El narcotráfico recurre a los contenedores de envío en Colombia

Colombia intensifica su vigilancia en las salidas portuarias en la lucha en contra el narcotráfico.
Marian Romero/Diálogo | 2 enero 2018

Amenazas Transnacionales

En un operativo a fines de octubre de 2017, la Armada Nacional de Colombia capturó a una organización que enviaba cocaína en contenedores refrigerados desde el puerto de Cartagena. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

Las acciones investigativas y operativas de la Armada Nacional de Colombia en las salidas portuarias de Cartagena derrumbó una estructura narcotraficante que enviaba cocaína en contenedores refrigerados. Durante casi un año la organización camuflaba cocaína en los pisos de contenedores con destino a los EE. UU., Europa y Centroamérica.

 

A fines de octubre de 2017, la Armada Nacional y la Fiscalía General de la Nación capturaron a ocho personas en operativos simultáneos en Bogotá, Montería, Barranquilla y Cartagena con el apoyo de las agencias estadounidenses de Seguridad Nacional y Aduanas y Control Fronterizo. “Ahí radica la importancia de la captura de esta organización que operaba en diferentes ciudades del país, pues nos conduce a otras capturas y nos revela el modo de operar”, dijo a Diálogo el Capitán de Fragata de la Armada Nacional Jorge Herrera, comandante de la Estación de Guardacostas de Cartagena.

 

Cerca de 3.000 contenedores fueron requisados en la operación. En un contenedor, se encontró una tonelada de cocaína en 23 paquetes individuales. “Funciona muy bien para ellos [los delincuentes] porque comprometen menos recursos económicos que en las modalidades lancha go-fast, velero, semisubmarino o torpedo parásito”, dijo el Cap. de Frag. Herrera. “Para contaminar el contenedor, los narcotraficantes amenazan o extorsionan a personas para cometer el ilícito”.

 

La organización capturada utilizaba contenedores refrigerados para alimentos delicados que necesitan condiciones especiales. “Los narcotraficantes utilizan estos contenedores porque creen que es menos probable que las autoridades los revisen”, explicó el Cap. de Frag. Herrera. “Esos son los riesgos del trabajo que es preciso mitigar aunque se corra el riesgo de echar a perder la mercancía”.

 

A mediados de noviembre de 2017, en otro operativo en el puerto de Cartagena, la Armada Nacional logró encontrar casi 500 kilos de cocaína en el piso falso de un contenedor con destino a Europa. “Esta no es una modalidad nueva, desde hace ocho años hemos estado afinando la inteligencia para frenar esta iniciativa y detectar a los responsables”, dijo el Cap. de Frag. Herrera. “Sin embargo, tiene un alto grado de dificultad para las autoridades porque involucra a personas de la logística de carga en puertos que no siempre son las mismas y por eso es difícil de rastrear”.

 

Problema mundial

 

La Armada Nacional de Colombia encontró una tonelada de cocaína en uno de los contenedores inspeccionados en el puerto de Cartagena en un operativo que derrumbó a una estructura narcotraficante. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

Según la plataforma logística y portuaria Organización Puerto de Cartagena, de enero a octubre de 2017, se movilizó casi 1,5 millones de contenedores, colocando a Cartagena como uno de los principales actores portuarios de Sudamérica. Por su parte, en su informe más reciente, el Consejo de Envíos Mundial calculó que el volumen global de contenedores en 2013 representaba casi 35 millones.

 

De acuerdo con el Contraalmirante Juan Francisco Herrera Leal, comandante de la Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico No. 73 Neptuno de la Armada Nacional de Colombia, de ese total solo se inspecciona el 2 por ciento, pues no existe una política mundial contra el narcotráfico en contenedores. “Ese es un problema que manejamos en Colombia porque es país productor de estupefacientes, por eso tenemos un rígido control portuario y concentramos nuestros esfuerzos en neutralizar los cultivos de uso ilícito”, dijo el Contralmte. Herrera. “Pero los contenedores se dirigen a puertos en todo el mundo, por eso la corresponsabilidad es muy importante para afrontar el problema del narcotráfico”.

 

Cooperación internacional

 

Colombia cuenta con alianzas e intercambios de inteligencia con las agencias internacionales encargadas de combatir el narcotráfico. “Cuando en Colombia inspeccionamos contenedores sospechosos pero no encontramos la evidencia, notificamos a las autoridades de donde se dirige el barco de carga para que puedan hacer la adecuada revisión una vez llegue al puerto de destino”, dijo el Contralmte. Herrera.

 

En el 2016, dijo el oficial, los esfuerzos de países amigos resultaron en 146 toneladas de droga incautada en 273 contenedores. En 2017, más de 200 toneladas fueron decomisadas en 400 contenedores.

 

“Aunque son resultados positivos, fortalecer la inteligencia y el intercambio de información es fundamental para obtener mejores resultados. De cada 44 toneladas que se han incautado entre Colombia y Europa, alrededor de 80 toneladas pueden haber circulado en el comercio”, explicó el Contralmte. Herrera. “El narcotráfico maneja volúmenes muy altos por las ganancias que genera; el costo por kilo de clorhidrato de cocaína supera los US$ 35.000 y US$ 45.000 en Europa. El mismo kilo en Colombia vale US$ 2.500”.

 

En 2017, la Estación de Guardacostas de Cartagena realizó 14 operaciones y halló cinco contenedores contaminados, logrando incautar tres toneladas de cocaína. “Las modalidades que utilizan embarcaciones pequeñas es artesanal, las organizaciones ilegales han evolucionado en sus tácticas para contaminar los buques grandes de carga como un método más efectivo y seguro”, agregó el Contralmte. Herrera. “Por eso es imprescindible contar con la coordinación de las guardias portuarias de los países a donde llega carga desde Colombia, para encontrar un método más efectivo para el control de contenedores, con una respectiva capacitación acerca de las tácticas utilizadas para el delito de narcotráfico, todo esto sin afectar el flujo normal del comercio”, concluyó.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 15
Cargando las Conversaciones