Ejército brasileño entrega control de favela a la policía

El Ejército brasileño se retiró completamente del complejo de favelas do Alemão en Río de Janeiro, ocupado en una impresionante operación militar hace año y medio, y la vigilancia de este antiguo bastión del narcotráfico fue asumida desde el 28 de junio por tropas de élite de la policía.
WRITER-ID | 2 julio 2012

El Complexo da Penha es otro de los complejos de favelas cariocas que fueron militarizados durante el último año en Brasil. (Foto: DIÁLOGO/Marcos Ommati)

El Ejército brasileño se retiró completamente del complejo de favelas do Alemão en Río de Janeiro, ocupado en una impresionante operación militar hace año y medio, y la vigilancia de este antiguo bastión del narcotráfico fue asumida desde el 28 de junio por tropas de élite de la policía.

Desde la madrugada de ese día, contingentes de los Batallones de Operaciones Especiales (BOPE) y de choque de la Policía Militar (PM) de Río llegaron a la favela Vila Cruzeiro para iniciar el traspaso de las labores de vigilancia.

“A partir de las cinco de la mañana la Policía Militar entró y ocupó junto a nuestros militares el área. A las seis se realizó la sustitución completa y nuestros militares fueron retirados”, indicó el mayor Marcos Bouças, portavoz del Ejército.

La retirada de las tropas militares del complejo de favelas do Alemão había comenzado en marzo con la instalación de las llamadas Unidades de Policía Pacificadoras (UPP), que dependen de la PM y fueron conformadas para vigilar las favelas, antes controladas por el narcotráfico y por milicias.

En el Complexo do Alemão, en cuya área habitan unas 400.000 personas, funcionan seis de las 25 UPP instaladas en las cerca de 90 favelas reconquistadas, con previsión de llegar a ocho en julio.

“Se inicia un trabajo meticuloso de patrullaje que consiste en la revisión de personas, vehículos y locales”, indicó el coronel Federico Caldas, portavoz de la PM, a la televisión Globo.

Desde 2008, las autoridades del estado de Río, uno de los más violentos del país, iniciaron una carrera contrarreloj para pacificar las favelas en puntos estratégicos de la ciudad para el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

Pero aún hay presencia militar en varias otras favelas “pacificadas”.

A finales de noviembre de 2010, 2.600 militares y policías de choque, apoyados por autos blindados y helicópteros, retomaron el Complexo do Alemão tras una semana de violencia urbana que dejó 37 muertos.

Desde entonces, unos 1.700 militares de la fuerza de paz del Ejército asumieron la seguridad en la zona.

“El trabajo del Ejército fue extraordinario, fundamental para que llegáramos a las condiciones en las que estamos aquí”, destacó Caldas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 7
Cargando las Conversaciones