Ejército de Colombia promueve programas para mejorar la agricultura del país

El Ejército Nacional de Colombia y el Ministerio de Agricultura han unido esfuerzos para desarrollar programas de apoyo al sector agrícola en las regiones rurales más vulnerables del país.
Marian Judith Romero Garcia | 13 mayo 2016

Capacitación y Desarrollo

La 27ª Brigada de Selva del Ejército Nacional de Colombia realizó un evento el 24 de febrero para consolidar el programa Proyectos Productivos en Mocoa, capital del departamento de Putumayo. [Foto: Ejército de Colombia]

El Ejército de Colombia y el Ministerio de Agricultura han unido esfuerzos para desarrollar programas de apoyo para el sector agrícola en las regiones rurales más vulnerables del país. Con la firma de un Convenio Interadministrativo de Cooperación en abril, ambos se comprometieron a diseñar una Estrategia de Desarrollo Rural Integral.

El Ministerio de Agricultura proporciona programas especializados y recursos económicos, mientras que el Ejército facilita recursos logísticos y humanos para garantizar que los programas lleguen a los campesinos de los municipios en los que el ministerio tiene poca o ninguna presencia.

“Tradicionalmente Colombia ha sido un país agricultor", dijo el Coronel Giovanni Alarcón, Director de Consolidación de Acción Integral del Ejército y enlace con el Ministerio de Agricultura. "No obstante, debido a la historia de conflicto y a la ubicación geográfica de muchas poblaciones, la única entidad estatal que tiene presencia constante en todo el territorio es el Ejército Nacional. La articulación entre ambas instituciones es fundamental para lograr un apoyo tangible hacia el sector rural”.

El acuerdo comenzó a gestarse a inicios de 2015 para reactivar las actividades agrícolas y capacitar y empoderar a los campesinos, además de impulsar la agricultura de manera sostenible. El acuerdo tiene como propósito coordinar esfuerzos para recuperar la agricultura como una actividad atractiva en todo el país. Por eso apoya todas las iniciativas alineadas con este objetivo, principalmente las que provienen directamente de los productores rurales.

Trabajo pionero en el Cauca

El departamento del Cauca, que ha sufrido una fuerte presencia de grupos armados ilegales y ha sido una de las principales zonas de cultivo ilegal de coca, ha sido pionero en la recuperación de la actividad agropecuaria. Los campesinos locales han retomado el interés por recuperar la actividad agrícola de manera legal, sobre todo a partir de la erradicación masiva de cultivos ilícitos en el departamento durante los últimos años, dijo el Mayor del Ejército Andrés Peñaranda, funcionario del programa Proyectos Productivos.

El proyecto Fe en Colombia , que inició en 2015, es una estrategia desarrollada por el gobierno federal para apoyar el interés de los campesinos por ganarse la vida a través de cultivos lícitos. Esta iniciativa busca orientar esfuerzos que mejoren las condiciones de vida de las poblaciones más vulnerables, como parte de un marco de seguridad integral.

“Las iniciativas de los campesinos de los departamentos de Cauca, Valle del Cauca y Nariño fueron acogidas por Fe en Colombia ”, añadió el Mayor Peñaranda . "Ahora, en el marco del acuerdo de cooperación entre el Ministerio de Agricultura y el Ejército, van a tener mayor viabilidad y sostenibilidad”.

El convenio entre el Ejército y el Ministerio de Agricultura se materializa en cuatro programas: Proyectos Productivos, Ruedas de Negocios, Vivienda Rural de Interés Social y Crédito Libranza y Agropecuario para las tropas del Ejército. Los dos primeros están enfocados directamente en los campesinos de las zonas más vulnerables y remotas. Los otros dos buscan beneficiar a los soldados y a sus familias, tomando en cuenta que constituyen una parte integral de la población campesina nacional.

Proyectos Productivos

Por medio de este programa, las comunidades de un municipio se organizan para desarrollar microempresas relacionadas con agricultura, todo lo cual estimula la generación de empleos, mejora su calidad de vida y fomenta el arraigo a su tierra mediante el uso eficiente de los recursos naturales. Estos proyectos productivos se enfocan en el cultivo de toda clase de frutas y verduras, la ganadería, la cría de aves y peces, así como la producción y procesamiento de lácteos y miel, entre otros.

El Ministerio de Agricultura proporciona recursos técnicos y económicos para brindar asesoramiento personalizado a todos los proyectos productivos. En 2015, el Ministerio financió directamente 79 proyectos productivos con una inversión de US$1,8 millones. En lo que va de 2016, ha habido 48 proyectos productivos adicionales, con una inversión de US$5,8 millones.

“Cada comunidad es gestora de sus propios proyectos", expresó el Cnel. Alarcón. "Cada idea de microempresa es estudiada y avalada por los expertos del Ministerio de Agricultura. Con los ajustes y asesoría personalizada e integral, los proyectos comienzan a generar resultados en cuestión de semanas. Siempre tenemos las puertas abiertas para nuevas iniciativas, con personal capacitado en todos los batallones del país para recibir las solicitudes”.

“La ayuda del gobierno y del Ejército ha sido muy importante porque nos brindan la capacitación adecuada en el momento preciso”, afirmó la campesina Idalí Mejía, líder comunitaria de Caloto, Cauca, un municipio altamente vulnerable que ha recibido un fuerte impacto de violencia a través de los años. “Tenemos 250 familias desarrollando proyectos agrícolas en sus casas. Estas son experiencias en las que participa toda la familia y eso fomenta el sentido de identidad.”

Asimismo, Caloto tiene 495 jóvenes emprendedores que se graduaron del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y están creando empresas, no solo en agricultura sino también involucrando el procesamiento de productos. En total, 800 familias se han visto beneficiadas con los diferentes programas tan solo en Caloto, de acuerdo con Mejía. “Luego de las capacitaciones, las familias están ahorrando alrededor de US$68 cada mes en gastos de la canasta familiar, porque la comida crece en sus huertos y ahora pueden salir a venderla”.

Rueda de Negocios

La Rueda de Negocios es una reunión de un día completo que congrega a todas las comunidades del departamento. Permite a las empresas establecer vínculos directos, realizar estudios de mercado a costos reducidos, acceder a nuevos mercados, generar nuevas oportunidades de negocio y crear relaciones asociativas.

El evento crea también una atmósfera que posibilita realizar transacciones entre las organizaciones rurales de campesinos y las grandes comercializadoras de productos, como las cadenas de almacenes, las compañías de comercio al detalle, los proveedores de cada región y, principalmente, la Corporación de Abastos de Bogotá – una sociedad pública/privada que suministra diariamente alimentos a 12 millones de personas como el principal mercado de alimentos del país.

“Las Ruedas de Negocios son ideales para determinar la capacidad y potencial de cada proyecto productivo, ya que permiten que los productores rurales desarrollen sus productos de acuerdo con los requerimientos específicos de los compradores”, explicó el Cnel. Alarcón. “Las Ruedas de Negocios eliminan a los intermediarios de las transacciones, de modo que los campesinos puedan vender sus productos a un precio justo”.

En 2015 se realizaron tres Ruedas de Negocio en ciudades con actividad agrícola significativa. En lo que va de 2016, se realizó la primera Rueda de Negocios en Mocoa, capital del departamento del Putumayo. Las autoridades estiman que un total negociado cercano a los US$3,3 millones ha resultado de la cuatro primeras ruedas de negocios, con otras cuatro programadas para llevarse a cabo a finales de año en Tame (Arauca), Barranquilla (Atlántico), Fusagasugá (Cundinamarca) y San José del Guaviare (Guaviare).

“Este año decidimos visitar departamentos que han sufrido un mayor impacto del conflicto armado a través de los años, y por tal razón sus comunidades requieren un mayor apoyo”, dijo el Cnel. Alarcón.

Juan Camilo Velásquez, Asesor de la Dirección de Consolidación de la Jefatura de Acción Integral, elogió las Ruedas de Negocios. “Esta ha sido una experiencia muy positiva en todas las ocasiones. Los productores rurales quedan muy contentos por la novedosa posibilidad de hacer mejores negocios y los compradores quedan satisfechos con la idea de obtener los productos que obtendrían en los mercados de las ciudades. El éxito ha sido tal que ya nos están pidiendo una segunda Rueda de Negocios en los lugares donde se ya se ahn realizado. Es algo que estamos considerando, pero vamos a dar prioridad a las demás regiones”.

El Ministerio de Agricultura está brindando apoyo a los soldados al ofrecer otorgar 500 viviendas con un valor de US$11.000 cada una a los que han servido a su país, especialmente a los que han sido heridos en combate o a las familias que han perdido un ser querido estando de servicio. Hasta la fecha se han beneficiado 217 familias.

“Sabemos que los soldados colombianos provienen de las zonas rurales", dijo Velásquez. "Este punto del acuerdo busca solucionar el problema de vivienda para los soldados en el sector rural".

Programa de crédito agropecuario para soldados

El Ministerio también brinda apoyo a las familias campesinas ofreciéndoles créditos blandos a través del Banco Agrario, entidad perteneciente a esa cartera. El banco otorga créditos con tasas de interés bajas a los soldados para que ellos puedan sostener a sus familias a través de proyectos agrícolas.

“Este es otro punto que se enfatiza entre los soldados provenientes de familias campesinas", explicó el Cnel. Alarcón. "Sabemos que los soldados pasan la mayor parte de su tiempo trabajando, separados de sus seres queridos. Queremos que la familia tenga la posibilidad de acceder a beneficios que le permitan continuar formando parte del sector agropecuario del país”.

Este programa incluye la asesoría personalizada por parte del Banco Agrario para determinar qué tipo de cultivo o crianza de animales será más provechosa para la familia. El dinero también puede llegar como un crédito de vivienda o de libre inversión con una tasa de Depósito a Plazo Fijo que tiene las tasas de interés más bajas del mercado.

Se calcula que este programa de crédito, el cual es ofrecido en todas las 32 Brigadas del Ejército del país, beneficiará al 80% de los participantes, permitiendo que los soldados retirados y sus familias mantengan óptima calidad de vida sin tener que migrar a las ciudades para buscar empleo.

“Este programa procura generar un ambiente próspero en los hogares de los miembros de las tropas", dijo el Cnel. Alarcón. "Cada soldado profesional sirve por un período máximo de 20 años. Queremos que cuando se reintegren a la vida civil ya tengan un proyecto de vida óptimo en su región de origen, que ya haya sido iniciado por los miembros de su familia”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 142
Cargando las Conversaciones