Fuerzas de seguridad ecuatorianas capturan narcosubmarino

Ecuadorian security forces capture narco-submarine

Por Dialogo
octubre 31, 2013



Las fuerzas de seguridad colombianas y ecuatorianas colaboraron recientemente para capturar un submarino que, según las autoridades, era usado para contrabandear drogas.
Durante una conferencia de prensa realizada en Cartagena, el ministro del interior ecuatoriano, José Serrano, anunció el decomiso del submarino el 20 de octubre de 2013. El ministro se encontraba en la ciudad para asistir a la 82a. Asamblea General de Interpol.
Serrano estuvo acompañado en la conferencia de prensa por el ministro de defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón. Fuerzas de seguridad de Ecuador decomisaron el submarino en el marco de la “Operación Progreso”, dijo Serrano.
En dos operativos separados, fuerzas de seguridad ecuatorianas encontraron una gran cantidad de cocaína en un puerto y los guardacostas capturaron una lancha rápida que presuntamente llevaba una cantidad importante de cocaína.
Grandes incautaciones de drogas en Ecuador
El 30 de octubre, agentes de la Dirección de Antinarcóticos y de la Fiscalía encontraron 1,5 toneladas de cocaína escondida en un contenedor de carga en el puerto de Guayaquil, informó Serrano por medio de su cuenta de Twitter.
“Hay que erradicar este ilícito que nos estaba destruyendo”, escribió Serrano. El ministro del Interior elogió el trabajo de los investigadores que descubrieron la droga. Fuerzas de seguridad encontraron la cocaína, misma que estaba escondida en un contenedor de piñas con rumbo a Bélgica.
En septiembre de 2013, fuerzas de seguridad ecuatorianas en el puerto descubrieron 30 kilogramos de cocaína escondidas en un contenedor de bananas. El contenedor estaba destinado a Países Bajos.
El 28 de octubre, los guardacostas ecuatorianos capturaron una lancha rápida a una distancia aproximada de 1800 kilómetros del puerto de Esmeraldas la cual presuntamente transportaba 458 kilogramos. En el operativo fueron detenidos dos operadores de las lanchas, dijeron las autoridades. Fuerzas de seguridad de EE.UU. ayudaron en la operación.
En un operativo separado realizado el 28 de octubre, la Guardia Costera de Ecuador capturó un bote rápido que presuntamente transportaba 468 kg de cocaína, a unos 1.800 km del puerto de Esmeraldas. Según informaron las autoridades, dos tripulantes de la embarcación fueron arrestados. Las fuerzas de seguridad de EE.UU. asistieron en el operativo.

Localizan submarino

Durante el operativo, las fuerzas de seguridad ecuatorianas localizaron un pequeño submarino en la costa cercana a la localidad de Limones, en la provincia de Esmeraldas. El área se encuentra cerca de la frontera con Colombia.
Efectivos de la Policía Nacional del Ecuador decomisaron el submarino “en un operativo que tenía el apoyo de Colombia”, informó Serrano. La policía ecuatoriana “recibió una importante colaboración de la (Policía Nacional de Colombia) y del gobierno colombiano”.
Según precisó el ministro, no había nadie en el interior ni cerca del submarino cuando las fuerzas de seguridad lo hallaron. El submarino fue llevado a una base de la Armada del Ecuador, explicó. Dos días después de que las fuerzas armadas capturaran al submarino, las autoridades ecuatorianas en la ciudad de Esmeraldas arrestaron a un hombre y una mujer bajo sospechas de estar vinculados al submarino, añadió Serrano.
La Policía Nacional del Ecuador está investigando si los dos sospechosos ayudaron a operar el submarino y si hubo terceros involucrados, señaló Serrano.
“No hay dudas de que este submarino estaba listo para ser usado por los carteles mexicanos y colombianos para enviar cocaína y otras drogas ilegales”, dijo Héctor Chávez, un analista de seguridad de la Universidad de Guayaquil.

La importancia de la cooperación

Los narcotraficantes probablemente utilizaron el submarino para contrabandear drogas, como cocaína, a destinos hacia el norte como ser Estados Unidos, Guatemala y Costa Rica, según Pinzón. La nave tenía espacio suficiente para “trasladar unos 600 kilos de droga en cada viaje”, precisó.
Serrano agradeció a Colombia su ayuda en el decomiso del submarino y también por la asistencia en el seguimiento de varios fugitivos que habían huido de Ecuador en los últimos meses y que intentaban esconderse en Colombia.
“Apreciamos el apoyo de Colombia y de la policía, especialmente para detener a los criminales peligrosos que escaparon de prisiones del Ecuador”, dijo Serrano.
En febrero de 2013, 19 presos se fugaron de una prisión de máxima seguridad en Guayaquil, a unos 420 km al sur de Quito, capital de Ecuador.

César Demar Vernaza Quiñonez, alias “El Empresario”, estaba entres los fugados del mes de febrero. Es el líder de una pandilla conocida como “Los Templados”, que colabora con el Cartel de Sinaloa, dijeron las autoridades. Los Templados transportan y protegen los cargamentos de droga para el cartel, liderado por el capo fugitivo Joaquín “El Chapo” Guzmán.
La fuerzas de seguridad colombianas recapturaron a El Empresario en aquel país en abril de 2013. Fue luego extraditado a Ecuador, donde se enfrenta a cargos por narcotráfico.

Carteles de la droga mexicanos en Ecuador y Colombia

El Cartel de Sinaloa y Los Zetas, que son dos importantes organizaciones criminales transnacionales mexicanas, operan en Ecuador y Colombia, dijo el viceministro de seguridad interna de Ecuador en una entrevista con ECTV, una emisora de televisión pública.
La cooperación internacional es fundamental en la lucha contra los carteles de la droga, comentó Cordova. “Si pretendemos o creemos que podemos combatir con éxito al narcotráfico por nuestra propia cuenta, estaríamos equivocados”, añadió.
Las autoridades ecuatorianas han capturado docenas de integrantes de organizaciones criminales transnacionales en los últimos años:
• En octubre de 2013, la Policía Nacional del Ecuador capturó a 10 miembros de la pandilla Los Urabeños de Colombia. Algunos de los sospechosos eran ecuatorianos que estaban trabajando con la pandilla colombiana, precisaron las autoridades.
• En agosto de 2013, la policía ecuatoriana capturó a Jorge Eliécer Rodríguez, alias “Palustre”, presunto líder de Los Rastrojos, un grupo del crimen organizado colombiano. Las autoridades ecuatorianas entregaron al sujeto a las autoridades colombianas.
• En mayo de 2013, efectivos de la Policía Nacional del Ecuador arrestaron a cinco ecuatorianos y cuatro mexicanos que presuntamente formarían parte de una red internacional de narcotráfico. La policía decomisó también 452 kg de cocaína y $276.567 en efectivo. Los arrestos y decomisos formaron parte de la “Operación Aluvión”.
• En abril de 2013, la Policía Nacional del Ecuador advirtió a la Guardia Costera del país que un yate denominado que navegaba en aguas ecuatorianas estaba trasladando una gran cantidad de cocaína. Un buque de la Guardia Costera persiguió el bote, llamado "Green Onion” que huyó hacia aguas internacionales. La Armada del Ecuador alertó a la Guardia Costera de EE.UU., que capturó la embarcación en aguas internacionales, cerca de Cabo San Lucas, México. Cuando la tripulación vio que estaba por ser capturada, arrojaron por la borda del yate cerca de cuatro toneladas de cocaína, dijeron las autoridades.
• En junio de 2012, las autoridades ecuatorianas hallaron una pequeña aeronave con bandera de México abandonada dentro de un hangar en San Pablo, en la provincia costera de Santa Elena. El avión probablemente era usado para contrabandear drogas, dijeron las autoridades.
También en junio de 2012, fuerzas de seguridad de Ecuador capturaron un submarino que estaba bajo construcción, una avioneta, una lancha rápida y una tonelada de cocaína. Sin lugar a dudas, la avioneta y la lancha rápida iban a ser usados por los narcotraficantes, y el submarino iba a ser usado para el contrabando de drogas, si lo hubiesen terminado, dijo Ricardo Camacho Zeas, un analista de seguridad ecuatoriano.
Los guardacostas ecuatorianos encontraron el submarino escondido debajo de lodo y matorrales en un islote entre las islas Verdes y Escalante del Golfo de Guayaquil, dijeron las autoridades. El submarino tenía 1
5 metros de largo y cuatro de ancho, con capacidad para transportar hasta 15 toneladas de drogas. El submarino había sido terminado en un 70 por ciento, dijeron las autoridades.
Los guardacostas interceptaron la lancha a 12 millas de Canoa, en la provincia de Manabí. La lancha era impulsada por tres motores fuera de borda de 350 caballos de fuerza cada uno. La lancha partió de Chiapas el 7 de junio de 2012 y estaba equipada con instrumentos modernos de comunicaciones, un transmisor de alta frecuencia y suficientes alimentos para varios días. Las fuerzas ecuatorianas aprehendieron a tres mexicanos que operaban la lancha.
Fuerzas de seguridad ecuatorianas encontraron la tonelada de cocaína escondida entre unas rocas en la playa de San Clemente, a pocas millas de donde fue capturada la lancha. Los hombres de la lancha probablemente se dirigían a recoger esa cocaína, aseveraron las autoridades.
La avioneta fue encontrada abandonada en un hangar de San Pablo. La aeronave estaba registrada en México.
• En mayo de 2013, un pequeño avión mexicano se estrelló en la provincia de Manabi. Las autoridades ecuatorianas hallaron $1,4 millones en efectivo en el avión. El piloto y el copiloto fallecieron en el accidente. Ambos provenían de Sinaloa, México, que es un baluarte de El Chapo Guzmán.

Centro del narcotráfico

Los grupos del crimen organizado no producen drogas en Ecuador, pero trasladan las drogas producidas a otros países, tales como Colombia y Brasil, a través del país, según Chávez, el analista de seguridad.
“Ecuador no es conocido por ser productor de drogas ilícitas, sino por su posición geográfica. Las pandillas de la droga internacionales se esfuerzan por reclamar territorios y establecer sus operaciones de narcotráfico”, precisó Chávez.
No sorprende que el Cartel de Sinaloa esté operando en Ecuador, explicó Chávez. “Es una de las características de El Chapo Guzmán; formar alianzas con pandillas en otros países”, concluyó el analista de seguridad.


Share