Ejército Ecuatoriano en campaña permanente contra minería ilegal

Las Fuerzas Militares del Ecuador trabajan en conjunto con la Policía Nacional e instituciones civiles en operaciones contra la minería ilegal.
Alex Ormaza/Diálogo | 8 junio 2018

Amenazas Transnacionales

Elementos del Batallón de Selva N.º 62 Zamora, protegen a una autoridad de la Agencia de Regulación y Control Minero, mientras coloca un sello de clausura a una máquina utilizada en minería ilegal en la zona de Chapintza, provincia de Zamora Chinchipe, el 11 de abril de 2018. (Foto: Batallón de Selva N.º 62 Zamora, Ejército Ecuatoriano)

El Ejército Ecuatoriano realiza una campaña permanente y frontal contra la minería ilegal, sobre todo en las provincias del sur del país andino. El 4 de mayo de 2018, el Batallón de Selva N.º 62 Zamora, el Destacamento de Inteligencia Militar Loja y la Agencia de Regulación y Control Minero (ARCOM), incautaron maquinaria y material utilizados en trabajos ilegales de extracción de sílice y contaminación directa al río Nangaritza, en la provincia de Zamora Chinchipe. No hubo detenidos, pero las autoridades de ARCOM neutralizaron las dragas y los vehículos empleados para excavar el río.

“Todo es con el propósito de evitar las labores de minería al margen de la ley”, señaló el Teniente Coronel del Ejército Ecuatoriano Carlos Jácome, comandante del Grupo de Caballería Mecanizada N.º 18 Cazadores de Los Ríos. “Con las operaciones buscamos preservar los recursos naturales del país”.

El 11 de abril, en la misma provincia, elementos del Batallón de Selva N.º 62 Zamora, el Destacamento de Inteligencia Militar Zamora, la Policía Nacional del Ecuador y funcionarios de ARCOM realizaron otra operación donde encontraron maquinaria pesada utilizada en minería ilegal en cielo abierto. ARCOM procedió a la inhabilitación y colocación de sellos de una retroexcavadora, dos hidrobombas, y una clasificadora de material.

“Las amenazas en el área no están limitadas a la minería ilegal; también incluyen actividades como tráfico de hidrocarburos, sustancias sicotrópicas, armas, municiones y explosivos”, dijo a Diálogo el Teniente Coronel del Ejército Ecuatoriano Freddy Cabascango Ponce, comandante del Batallón de Selva N.º 62 Zamora. “La minería ilegal es en particular una actividad de alto riesgo, por eso la combatimos”.

La minería ilegal resulta en la contratación de menores de edad y amenaza la ecología del lugar por la contaminación de ríos y acuíferos, según el Tte. Cnel. Cabascango. Además, las organizaciones delincuenciales trabajan de manera informal, sin autorización del Gobierno para operar, ni las debidas inspecciones y normas de seguridad.

Terreno desafiante

El terreno selvático y montañoso de la provincia de Zamora Chinchipe es una zona de gran riqueza mineral, atractiva para las bandas criminales que operan en la zona. La región, ubicada al sureste del Ecuador, cuenta con alrededor de 10 500 kilómetros cuadrados en una parte de la cuenca amazónica del país.

El Teniente Coronel del Ejército Freddy Cabascango Ponce (derecha), comandante del Batallón de Selva N.º 62 Zamora, está al frente de un operativo conjunto e interagencial contra la minería ilegal. (Foto: Batallón de Selva N.º 62 Zamora, Ejército Ecuatoriano)

En la misma provincia, pero 2600 metros sobre el nivel del mar, se asienta la zona minera de Nambija. La región tiene una concentración de más de 10 000 personas por kilómetro cuadrado, quienes en su mayoría trabajan de forma irregular.

Para llegar al lugar es necesario sortear caminos de tierra que bordean precipicios, donde grupos de mineros ilegales explotan el suelo sin protocolos de seguridad. Detonan dinamita sin hacer previos estudios de suelo ni de impacto ambiental. La zona tiene además un alto riesgo de deslaves.

“Tenemos un destacamento asignado en esa área, que realiza patrullas de forma permanente y que opera junto a las autoridades civiles y a la Policía”, aseguró el Tte. Cnel. Cabascango. Las fuerzas del orden deben también combatir la comercialización ilegal de madera y de especies animales protegidas.

Campañas en 2018

Hasta mediados de mayo de 2018, el Batallón de Selva N.º 62 Zamora registró 10 operaciones en Zamora Chinchipe con las que interrumpió trabajos ilegales y decomisó maquinaria que entregó a las autoridades civiles. En el área de Chinapintza realizó incautaciones de dinamita y rollos de mecha para detonaciones. En las zonas de Nangaritza, Shincata, Naguipa Bajo, Nuevo Quito y Zumbi decomisó máquinas retroexcavadores, hidrobombas, equipos de dragado, combustible y maderas preciosas, entre otros.

“He puesto en práctica al máximo los conocimientos de mi formación militar [para detectar] a quienes están dedicados a la minería ilegal y a quienes infringen la ley de cualquier forma a lo largo de la Amazonía ecuatoriana”, dijo a Diálogo el Subteniente del Ejército Andrés Alfaro, quien tiene tres años en el Batallón N.º 62. “Hemos realizado nuestros operativos con éxito pese a las adversidades, gracias al continuo entrenamiento de nuestros soldados”.

Entre abril y mayo ARCOM realizó 15 operaciones interagenciales contra la minería ilegal en la zona de la provincia Zamora Chinchipe, en coordinación con el Ejército, Policía y otras instituciones civiles. Dieciséis personas vinculadas con los ilícitos resultaron detenidas. El Batallón de Selva N.º 62 Zamora participó en 10 de esas operaciones.

En el resto del país, durante el mismo período, unidades del Ejército brindaron apoyo a ARCOM para realizar 349 inspecciones de verificación e identificación de labores de minería ilegal. Como resultado decomisaron, destruyeron o suspendieron más de 100 máquinas y equipo. Las cifras son alentadoras, pues de enero a junio del 2015 ARCOM registró solo 55 operaciones de control.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 4
Cargando las Conversaciones