EE. UU. y República Dominicana fortalecen relaciones

EE. UU. y República Dominicana fortalecen relaciones

Por Teniente de Navío Laura Price/Fuerzas Navales del Comando Sur de los EE. UU.
julio 16, 2021

El buque de combate litoral clase Freedom USS Billings (LCS 15) de la Marina de los EE. UU., y la Armada Dominicana, llevaron a cabo el 10 de julio de 2021 un ejercicio de aprobación (PASSEX en inglés), luego de una visita de tres días al puerto de Santo Domingo, República Dominicana.

Durante el ejercicio, el USS Billings operó junto con dos embarcaciones de la Armada Dominicana: el patrullero Canopus (GC-107), de 110 pies de eslora, y el bote clase Justice Boston Whaler Nunki (LI-163). Las fuerzas pusieron en práctica una serie de movimientos tácticos a bordo, formaciones y vectores, además de probar capacidades de mando y control.

Este entrenamiento sirvió para mejorar la interoperabilidad y demostrar la asociación estratégica que existe con República Dominicana, lo cual facilita la ejecución de operaciones navales contra las amenazas emergentes en la región.

En el puerto, el USS Billings organizó una recepción a bordo para recibir al presidente de la República Dominicana Luis Rodolfo Abinader; a la vicepresidenta de la República Dominicana Raquel Peña; al encargado de negocios de la Embajada de los EE. UU. en Santo Domingo Robert W. Thomas; y al Contraalmirante Don Gabrielson, comandante de las Fuerzas Navales del Comando Sur de los EE. UU.

“Estamos haciendo un trabajo importante en un mundo complicado”, manifestó el Contralmte. Gabrielson. “A diario pareciera que la situación desafía la lógica, y nos despertamos ante otro desafío. Y, sin embargo, perseveramos… juntos, amigos cercanos, a los que nos une el mar”.

El Contralmte. Gabrielson se reunió con funcionarios séniores de la Embajada de los EE. UU. en Santo Domingo y con líderes de la Armada Dominicana, como el Vicealmirante Ramón Gustavo Betances Hernández, jefe de la Armada, para hablar sobre la formación de marineros y del desarrollo profesional, de oportunidades de intercambios educativos y del modo en que ambas marinas puedan integrarse para llevar a cabo operaciones marítimas en el futuro.

La visita del USS Billings constituye la primera vez que los marineros operan libremente en el área de operaciones de la Cuarta Flota de los EE. UU., desde el inicio de la pandemia de COVID-19. La tripulación estuvo en contacto con la cultura de República Dominicana y respetó las reglamentaciones del país para garantizar la salud y la seguridad de la tripulación de forma continua.

“Nos complace haber podido desempeñarnos, de forma segura, con libertad, en este maravilloso país; nuestra tripulación está agradecida de que el pueblo de República Dominicana nos haya recibido bien y esperamos regresar”, expresó Aaron Wimberly, comandante general del USS Billings, perteneciente al Comando de la Marina de los EE. UU. “Los eventos en República Dominicana fueron el primer punto de referencia que buscábamos al planificar el despliegue. Se demostró que estamos en el teatro y listos para operar”.

La visita del USS Billings a República Dominicana presta apoyo a la misión de la Cuarta Flota, que consiste en emplear fuerzas marítimas en operaciones cooperativas de seguridad marítima para mantener el acceso, mejorar la interoperabilidad y construir asociaciones duraderas que promuevan la seguridad regional y la estabilidad. Desde marzo de 2021, las marinas de los EE. UU. y de República Dominicana han llevado a cabo cinco ejercicios marítimos bilaterales, para aumentar la preparación táctica.

El USS Billings está desplegado en el área de operaciones de la Cuarta Flota de los EE. UU., para apoyar la misión de la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur, que también lucha contra el tráfico de drogas ilícitas en el Caribe y en el Pacífico oriental.

Las Fuerzas Navales del Comando Sur de los EE. UU. prestan apoyo a las operaciones militares conjuntas y combinadas del Comando Sur de los EE. UU., mediante el empleo de fuerzas marítimas en operaciones cooperativas de seguridad marítima, para mantener el acceso, mejorar la interoperabilidad y construir asociaciones duraderas, con el objetivo de mejorar la seguridad regional y promover la paz, la estabilidad y la prosperidad en el Caribe, Centroamérica y Sudamérica.

Share