brasil.

Con respecto a la transmisión, las firmas chinas se han enfocado, particularmente, en líneas de larga distancia de alto voltaje, con firmas chinas instalando infraestructura de transmisión desde la conexión de la central hidroeléctrica de Belo Monte, al sur de Brasil, hasta la conexión de alto voltaje de $ 191 millones que completa el anillo de distribución de energía de Uruguaya una conexión de alto voltaje de $ 191 millones que completa el anillo de distribución de energía de Uruguay.36 Desde 2010, las empresas chinas han invertido decenas de miles de millones de dólares para comprar activos de transmisión de electricidad en Brasil.37 En Perú, a través de la adquisición de Luz del Sur por $3.6 billones, en el año 2019, por parte de Yangtze Power,38 las empresas con sede en la RPC han adquirido aproximadamente la mitad de la infraestructura energética del área metropolitana de Lima. Más recientemente, a través de cinco adquisiciones sucesivas en Chile (Transelec, Atiaia, Pacific Hydro, Chilquinta y la compra de State Grid de la Compañía General de Electricidad (CGE) a la española Naturgy),39 las empresas con sede en la RPC han obtenido el control de más del 57% de toda la red energía de Chile.40

En el sector de las telecomunicaciones, en América Latina, las empresas con sede en la RPC Huawei y ZTE se han convertido en importantes proveedores de las empresas comerciales y entidades gubernamentales de América Latina, y están  posicionadas para desempeñar un papel importante en 5G.41 La posición de China es importante no solo como una tecnología estratégica de alto valor agregado y una fuente de apalancamiento como tipo de infraestructura, sino también porque, de conformidad con la Ley de Seguridad Nacional de la RPC de 2017, el Gobierno de la RPC se ha delegado a sí mismo la autoridad para confiscar datos de usuarios latinoamericanos u otros usuarios globales para promover sus intereses comerciales y otros intereses estratégicos.

Durante la pandemia de Covid-19, la RPC superó los obstáculos colocados contra la inclusión de Huawei en las subastas de 5G por parte de Brasil y República Dominicana, entre otros, al vincular el acceso acelerado a las vacunas de Covid-19 con el abandono de los compromisos de esos países para excluir a Huawei de sus redes 5G.

En comercio electrónico, la empresa china de viajes compartidos DiDi Chuxung está activa en varios países de la región, incluidos Brasil, Colombia, Chile, Panamá, República Dominicana y Argentina, entre otros. Con una inversión modesta, la compañía proporciona empleo a miles de personas en toda la región, al mismo tiempo que recopila datos confidenciales sobre ellos y los viajes de sus pasajeros.

De manera similar, la empresa china Alibaba es un competidor creciente de Amazon, MercadoLibre y otras firmas por el  dominio  del  comercio  electrónico y la oferta de la demanda de los consumidores en América Latina y en otros lugares, incluida la entrega puerta a puerta en la región.

En cuanto a Europa, su ubicación como el ancla occidental original de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China ha hecho que el enfoque de China en la conectividad sea aún más relevante en esta región que en la más distante América Latina.

En Europa, al igual que con su búsqueda de otros mercados, se podría decir que la RPC ha tenido más éxito en la obtención de proyectos de infraestructura en los países menos institucionalizados, principalmente fuera de la UE. Con la ayuda de adquisiciones, a pesar de la creciente preocupación y el rechazo de la UE, China ha avanzado en toda la región. Los casos emblemáticos incluyen la adquisición del puerto griego de El Pireo por la compañía naviera COSCO, con sede en la RPC, seguida de un esfuerzo por transformarlo en el puerto más grande de Europa.42 De hecho, la RPC ahora tiene presencia en 13 puertos de la región,43 incluido el centro marítimo europeo clave de Rotterdam,44 pero también se extiende a proyectos en el puerto georgiano de Anaklia en el Mar Negro, los puertos ucranianos de Pivdennyi y Chornomorsk,  el puerto moldavo de Giurgiuleşti, o el puerto búlgaro de Burgas, entre otros.45

En Europa, como en América Latina, solo una pequeña fracción de los proyectos de infraestructura de la RPC anunciados ha salido realmente adelante. De hecho, el “think tank” europeo MERICS estima que, hasta la fecha, solo se han completado $ 715 millones en proyectos chinos en la región, con $ 3 billones más en proyectos en progreso.46 Entre los principales proyectos de infraestructura anunciados, ha habido una variación significativa en los países que los han recibido. En general, se han inclinado más hacia regímenes populistas, con Hungría recibiendo $ 3.6 billones en proyectos chinos en 2020, mientras que otros, como Letonia, no han recibido casi ninguno.47

Con respecto a los aspectos específicos de la financiación de proyectos, mientras que China ha “comprado” la UE a través de adquisiciones, sus proyectos basados en préstamos vinculados al uso de empresas y trabajadores chinos se han centrado en regímenes fuera de la UE que, como los populistas de izquierda y los Estados más pequeños de América Latina, no tienen mejores opciones.48 De hecho, al igual que en América Latina, China ha establecido un “fondo de inversión” además del Banco de Inversión en Infraestructura de Asia (AIIB) de la Franja y la Ruta para que las naciones de Europa del Este recurran a empresas chinas para sus proyectos.49 El grupo de expertos CEECAS, con sede en Europa del Este, estima que entre el 75% y el 85% de los proyectos se financian con préstamos chinos, y estos préstamos pueden llegar al 8% del PIB en Montenegro, al 12% en Serbia, al 10% en Bosnia-Herzegovina y al 7% en Macedonia del Norte.50

Este financiamiento también se ha vuelto cada vez más problemático para los países que lo incurren. Montenegro, por ejemplo, enfrenta serias restricciones fiscales debido, en parte, a un costoso contrato financiado con préstamos para una carretera económicamente cuestionable que conecta su costa en Bar con la vecina Serbia.51 Como se ha visto en América Latina, pero por diferentes razones, se informa que el Gobierno de Montenegro está considerando ahora recurrir a una estructura de contrato de APP para completar el proyecto, lo que, a su vez, le daría a la RPC una presencia más extendida en el país como operador de la autopista de peaje.52

Los países de Europa del Este también han comenzado a rechazar cada vez más la participación de la RPC en importantes proyectos de infraestructura. Rumanía, por ejemplo, optó por excluir a las empresas chinas de la participación en  proyectos clave de infraestructura física debido a la falta de credenciales al estilo de la UE  que indiquen su capacidad para realizar con éxito el trabajo del proyecto.53

En el sector de la electricidad, tanto en Europa como en América Latina, las empresas chinas están persiguiendo activamente proyectos de generación y transmisión54 de energía eólica y solar.55 En Europa, a diferencia de América Latina, sin embargo, la energía nucleoeléctrica juega un papel mucho más importante, y los proyectos están siendo perseguidos activamente por los chinos. No obstante, en energía nuclear, los países de Europa del Este han comenzado a retroceder. En enero de 2021, la República Checa excluyó a la Corporación Nacional Nuclear de China (China National Nuclear Corporation- CNNC) de un proyecto de reactor nuclear.56 De manera similar, Rumania revirtió una decisión anterior de contratar a CNNC por $ 8 billones57 para construir dos reactores nucleares en su Cernavodă,58 después de que se retirara un consorcio europeo.59

Con respecto a la infraestructura de telecomunicaciones, si bien las empresas de la RPC Huawei y ZTE tienen un papel importante en la región, su papel en el 5G en Europa ha sido mixto, con Gran Bretaña buscando temporalmente excluir a Huawei de su implementación de 5G, lo que llevó a la RPC a retirar fondos de las principales empresas británicas de  proyectos  de  infraestructura.60  La  mayoría  de  los países de Europa del Este se han adherido a la iniciativa “Redes Limpias” de Washington, excluyendo empresas chinas como Huawei de la red 5G.61 Rumanía fue uno de los países que excluyó a Huawei de sus redes, incluido el 5G, por motivos de seguridad.62

Compromiso militar

En el ámbito militar, el compromiso de la RPC con América Latina es, posiblemente, más cauteloso y extenso que su compromiso con Europa.

En América Latina, las empresas de armas chinas como NORINCO han aprovechado la alineación política con gobiernos populistas antiestadounidenses como Venezuela, Bolivia, Argentina y (anteriormente) Ecuador para vender una cantidad significativa de artículos militares a la región.63 Estos han incluido el suministro de radares, cazas K-8 y pequeñas aeronaves de transporte militar Y-8 e Y-12 a Venezuela, radares, camiones militares y rifles de asalto a Ecuador, cazas K-8, helicópteros Z-9 y vehículos blindados para Bolivia, así como vehículos blindados a Argentina.64 Actualmente, la RPC está en conversaciones con Argentina para venderle su caza FC-1, que sería el artículo militar chino más sofisticado vendido en la región hasta la fecha.65

Más allá de los regímenes populistas de izquierda de América Latina, la RPC también ha vendido una cantidad más limitada de artículos militares a otros países de la región. Estos incluyen el suministro de un buque patrullero en alta mar (OPV) a Trinidad y Tobago66 y un sistema de cohetes de lanzamiento múltiple montado en camión a Perú.67 Con el fin de fortalecer su buena voluntad y su posición en el mercado, la RPC también ha donado regularmente, en lugar de vender, cantidades limitadas de camiones militares, equipos de construcción, coches de policía, motocicletas y otros equipos a una amplia gama de otras fuerzas de seguridad en la región.68

Los Estados de Europa occidental, con sus propias industrias de armas altamente reguladas y protegidas, y con sus asociaciones con la OTAN, generalmente no han comprado equipos chinos, aunque varios países populistas de Europa del Este, hasta cierto punto, han replicado la experiencia latinoamericana mediante la compra de cantidades limitadas de equipos de la RPC y la aceptación de algunas donaciones para sus fuerzas de seguridad. En 2020, por ejemplo, Serbia compró 6 aviones no tripulados de combate chinos CH-92A y una cantidad no especificada de misiles tierra-aire FK-3 chinos,69  además de recibir donaciones militares relacionadas con Covid-19.70

Un contraste interesante entre Europa y América Latina es que China ha aprovechado la desintegración de la ex Unión Soviética para adquirir importantes capacidades militares de los antiguos Estados miembros, particularmente Ucrania, que habría sido mucho más difícil de adquirir a Rusia. China compró a Ucrania su primer portaaviones, el Lionang, así como motores de barcos y aviones, críticos para la modernización de sus capacidades.71

Más allá del equipamiento, en América Latina prácticamente todos los ejércitos de la región han enviado personal a cursos de capacitación y educación militar profesional en la RPC, incluidos cursos cortos en su Universidad de Defensa Nacional en Beijing, y cursos más largos de Comando y Estado Mayor en su Ejército y Marina, cursos en Escuelas Militares de nivel medio dentro y fuera de Nanjing. De manera similar, otras instituciones -de todos los niveles- han enviado delegaciones ala RPC para intercambios profesionales e incluso algunas instituciones latinoamericanas han acogido y capacitado a pequeños números de personal del Ejército Popular de Liberación de China (EPL). Estos incluyen al cercano aliado de Estados Unidos, Colombia, que recibió al personal del EPL en su curso de fuerzas especiales Lanceros en Tolemaida.72 También incluye a Brasil, que acogió a miembros del EPL en su respetada escuela de guerra en la selva,73 así como en su instituto de mantenimiento de la paz, CCOPAB.

Más  allá de las visitas  de  capacitación,  educación y visitas  institucionales, la RPC también ha enviado barcos militares a la región para realizar escalas en los puertos, incluidas tres misiones de su barco hospital “Peace Arc” (en los años 2011, 2015 y 2018- 2019), ha contribuido con Fuerzas de Paz del EPL en Haití desde el año 2004 hasta el año 2012, y ha realizado ejercicios militares limitados en la región con Chile y Perú, entre otras actividades.74 En particular, China no ha intentado, hasta la fecha, establecer alianzas militares anti-Estados Unidos en la región o bases militares, como ha hecho en Djibouti, en África. Su moderación en América Latina, probablemente, refleja la deferencia de la RPC por la proximidad de América Latina a los Estados Unidos y el deseo de evitar tanto el efecto provocador como el gasto de una base que el EPL aún no está en condiciones de utilizar.

En Europa, los Estados no pertenecientes a la UE y, en menor medida, los de la UE, han seguido el patrón latinoamericano en el envío de personal a las escuelas chinas y han realizado visitas institucionales, aunque la UE posiblemente ha puesto más énfasis en los últimos. Serbia, entre otros, ha acordado enviar a su personal a programas en la RPC y trabajar con ella para establecer una escuela de medicina tradicional china dentro de las Fuerzas Armadas de Serbia.75

Al igual que en América Latina y al igual que con la venta de armas, la cooperación y las visitas militares institucionales entre China y Europa del Este han sido posiblemente más amplias con regímenes más populistas, como el de Viktor Orban en Hungría que, en marzo de 2021, recibió al ministro de Defensa de China Wei Fenghe para fortalecer los lazos militares bilaterales.76

Como en América Latina, el EPL no ha buscado establecer una base en Europa o cerca de ella, probablemente por las mismas razones. Al igual que con Estados Unidos en América Latina, la RPC desea evitar el efecto provocador que el establecimiento de una base en la región tendría sobre sus socios comerciales, así como el gasto de una instalación que la RPC aún no está en condiciones de utilizar.

Compromiso político y poder blando

En América Latina, se puede decir que la RPC ha utilizado el compromiso político para respaldar sus objetivos económicos. Aunque los regímenes populistas de izquierda como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina en general han sido más receptivos que otros a las propuestas de gobierno a gobierno de la RPC, incluyendo la cooperación en materia de seguridad y otras áreas sensibles, China ha tenido cuidado de no desarrollar alianzas con aquellas naciones que podrían ser percibidos como una amenaza para Occidente.

En toda América Latina, como en otros lugares, la RPC ha utilizado el atractivo tanto del acceso a sus mercados como de asociarse con empresas con sede en la RPC para inducir a los gobiernos y a las empresas a autocensurarse a fin de evitar socavar los préstamos y las inversiones de los negocios con las compañías chinas.77

La diplomacia pueblo a pueblo de China también ha influido en su posición con las élites políticas y económicas, así como con las poblaciones de América Latina. Los 39 Institutos Confucio y las 18 Aulas Confucio de la RPC en la región se han convertido posiblemente en centros de reclutamiento para identificar a futuros líderes latinoamericanos con un gran interés en los estudios de China y una aptitud para aprender el difícil idioma chino mandarín y el conjunto de caracteres chinos. A través de la relación de Hanban con los Institutos Confucio, el Gobierno de la RPC ofrece a los jóvenes académicos más prometedores de la región la oportunidad de estudiar idiomas y estudios universitarios en la RPC. Regresan, intrínsecamente agradecidos con el Gobierno chino por su papel en la habilitación de sus carreras. Esto es importante ya que llegan a dominar el número limitado de puestos en las partes de las burocracias de sus gobiernos que se enfrentan a China, o la élite empresarial local, o la comunidad académica con el conocimiento suficiente para hablar con autoridad y dar forma al discurso sobre la RPC en sus países.

Más allá de los Institutos Confucio y los programas académicos, la RPC utiliza el Departamento de Enlace Internacional (ILD) del Partido Comunista Chino para llevar a representantes de partidos políticos latinoamericanos y otros representantes del gobierno a China en misiones de fomento de la buena voluntad. Otras organizaciones afiliadas cuasi gubernamentales traen periodistas y personal de grupos de expertos a la RPC. Si bien estos viajes pueden no convertir a los destinatarios de tal generosidad en propagandistas a favor de la RPC, los presiona sutilmente para que auto censuren sus comentarios más críticos sobre China y su sistema o, al menos, se abstengan de perjudicar las actividades de la RPC en las Américas, no sea que sus comentarios o actividades ofendan al Gobierno y a las empresas chinas, socavando así su acceso continuo u otros beneficios de la RPC para su éxito profesional.

Más allá de los viajes, la RPC -a menudo- compra suplementos publicitarios en medios latinoamericanos,  como  en  el  periódico  chileno  La Tercera.78   Los medios de comunicación chinos, frecuentemente, proporcionan también transmisiones de video producidas por el Estado sin costo a los servicios de noticias de televisión e Internet en la región las cuales, con demasiada frecuencia, son aceptadas sin crítica por los servicios de noticias regionales, no como propaganda elaborada por la RPC, sino como noticias objetivas, dando forma al modo en que la RPC y sus líderes se presentan.

El impacto colectivo de la autocensura de cientos de personas e instituciones clave en toda la región, combinado con la distorsión de la cobertura de noticias a largo plazo, socava la capacidad de América Latina para definir claramente y movilizarse de manera efectiva contra los comportamientos objetables de la RPC, así como para posicionar a la región ante una negociación eficaz con la RPC, y asegurar con ello los intereses del país o de la región.

Dicha limitación del debate también se extiende a la supresión de expresiones de desaprobación por parte de los gobiernos y las élites latinoamericanas con respecto a las acciones de la RPC en su propio territorio, o en su vecindario asiático en general, incluida la represión de la RPC a los uigures en Xinjian, la eliminación del autogobierno y represión de la democracia en Hong Kong, o la construcción y militarización de islas artificiales por parte de la RPC en los mares del Sur y Este de China.

La disposición de América Latina para evitar hablar mal de la RPC cuando los negocios con China u otros beneficios están potencialmente en juego, posiblemente refleja el distanciamiento histórico de la región de las actividades de los Estados en otras partes del mundo que no le afectan directamente.

En cuanto a Europa, en su propio compromiso político bilateral con la RPC, la región es análoga a América Latina en su amplia gama de orientaciones hacia la RPC, tanto dentro como fuera de la UE. Líderes como el serbio Aleksander Vucic y el húngaro Viktor Orban han sido parecidos a los populistas latinoamericanos, como Hugo Chávez o Evo Morales, en su abrazo relativo a China.79 Esta receptividad hacia la RPC tampoco es una característica exclusiva de los estados no pertenecientes a la UE. Dentro de la UE, Grecia ha mostrado una orientación particularmente positiva hacia la RPC, uniéndose a la Iniciativa de la Franja y la Ruta en 2019.80 Miloš Zeman de la República Checa también ha mostrado una orientación muy positiva hacia China, al igual que la alemana Angela Merkel, quien ha visitado la RPC 12 veces desde 2005, en el contexto de numerosas empresas alemanas importantes centradas en el mercado chino, con accionistas chinos o ambos.81

En general, la naturaleza de la influencia de la RPC en Europa no occidental se asemeja a la de América Latina, impulsada por esperanzas de préstamos chinos, proyectos de inversión o la conexión con un socio chino para hacer negocios en la región. Sin embargo, la UE contrasta específicamente con América Latina en el sentido de que la influencia china está posiblemente más influenciada por el acceso al mercado chino y las partes interesadas chinas en las empresas europeas. No obstante, el efecto de la limitación del discurso de la RPC es el mismo.

Otro contraste entre las dos regiones, en lo específico del atractivo de China, es el papel del turismo como atractivo económico. Para Europa, particularmente en los estados menos ricos de Europa Central y Oriental, la importancia potencial de atraer turistas chinos es posiblemente mayor que América Latina, particularmente dadas las distancias relativamente más pequeñas entre China y la región. Actualmente, además de los destinos turísticos europeos habituales que atraen a China como Reino Unido, Francia y Alemania, los chinos viajan cada vez más a Croacia, Estonia y Hungría, entre otros.82

En asuntos educativos, Europa Central y Oriental es paralela a América Latina con un número modesto  de  Institutos  Confucio  que  juegan  un  papel  importante  en el reclutamiento de jóvenes de la región para estudios en China a través de becas Hanban. Se estima que aproximadamente 250 personas de cada uno de los estados bálticos, por ejemplo, han viajado en los últimos años a la RPC con dichas becas.83

Al igual que en América Latina, el financiamiento relativamente limitado para los programas de estudios de China en Europa Central y Oriental crea el riesgo de que los programas financiados por China y los académicos capacitados en China dominen el discurso en estos países sobre la naturaleza de este país.84

Europa enumera 132 Institutos Confucio, más del triple que en América Latina, aunque estos se encuentran desproporcionadamente en Europa Occidental. En general, al igual que América Latina, la mayoría de los Estados de Europa Central y Oriental tienen uno o dos Institutos Confucio. Algunos Estados amigos de China, pero no todos, tienen más. Hungría, amiga de China, por ejemplo, tiene cinco, y Bielorrusia tiene seis, aunque Serbia, amiga de China, solo tiene dos.85 También hay un Centro Confucio regional en Hungría,86  paralelo al de América del Sur en Chile.

Dentro de Europa, los países de Europa Occidental generalmente tienen muchos más Institutos por país, incluyendo España con 8, Italia con 12, Alemania con 19 y el Reino Unido con 30.87  No obstante, en los últimos años, las actitudes hacia los Institutos Confucio y sus actividades en Europa Occidental países se ha vuelto más crítico.

Al igual que en América Latina, más allá de los Institutos Confucio, el compromiso entre pueblos de China con Europa incluye el acercamiento a líderes políticos y profesionales de grupos de expertos, incluidos los programas del Departamento de Enlace Internacional del Partido Comunista Chino como “Puente para el futuro” y “China-PECO”. Foro de Jóvenes Líderes Políticos.88

Con respecto a la influencia de los medios chinos en Europa, como en América Latina, la RPC invita a periodistas (principalmente de países no europeos) a China para viajes educativos. Al igual que en América Latina, los chinos en Europa también compran suplementos publicitarios en los medios locales como, por ejemplo, en el periódico polaco centrista Rzeczpospolita. Al igual que en América Latina, si bien de una manera más audaz, la RPC ha comprado medios de comunicación, como ha ocurrido en la República Checa.89

En contraste con América Latina, el proteccionismo de Europa Occidental, el orgullo por su propio legado histórico y la solidez de sus intereses ambientales y de derechos humanos ha provocado, sin duda, que adopte una postura más agresiva con respecto a las actividades de la RPC, incluida la reciente suspensión del acuerdo comercial UE – China por las actividades chinas en Xinjian.90

Como parte del legado histórico único de Europa, particularmente entre las naciones del Este, la preocupación por la influencia de Rusia (un factor en gran parte ausente en América Latina), incentiva a los Estados individuales a buscar relaciones cercanas con los Estados Unidos, distanciándose del compromiso con la RPC lo cual podría ser preocupante para Washington.91

Compromiso multilateral

En la diplomacia multilateral, la RPC desempeña un papel activo  en  una variedad de instituciones orientadas a América Latina, incluida la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Efectivamente, China trabaja para garantizar que los productos intelectuales de estas instituciones no sean críticos con los intereses de la RPC y, cuando sea posible, busca proyectos dentro de las organizaciones, como fondos  de préstamos conjuntos con el BID en apoyo de las agendas de la RPC.92  De hecho, en mayo de 2021, el titular del BID, Mauricio Claver Carone, expresó preocupación por el ejercicio de influencia de la RPC dentro de la institución.93

Con respecto a los órganos políticos regionales, la herramienta elegida por China ha sido la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Si bien la RPC ha sido un observador en la Organización de Estados Americanos (OEA), desde 2004, ha preferido hacer de la CELAC su principal instrumento multilateral para el compromiso con la región, como lo ha hecho con la FOCAC en África, y el foro 17 + 1 en Europa. Para China, un beneficio clave de la CELAC es que carece de instituciones permanentes, lo que facilita que la RPC difunda su agenda a través del organismo, en lugar de tener que negociar con una entidad más capaz de promover una posición colectiva latinoamericana.

En comparación con el compromiso chino en América Latina, la UE aporta un nivel inherente de coordinación como entidad multinacional al enfrentarse a la RPC. Podría decirse que, por esta razón, en paralelo con América Latina, desde 2012, la RPC ha intentado utilizar el mecanismo 16 + 1 (ampliado con Grecia a 17 + 1), con su falta de representación institucional permanente similar a la de la CELAC, para comprometerse con una entidad menos coherente.94 Al igual que con el compromiso China-CELAC, el grupo de expertos europeo CHOICE caracteriza al 17 + 1 como un “enfoque  central y radial  del  bilateralismo multinacional.”95

En reconocimiento al intento de China de utilizar 17 + 1 para “dividir y conquistar” Europa, los Gobiernos de la región posiblemente han comenzado a retroceder. En la reunión 17 + 1 de febrero de 2021, seis miembros enviaron a sus Ministros de Relaciones Exteriores en lugar de a los Jefes de Estado, a pesar de la fuerte presión de la RPC para enviar a su máximo ejecutivo.96

Para Rumanía, dentro de Europa del Este, la relación política con la RPC ha sido compleja, con Gobiernos cortejándoles como socios económicos y con Gobiernos mostrándoles su rechazo. Podría decirse que la conciencia de Rumanía sobre la amenaza a largo plazo de la RPC está alimentada por su propia experiencia con el dominio de un Gobierno comunista externo, la integración forzada de la Nación en un sistema económico extranjero y la supresión del discurso durante el período comunista. Al igual que con otras partes de Europa del Este, se puede decir que esa experiencia histórica ha facilitado el reconocimiento de Rumanía de las presiones sutiles de la RPC, incluida la decisión del presidente rumano Klaus Iohannis de no asistir personalmente ala cumbre 17 + 1 de 2021, a pesar delas considerables coacciones de la RPC para hacerlo.97

Complementando el reconocimiento de Rumania de la amenaza de China, la atención de su Gobierno a la renovada amenaza planteada por Rusia, como se discutió anteriormente, posiblemente ayude a que Rumania y otros Estados de Europa del Este sean más receptivos a los deseos de los Estados Unidos, debido a su deseo de mantener un fuerte vínculo con la OTAN. De hecho, el hecho de que Rumanía albergue una base estadounidense y un escudo de misiles antibalísticos contra Rusia refuerza aún más sus incentivos para mantener la alineación con Washington, particularmente en los usos que afectan su asociación de seguridad, como mantener sus redes libres de sistemas chinos potencialmente comprometedores,98 consideraciones no tan directamente relevante en los cálculos de seguridad de la mayoría de los Gobiernos latinoamericanos.

Sinergias Europa-América Latina con respecto a la República Popular China

Más allá de las comparaciones que se pueden hacer entre el compromiso que China mantiene tanto con América Latina como con Europa, la dinámica de ambos está influenciada, entre otras causas, por las interdependencias económicas existentes entre ambas regiones. Las empresas con sede en la UE, por ejemplo, mantienen un posicionamiento importante en América Latina, en sectores que van desde el petróleo hasta la transmisión de electricidad, la fabricación y la logística, y -por lo tanto- se ven afectadas negativamente por el avance de China. Sin embargo, también se benefician de dicho avance cuando empresas chinas con sede en la RPC compran participaciones a empresas europeas que operan en América Latina.

Los fabricantes de automóviles  europeos  como Volkswagen y Mercedes, mientras se asocian con los chinos en otros lugares, se ven afectados por el avance de los automóviles chinos en la competencia por el mercado latinoamericano. Dicha competencia incluye numerosos sectores, como el petróleo con Eni, Total y Shell, las telecomunicaciones con Erikson y Telefónica (aunque ambos utilizan equipos chinos) o la logística marítima con Hapag-Lloyd y Maersk (incluido Hamburg Süd, que es propietario desde mayo 2019). La competencia entre empresas chinas y europeas en América Latina también incluye el desplazamiento de Shanghai Dredging de la empresa belga Jan do Nul por un contrato estratégico para dragar el corredor del río Paraguay-Paraguaná.99  A nivel bancario, firmas chinas como China Construction Bank e  ICBC

compiten -hasta cierto punto- con bancos europeos establecidos en la región, como BBVA y Santander de España. Las empresas europeas y chinas también compiten por el mercado latinoamericano en el desarrollo de satélites y el lanzamiento espacial, compitiendo Thales con Great Wall Industries Corporation (GWIC) para proporcionar servicios de lanzamiento de satélites para Argentina y Chile.

Ejemplos de asociaciones entre empresas chinas y europeas en América Latina, en medio de tal competencia, incluyen la inversión de Sinopec en las actividades de Repsol en el sector petrolero brasileño, la compra de Sinochem de una participación de $ 3.1 billones en las participaciones brasileñas de la empresa noruega Statoil,100 la compra por parte de State Grid’s de los activos de transmisión de electricidad de AES en Brasil y, más recientemente, la compra de las participaciones de la española Naturgy en Chile. En construcción, la colaboración incluye la compra por parte de China Communications Construction Corporation (CCCC) de una participación del 30% en la empresa portuguesa Mota Engil, con múltiples operaciones en América Latina.101

Conclusiones

El análisis y la comparación realizados en este trabajo sobre la presencia china en América Latina y Europa evidencia que cada región puede obtener información importante al examinar los patrones de las actividades chinas en la otra, buscando comprender tanto los patrones comunes de comportamiento chino en ambas regiones, como las diferencias que resaltan los impactos en la toma de decisiones y en el éxito de las empresas y del gobierno chino. De igual manera, destaca la interdependencia del compromiso chino en ambas regiones, principalmente a través del nexo de empresas occidentales activas en ambas.

Los patrones de participación china -tanto en América Latina como en Europa- sugieren que la influencia de la RPC, a través del atractivo de sus préstamos, inversiones, poder adquisitivo y asociaciones, aumentada por el papel del Gobierno chino en la elaboración de acuerdos intersectoriales, incrementa la importancia de esos países para comprometerse con la RPC y sus empresas a través de un marco de transparencia, planificación nacional, instituciones sólidas y aplicación de las leyes nacionales.

La experiencia de América Latina y Europa sugiere, además, que el peligro a largo plazo de la influencia de la RPC va más allá de la acumulación de beneficios para las empresas estatales con sede en la RPC y de quién obtiene la mayor parte del valor agregado de las actividades económicas que se ejecutan. Este estudio sugiere un peligro, en diversos grados en ambas regiones, para la libertad de expresión a largo plazo a nivel nacional e internacional. De manera similar, sugiere una tendencia a largo plazo de la corrupción, la erosión de las instituciones democráticas y la consolidación del poder por parte de gobiernos autoritarios alineados con la RPC.

Para América Latina y Europa, el rechazo al compromiso chino por parte de Estados selectos como Rumanía enfatiza cómo una comprensión compartida e históricamente arraigada del desafío a la democracia y el autogobierno, a partir del intento sutil de un socio de silenciar las críticas, puede ser una piedra angular importante para reconocer y resistir las amenazas planteadas por el envolvimiento económico de China.

Notas Finales

  1. El autor es profesor de investigación sobre América Latina del Instituto de Estudios Estratégicos del Colegio de Guerra del Ejército de los Estados Las opiniones expresadas en este documento son estrictamente suyas. Este trabajo se deriva de un documento presentado en la Escuela de Defensa Nacional de Rumania. El autor agradece a la institución, y a la docente Dra. Alba Popescu. También agradece al Centro de Estudios Estratégicos del Ejército del Perú (CEEEP) y a su director, el Coronel Paul Vera Delzo, por traducir este trabajo al español y publicarlo a través de su institución.
  2. Don Giolzetti, “China’s Front Door to America’s Backyard,” The Diplomat (28 de junio de 2019), https://thediplomat.com/2019/06/chinas-front-door-to-americas-backyard/.
  3. Evan Ellis, “Why China’s Advance in Latin America Matters,” National Defense (27 de enero de 2021), https://www.realcleardefense.com/2021/01/27/why_chinas_advance_in_latin_america_ matters_658054.html
  4. Para una discusión más detallada, véase R. Evan Ellis, “China’s Diplomatic and Political Approach in Latin America and the Caribbean,” Testimonio ante la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China (20 de mayo de 2021), https://www.uscc.gov/sites/default/ files/2021-05/Evan_Ellis_Testimony.pdf.
  5. Jeff Fick, “Perenco’s Brazil Unit to Sell 10% Stake in Offshore Blocks to Sinochem,” The Wall Street Journal (8 de enero de 2012), https://www.wsj.com/articles/SB100014240529702042575045771484 43070091790.
  6. Judy Hua, Wan Xu, and Ken Wills, “Sinopec signs $3.5 billion deal for Galp’s Brazil oil asset,” Reuters (11 de noviembre de 2011), https://www.reuters.com/article/us-galp-brazil-sale/sinopec- signs-3-5-billion-deal-for-galps-brazil-oil-asset-idUSTRE7AA0ZF20111111.
  7. Diana Kinch, “Chinese Steelmakers Buy Into Brazil’s CBMM,” The Wall Street Journal (02 de setiembre de 2011), https://www.wsj.com/articles/SB10001424053111904583204576546890451706256.
  8. Antonio de la Jara, “Tianqi buys stake in lithium miner SQM from Nutrien for $4.1 billion,” Reuters (03 de diciembre de 2018), https://www.reuters.com/article/us-chile-tianqi-lithium-idUSKBN1O217F.
  9. Evan Ellis, “Chinese Engagement in Latin America in the Context of Strategic Competition with the United States,” Testimonio ante la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China (24 de junio de 2020), https://www.uscc.gov/sites/default/files/2020-06/Ellis_ Testimony.pdf.
  10. Evan Ellis, “Peru’s Multidimensional Challenge – Part 3: engagement  with  China,” Global Americans (20 de noviembre de 2020), https://theglobalamericans.org/2020/11/perus- multidimensional-challenge-part-3-engagement-with-china/.
  11. Dalilia Ouerghi, “China’s Ganfeng completes majority stake acquisition in Argentina lithium project,” Metals Bulletin (28 de agosto de 2020), https://www.metalbulletin.com/Article/3948479/ Chinas-Ganfeng-completes-majority-stake-acquisition-in-Argentina-lithium-project.html.
  12. “Ganfeng Lithium increases stake in Bacanora’s Sonora project to 50%,” Reuters (13 de noviembre de 2020), https://www.reuters.com/article/bacanora-lithium-ganfeng/ganfeng-lithium- increases-stake-in-bacanoras-sonora-project-to-50-idUSL8N2HZ54S.
  13. Miriam Telma Jemio, “Bolivia rethinks how to industrialize its lithium amid political transition,” Diálogo Chino (19 de mayo de 2020), https://dialogochino.net/en/extractive-industries/35423-bolivia- rethinks-how-to-industrialize-its-lithium-amid-political-transition/.
  14. Jake Spring, “Hands off Brazil’s niobium: Bolsonaro sees China as threat to utopian vision,” Reuters (25 de octubre de 2018), https://www.reuters.com/article/us-brazil-election-china-niobium/ hands-off-brazils-niobium-bolsonaro-sees-china-as-threat-to-utopian-vision-idUSKCN1MZ1JN.
  15. Shi Yinglun, Georgia’s wine exports continue to grow, Xinhua, 05.08.2019, http://www. com/english/2019-08/05/c_138285849.htm, accessed on 01.05.2021
  16. “Empty Shell No More: China’s Growing Footprint in Central and Eastern Europe,” China Observers in Central and Eastern Europe (CHOICE) (abril de 2020), Ed. Ivana Karásková, https:// eu/new-publication-empty-shell-no-more-chinas-growing-footprint-in-central- and-eastern-europe/.
  17. “Empty Shell No More,”
  18. Stuart Lau, “China’s Eastern Europe strategy gets the cold shoulder,” Politico (9 de febrero de 2021), https://www.politico.eu/article/china-xi-jinping-eastern-europe-trade-agriculture-strategy- gets-the-cold-shoulder/.
  19. “Chinese investment fund expands into Romanian agriculture,” Romania Insider (27 de setiembre de 2019), https://www.romania-insider.com/chinese-fund-romanian-agriculture.
  20. Ellis, “Chinese Engagement in Latin America…”
  21. Tamás Matura, “Chinese Investment in Central and Eastern Europe: A reality check,” CEECAS (21 de abril de 2021), https://www.china-cee-investment.org/.
  22. Ellis, “Chinese Engagement in Latin America…”
  23. Jorge Valencia, “By building Bogotá metro, China makes a new breakthrough in Latin America,” PRI (5 de noviembre de 2020), https://www.pri.org/stories/2020-11-05/building-bogot-metro-china- makes-new-breakthrough-latin-america.
  24. David Arminas, “Chile awards CRCC major Talca-Chillán upgrade,” World Highways (14 de abril de 2021), https://www.worldhighways.com/wh12/news/chile-awards-crcc-major-talca-chillan- upgrade.
  25. Hutchinson Ports, Official Website, https://hutchisonports.com/ports/americas/ (consultado el 3 de junio de 2021)
  26. “Chinese firm takes over Kingston Freeport management company,” Stabroek News (25 de abril de 2020), https://www.stabroeknews.com/2020/04/25/news/regional/jamaica/chinese-firm- takes-over-kingston-freeport-management-company/.
  27. Michele Labrut, “DP World launches construction of deepwater port in Posorja, Ecuador,” Seatrade Maritime News (28 de noviembre de 2017), https://www.seatrade-maritime.com/americas/ dp-world-launches-construction-deepwater-port-posorja-ecuador.
  28. Marcela Ayres, “China to announce billion-dollar investment in Brazilian port of Sao Luis: sources,” Reuters (13 de noviembre de 2019), https://www.reuters.com/article/us-brazil-brics-china-investment/ china-to-announce-billion-dollar-investment-in-brazilian-port-of-sao-luis-sources-idUSKBN1XN2NM.
  29. “Cosco sees 2020 construction start for US$3bn Chancay port,” BNAmericas (26 de junio de 2019), https://www.bnamericas.com/en/news/cosco-sees-2020-construction-start-for-us3bn- chancay-port.
  30. “China competes in the dredging of Paraguay/Parana Waterway which handles 90 million tons of grains,” Mercopress (25 de noviembre de 2020), https://en.mercopress.com/2020/11/25/ china-competes-in-the-dredging-of-paraguay-parana-waterway-which-handles-90-million-tons- of-grains#:~:text=A%20Chinese%20company%20entered%20the,river%20course%20beginning%20 in%202021.
  31. Luis Colqui, “Jujuy. Cauchari: el parque solar más grande de América Latina comenzó a vender energía al país,” La Nación (26 de setiembre de 2020), https://www.lanacion.com.ar/economia/jujuy- cauchari-parque-solar-mas-grande-america-nid2461924/
  32. “Chinese duo to build 1-GW solar power plant in Brazil,” Renewables Now (29 de abril de 2021), https://renewablesnow.com/news/chinese-duo-to-build-11-gw-solar-power-plant-in-brazil-739550/.
  33. Evan Ellis, “New Directions in the Deepening of China-Argentine Engagement,” Global Americans (11 de febrero de 2021), https://theglobalamericans.org/2021/02/new-directions-in-the- deepening-chinese-argentine-engagement/.
  34. “China’s SGCC offers to construct HidroAysen power line,” Global Transmission Report (4 de enero de 2012), https://www.globaltransmission.info/archive.php?id=10056.
  35. Sofía Diamante, “La energía nuclear, una herencia a resolver con China,” La Nación (22 de enero de 2020), https://www.lanacion.com.ar/economia/la-energia-nuclear-una-herencia-a-resolver-con- china-nid2326138/.
  36. “UTE firmó contrato para el cierre del anillo de transmisión del norte, obra clave en el período,” El País (31 de mayo de 2021), https://negocios.elpais.com.uy/ute-firmo-contrato-cierre- anillo-transmision-norte-obra-clave-periodo.html
  37. Evan Ellis, “China’s Bid to Dominate Electrical Connectivity in Latin America,” China Brief (21, no. 10, 21 de mayo de 2021), https://jamestown.org/program/chinas-bid-to-dominate-electrical- connectivity-in-latin-america/.
  38. “China Yangtze Power completed its acquisition of Peruvian power company, Luz Del Sur,” BN Americas (24 de abril de 2020), https://www.bnamericas.com/en/news/china-yangtze-power- completed-its-acquisition-of-peruvian-power-company-luz-del-sur.
  39. “Regulador chileno aprueba sin condiciones compra de eléctrica CGE por china State Grid,” Reuters (31 de marzo de 2021), https://www.infobae.com/america/agencias/2021/03/31/regulador- chileno-aprueba-sin-condiciones-compra-de-electrica-cge-por-china-state-grid-2/.
  40. Ellis, “China’s Bid to Dominate Electrical Connectivity in the Americas,”
  41. “Brazil’s Bolsonaro to allow China’s Huawei in 5G auctions: newspaper,” Reuters (16 de enero de 2021), https://www.reuters.com/article/us-brazil-huawei-tech-idUSKBN29L0JM.
  42. Silvia Amaro, “China bought most of Greece’s main port and now it wants to make it the biggest in Europe,” CNBC (15 de noviembre de 2019), https://www.cnbc.com/2019/11/15/china-wants- to-turn-greece-piraeus-port-into-europe-biggest.html.
  43. Joanna Kakissis, “Chinese Firms Now Hold Stakes in Over a Dozen European Ports,” NPR (9 d e octubre de 2018), https://www.npr.org/2018/10/09/642587456/chinese-firms-now-hold-stakes-in- over-a-dozen-european-ports.
  44. “China is making substantial investment in ports and pipelines worldwide,” The Economist (6 de febrero de 2020), https://www.economist.com/special-report/2020/02/06/china-is-making- substantial-investment-in-ports-and-pipelines-worldwide.
  45. Alba Popescu, “The silent threat” – China’s geopolitical “game” in the Black Sea region (25 de junio de 2021), artículo presentado al Romanian National Defense
  46. “Belt and Road reality check: How to assess China’s investment in Eastern Europe,” MERICS (10 de julio de 2019), https://merics.org/en/analysis/belt-and-road-reality-check-how-assess-chinas- investment-eastern-europe.
  47. “Eastern Europe ends love fest with China amid Beijing-EU rift,” Nikkei Asia (28 de mayo de 2021), https://asia.nikkei.com/Politics/International-relations/Eastern-Europe-ends-love-fest-with- China-amid-Beijing-EU-rift.
  48. Tomasz Bieliński, Magdalena Markiewicz, and Ewa Oziewicz, “Do Central and Eastern Europe Countries Play a Role in the Belt and Road Initiative? The Case of Chinese OFDI into the CEE–16,” Comparative Economic Research, Central and Eastern Europe (22, 2 de noviembre de 2019), http://doi. org/10.2478/cer-2019-0009.
  49. China-Central and Eastern Europe Investment Cooperation Fund, Official Website, http://china-ceefund.com/.  (Consultado el 3 de junio de 2021)
  50. Matura,
  51. Noah Barkin and Aleksandar Vasovic, “Chinese ‘highway to nowhere’ haunts Montenegro,” Reuters (16 de julio de 2018), https://www.reuters.com/article/us-china-silkroad-europe-montenegro- insi-idUSKBN1K60QX.
  52. Barkin and Vasovic,
  53. “Romania reveals the limits of China’s reach in Europe,” Politico (3 de mayo de 2021), https://www.politico.eu/article/romania-recoils-from-china-aggressive-diplomacy/.
  54. “Chinese Solar Company Expanding to Eastern Europe,” Eastern Europe Business News (16 de febrero de 2018), http://www.eebusiness.net/chinese-solar-company-expanding-to-eastern-europe.
  55. China-Central and Eastern Europe Investment Cooperation Fund, Robert Muller, “China sidelined for Czech nuclear tender, Russia still in play,” Reuters (27 de junio de 2021), https://www.reuters.com/world/china/china-sidelined-czech-nuclear-tender-russia- still-play-2021-01-27/.
  56. Andreea Brînză, “How the US-China Competition Is Playing out in Romania,”
  57. The Diplomat (01 de noviembre de 2019), https://thediplomat.com/2019/11/how-the-us-china-competition-is-playing- out-in-romania/
  58. “Romania reveals the limits of China’s reach in Europe,” 59 Brînză, 2019.
  59. Hadas Gold, “UK bans Huawei from its 5G network in rapid about-face,” CNN (14 de julio de 2020), https://www.cnn.com/2020/07/14/tech/huawei-uk-ban/index.html.
  60. Andreea Brînză, “How China’s 17+1 Became a Zombie Mechanism,”
  61. The Diplomat (10 de febrero de 2021), https://thediplomat.com/2021/02/how-chinas-171-became-a-zombie-mechanism/ .
  62. “Romania reveals the limits of China’s reach in Europe,”
  63. Para una discusión detallada de tales ventas y otras relaciones, véase Evan Ellis, “Chinese Security Engagement in Latin America,” Center for Strategic and International Studies (noviembre de 2020), https://www.csis.org/analysis/chinese-security-engagement-latin-america. Véase también Ellis, “The Evolution of Chinese Security Engagement in Latin America,” 2021.
  64. Allan Nixon, “China’s Growing Arms Sales to Latin America,” The Diplomat (24 de Agosto de 2016), https://thediplomat.com/2016/08/chinas-growing-arms-sales-to-latin-america/.
  65. Ellis, “New Directions in the Deepening of China-Argentine Engagement,”
  66. “Chinese vessel coming to Trinidad,” Jamaica Observer (25 de febrero de 2014), https://www. com/news/Chinese-vessel-coming-to-Trinidad.
  67. “Perú selecciona el sistema táctico de lanzacohetes múltiples Norinco tipo 90B,” Infodefensa (01 de octubre de 2014), https://www.infodefensa.com/latam/2014/01/10/noticia-selecciona-sistema- tactico-lanzacohetes-multiples-norinco.html.
  68. Ellis, “Chinese Security Engagement…”,
  69. “Serbian purchase of missile defence system shows ties deepening with China,” Reuters (03 de Agosto de 2020), https://www.reuters.com/article/us-serbia-arms-china-idUSKBN24Z171.
  70. Aljosa Milenkovic, “China and Serbia strengthening military ties,” CGTN (27 de marzo de 2021), https://newseu.cgtn.com/news/2021-03-27/China-and-Serbia-strengthening-military-ties- YYwwasXdCM/index.html.
  71. Popescu,
  72. “Integrantes del Ejército Chino se entrenan en Colombia como Tiradores de Alta Precisión,” FuerzasMilitares (23 de octubre de 2016), http://www.fuerzasmilitares.org/notas/colombia/ejercito- nacional/7145-tap-50.html.
  73. Eben Blake, “Chinese Military Seeks Jungle Warfare Training From Brazil,” International Business Times (10 de agosto de 2015), https://www.ibtimes.com/chinesemilitary-seeks-jungle- warfare-training-brazil-2046473.
  74. Ellis, “Chinese Security Engagement…”,
  75. Milenkovic, “China and Serbia strengthening military ties,”
  76. “China, Hungary to strengthen military cooperation,” CGTN (25 de marzo de 2021), https:// cgtn.com/news/2021-03-25/China-s-Defense-Minister-visits-Budapest-for-official-talks- YU5IRPv8NG/index.html.
  77. Evan Ellis, “The Evolution of Chinese Soft Power in Latin America,” in Soft Power with Chinese Characteristics (Milton Park, England: Routledge, 2020), Kingsley Edney, Stan Rosen, and Ying Zhu, Eds.
  78. Evan Ellis, “Chinese Advances in Chile,” Global Americans (02 de marzo de 2021), https://theglobalamericans.org/2021/03/chinese-advances-in-chile/.
  79. David Hutt and Richard Turcsányi, “No, China Has Not Bought Central and Eastern Europe,” Foreign Policy(27 de mayo de 2020),https://foreignpolicy.com/2020/05/27/china-has-not-bought-central-eastern-europe/.
  80. “Greece ‘Appreciates’ Joining China’s Belt and Road Initiative,” TeleSur (16 de mayo de 2019), https://www.telesurenglish.net/news/Greece-Appreciates-Joining-Chinas-Belt-and-Road- Initiative20190515-0022.html#:~:text=The%20Greek%20economy%20has%20benefited%20from%20 joining%20China%E2%80%99s,the%20few%20EU%20countries%20to%20join%20the%20movement.
  81. Hutt and Turcsányi,
  82. “Empty Shell No More,”
  83. “Empty Shell No More,”
  84. “Empty Shell No More,”
  85. “Confucius Institutes Around the World,” Dig Mandarin, https://www.digmandarin.com/ confucius-institutes-around-the-world.html. (consultado el 03 de junio de 2021)
  86. “Central and Eastern European Regional Center of Confucius Institute,” Official Website, http://confucius-institutes.eu/index.php?r=site/about. (Consultado el 03 de junio de 2021)
  87. “Confucius Institutes Around the World,” 88 “Empty Shell No More,” 2020.
  88. “Empty Shell No More,”
  89. “Eastern Europe ends love fest with China amid Beijing-EU rift,” 91
  90. Brînză, 2021.
  91. “IDB, China Eximbank further advance in the creation of equity investment platform for Latin America and the Caribbean,” Interamerican Development Bank (19 de marzo de 2021), https://www.iadb. org/en/news/news-releases/2012-03-19/china-latin-america-equity-investment-fund,9894.html.
  92. “Beijing faces scrutiny over clout at Latin American development bank,” Financial Times (27 de mayo de 2021), https://www.ft.com/content/e4bae811-8452-4f63-a1df-5baea103eaaf.
  93. Brînză,
  94. “Empty Shell No More,”
  95. “Eastern Europe ends love fest with China amid Beijing-EU rift,” 97
  96. “Romania reveals the limits of China’s reach in Europe,” 2021
  97. Brînză,
  98. “China competes in the dredging…”
  99. “Sinochem to become 40% partner of Statoil in Peregrino Oil Field in Brazil,” (22 de mayo de 2010),
  100. Sinochem official website, http://www.sinochem.com/en/s/1569-5518-17446.html.
  101. Mat Youkee, “Chinese expansion with a Portuguese face,” Diálogo Chino (20 de noviembre de 2020), https:/ dialogochino.net/en/infrastructure/38445-cccc-mota-engil-chinese-expansion-with-a-portuguese-face/.

 

Cuadernos de Análisis Estratégico –  Julio,  2021

Share