Correos electrónicos confiscados por el Ejército Nacional de Colombia revelan caos financiero de las FARC

E-mails seized by Colombian National Army reveal  FARC financial turmoil

Por Dialogo
octubre 21, 2014




El grupo terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estaba organizando un plan masivo de extorsiones este año para aliviar sus graves problemas financieros, según los mensajes de correo electrónico analizados por las fuerzas de seguridad colombianas en los últimos meses.

Los mensajes provenían de computadoras portátiles decomisadas por el Ejercito Nacional de Colombia en un campamento de las FARC en febrero de 2014. Desde entonces, casi 50 investigadores y agentes de inteligencia de la Policía Nacional de Colombia han pasado meses analizando minuciosamente los mensajes en el marco de sus tareas de inteligencia.

Así se supo que aún cuando las FARC participan en las conversaciones de paz con el gobierno que se realizan en La Habana, también están planificando y participando activamente en empresas criminales. Algunos de los mensajes muestran que el grupo terrorista está atravesando problemas financieros, en parte debido a las exitosas medidas implementadas por las Fuerzas Armadas y la Policía de Colombia. En uno de los correos, el líder de las FARC Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, reconoció que el grupo terrorista se ha “debilitado” a causa del trabajo de las Fuerzas Armadas y la Policía colombianas, con el apoyo de Estados Unidos.

Colombia y EE.UU. trabajan conjuntamente para combatir a las FARC y otras organizaciones terroristas, principalmente compartiendo información y recursos.

Detectan planes extorsivos de las FARC


A fin de intentar mejorar sus finanzas, el Bloque Sur de las FARC planificaba participar en una serie de planes extorsivos contra grandes empresas, según consta en un mensaje de correo eléctronico que data de la primavera de 2013.

Las FARC tenían planeado exigir $1 millón de dólares estadounidenses a empresas petroleras por cada pozo petrolero activo, y un pago de $5 por cada barril de petróleo extraído.

“En las zonas donde hay minas de oro, esmeraldas, grava (...) impondremos un arancel del 20% sobre la producción”, decía uno de los mensajes. Las FARC tenían planeado obligar a los contratistas del gobierno a pagar un 10% de sus ganancias al grupo terrorista. Por ejemplo, planeaban cobrar a las empresas encargadas de pavimentar carreteras un mínimo de 30 millones de pesos. Algunos mensajes incluso sugerían que las FARC debían invertir en acciones de Ecopetrol.

El Bloque Oriental de las FARC también buscaba fuentes alternativas de ingreso. Al menos desde 2011, ha utilizado alternativas al narcotráfico para aumentar sus ingresos, como la venta de ganado, según indican algunos de los mensajes capturados.

“La parte más preocupante es realmente que, después de analizar estas cifra [sic], que son parciales, resulta evidente que estamos quemando nuestro dinero”, decía uno de los mensajes de las FARC. “Y si seguimos a este ritmo, vendiendo 2.000 cabezas de ganado cada cuatro meses, tendremos para un año y algunos meses”.


Osado operativo lleva al decomiso de computadoras de las FARC


Un osado operativo por parte de soldados del Ejército llevó a la captura de computadoras que contenían mensajes de correo electrónico de las FARC.

En febrero, efectivos del Ejército atacaron un campamento de las FARC cerca del municipio de Vista Hermosa, en el departamento de Meta, donde líderes del Bloque Oriental se encontraban reunidos. Ocho terroristas de las FARC murieron en el operativo, y los sobrevivientes huyeron, dejando tras de sí computadoras y memorias USB encriptadas.

Los mensajes de correo electrónico de las FARC muestran que el grupo terrorista está fragmentado, presentando varios frentes que luchan aisladamente para obtener ingresos.

“Lo que se desprende de estos mensajes es que las fuerzas guerrilleras ya no cuentan con un sistema para que los distintos frentes trabajen juntos”, sostuvo Daniel Rico, un analista de seguridad colombiano. “Donde antes había varios frentes que estaban unidos y trabajaban en escalones específicos en la cadena de producción de droga, ahora hay grupos que luchan por sobrevivir sin confiar ni brindar apoyo a los demás”.

“Las FARC ya no son tan solventes como creíamos. Si examinamos las cuentas, debemos concluir que a cada unidad guerrillera, después de 50 años de lucha, le quedan menos de 20 millones de pesos ($10.000 dólares)”.



El grupo terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estaba organizando un plan masivo de extorsiones este año para aliviar sus graves problemas financieros, según los mensajes de correo electrónico analizados por las fuerzas de seguridad colombianas en los últimos meses.

Los mensajes provenían de computadoras portátiles decomisadas por el Ejercito Nacional de Colombia en un campamento de las FARC en febrero de 2014. Desde entonces, casi 50 investigadores y agentes de inteligencia de la Policía Nacional de Colombia han pasado meses analizando minuciosamente los mensajes en el marco de sus tareas de inteligencia.

Así se supo que aún cuando las FARC participan en las conversaciones de paz con el gobierno que se realizan en La Habana, también están planificando y participando activamente en empresas criminales. Algunos de los mensajes muestran que el grupo terrorista está atravesando problemas financieros, en parte debido a las exitosas medidas implementadas por las Fuerzas Armadas y la Policía de Colombia. En uno de los correos, el líder de las FARC Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, reconoció que el grupo terrorista se ha “debilitado” a causa del trabajo de las Fuerzas Armadas y la Policía colombianas, con el apoyo de Estados Unidos.

Colombia y EE.UU. trabajan conjuntamente para combatir a las FARC y otras organizaciones terroristas, principalmente compartiendo información y recursos.

Detectan planes extorsivos de las FARC


A fin de intentar mejorar sus finanzas, el Bloque Sur de las FARC planificaba participar en una serie de planes extorsivos contra grandes empresas, según consta en un mensaje de correo eléctronico que data de la primavera de 2013.

Las FARC tenían planeado exigir $1 millón de dólares estadounidenses a empresas petroleras por cada pozo petrolero activo, y un pago de $5 por cada barril de petróleo extraído.

“En las zonas donde hay minas de oro, esmeraldas, grava (...) impondremos un arancel del 20% sobre la producción”, decía uno de los mensajes. Las FARC tenían planeado obligar a los contratistas del gobierno a pagar un 10% de sus ganancias al grupo terrorista. Por ejemplo, planeaban cobrar a las empresas encargadas de pavimentar carreteras un mínimo de 30 millones de pesos. Algunos mensajes incluso sugerían que las FARC debían invertir en acciones de Ecopetrol.

El Bloque Oriental de las FARC también buscaba fuentes alternativas de ingreso. Al menos desde 2011, ha utilizado alternativas al narcotráfico para aumentar sus ingresos, como la venta de ganado, según indican algunos de los mensajes capturados.

“La parte más preocupante es realmente que, después de analizar estas cifra [sic], que son parciales, resulta evidente que estamos quemando nuestro dinero”, decía uno de los mensajes de las FARC. “Y si seguimos a este ritmo, vendiendo 2.000 cabezas de ganado cada cuatro meses, tendremos para un año y algunos meses”.


Osado operativo lleva al decomiso de computadoras de las FARC


Un osado operativo por parte de soldados del Ejército llevó a la captura de computadoras que contenían mensajes de correo electrónico de las FARC.

En febrero, efectivos del Ejército atacaron un campamento de las FARC cerca del municipio de Vista Hermosa, en el departamento de Meta, donde líderes del Bloque Oriental se encontraban reunidos. Ocho terroristas de las FARC murieron en el operativo, y los sobrevivientes huyeron, dejando tras de sí computadoras y memorias USB encriptadas.

Los mensajes de correo electrónico de las FARC muestran que el grupo terrorista está fragmentado, presentando varios frentes que luchan aisladamente para obtener ingresos.

“Lo que se desprende de estos mensajes es que las fuerzas guerrilleras ya no cuentan con un sistema para que los distintos frentes trabajen juntos”, sostuvo Daniel Rico, un analista de seguridad colombiano. “Donde antes había varios frentes que estaban unidos y trabajaban en escalones específicos en la cadena de producción de droga, ahora hay grupos que luchan por sobrevivir sin confiar ni brindar apoyo a los demás”.

“Las FARC ya no son tan solventes como creíamos. Si examinamos las cuentas, debemos concluir que a cada unidad guerrillera, después de 50 años de lucha, le quedan menos de 20 millones de pesos ($10.000 dólares)”.
esa es la paz de santos , esa es la craudicacion del representante legal del pueblo colombiano , envede fotalecer la lucha por todos los medios tacar frentes logisticos economico , de apoyo , de compla de armas , de combatientes , de milicianos , de guerilleros infiltrados como estudiantes en las diferentes U , deempledos publicos en altos cargos representantes policos disfrazados del polo de moir , pcc , ecte , de atacar la mineria ilegal que en un alto pocentage es propidad de la guerilla , de, frenar la estorcion , , señor presidente es usted el unico que se tragara los sapos y cocodrilos enteros , el pueblo colombia ya sabe para donde va el proceso de paz , que Dios nos coja confesasos dicen las abulitas , queremos la paz , no una entrega del estado aun grupo de facinerosos y matones


Falta aun atacar el núcleo: los guerrilleros infiltrados como estudiantes de diferentes universidades, funcionarios públicos de alto nivel ;)
Share