Ejército de Reserva de los EE. UU. y Ministerio de Salud trabajan para llevar atención médica a Cortés, Honduras

Ejército de Reserva de los EE. UU. y Ministerio de Salud trabajan para llevar atención médica a Cortés, Honduras

Por Maria Pinel / Fuerza de Tarea Conjunta Bravo
diciembre 19, 2019

Veintidós militares de los EE. UU. asignados a la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo (JTF-Bravo en inglés) trabajaron junto a militares hondureños y organizaciones de ayuda humanitaria durante un ejercicio de entrenamiento en preparación médica, en donde atendieron a más de 800 pacientes en el departamento de Cortés, Honduras, del 5 al 7 de noviembre.

El ejercicio, que contó con la participación de más de 70 estadounidenses y hondureños que brindaron asistencia médica crítica a residentes locales, también dio a los oficiales de ambos países la oportunidad de trabajar en un esfuerzo combinado, con el objetivo de mejorar la cooperación en la región.

“El trabajo que vienen realizando nuestros profesionales médicos junto a nuestros socios hondureños genera un gran impacto”, manifestó el Teniente Coronel de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Woody Caulder, subcomandante de la JTF-Bravo. “Nos sentimos honrados de formar parte de la comunidad y de poder ayudar a los residentes locales junto a oficiales médicos hondureños, dado el compromiso que tienen los EE. UU. para promover la seguridad y la prosperidad junto a nuestros socios hondureños”.

Durante el ejercicio que se extendió por varios días, los pacientes locales recibieron atención médica primaria, información sobre medicina preventiva y servicios odontológicos y farmacéuticos del personal médico de la JTF-Bravo y de Honduras. Gracias al trabajo conjunto con el Ministerio de Salud de Honduras, que asignó médicos locales al ejercicio, el impacto trasciende el último día del evento, ya que los residentes locales podrán acceder a consultas de control y seguimiento en su propia comunidad.

Entre los participantes hubo personal hondureño de la Cruz Roja y de la Fuerza Naval de Honduras, quienes brindaron asistencia de seguridad y servicios de traducción entre los pacientes y el personal militar de los EE. UU.

La Dra. Dinorah Nolasco, directora de salud regional del departamento de Cortés, dijo que la misión médica conjunta era una excelente fuente de apoyo, que ayuda a la oficina regional a compensar algunos desafíos de salud para la región, como la lucha contra la alta incidencia de dengue y la importancia de las medidas de salud preventiva.

“Desde hace tiempo tenemos una relación con la Fuerza de Tarea, ya que hemos planificado distintas actividades en el municipio de Choloma y también colaboraron con el Hospital Catarino. Espero que puedan seguir apoyándonos, sobre todo en materia de medicina preventiva”, expresó Nolasco. “Agradezco el apoyo que nos brindan y la colaboración de todas las instituciones presentes; esto es de mucha ayuda para nosotros. Queremos agradecerles en nombre del departamento de Cortés y esperamos poder seguir contando con su apoyo”.

Los ejercicios médicos también sirvieron para reforzar la preparación general de sus participantes, quienes pudieron desempeñarse en zonas remotas y emplear habilidades claves para responder ante catástrofes u operaciones de ayuda humanitaria en cualquier momento.

“No solo tenemos la oportunidad de construir asociaciones y comunidades vecinas más fuertes gracias a la atención médica que brindamos junto a nuestros anfitriones hondureños, sino que además los participantes perfeccionan capacidades y competencias muy valiosas durante el proceso”, dijo el Tte. Cnel. Caulder.

Share