República Dominicana decomisa récord de cocaína en 2013

Por Dialogo
enero 08, 2014




SANTO DOMINGO, República Dominicana - Las autoridades dominicanas incineraron más de 11 toneladas métricas de narcóticos en 2013, incluida una cantidad récord de cocaína, resultado de una mejor coordinación entre las agencias que luchan contra el narcotráfico en la nación caribeña, según el fiscal general.
Con la incautación de casi 10 toneladas métricas de cocaína, el país batió el récord de 2012, cuando se confiscaron cerca de nueve toneladas.
Francisco Domínguez Brito, procurador general de República Dominicana, dijo que 2013 se caracterizó por la buena coordinación entre varias agencias de la policía y de lucha contra el narcotráfico.
“Hemos logrado fortalecer la coordinación en todos los procedimientos, tanto en la investigación como en la persecución y esto ha permitido asestar duros golpes al narcotráfico y al microtráfico, así como al lavado de activos”, señaló en un comunicado.
El 30 de diciembre, la oficina de Brito anunció la última de 52 incineraciones de drogas ilícitas que fueron incautadas durante el año. El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) informó que se habían incautado y destruido un total de 11,2 toneladas métricas de drogas ilícitas. De ese total, el 88% (9,875 toneladas métricas) fue cocaína, y el resto marihuana, crack y heroína.
Las incineraciones semanales del año terminaron el 28 de diciembre, según el INACIF. Las incautaciones de 2013 marcaron otro año récord para las agencias del orden de República Dominicana.
En 2012, los agentes confiscaron poco más que 10 toneladas métricas de drogas ilícitas, de las cuales casi nueve eran cocaína. En 2011, la cantidad fue de 6,7 toneladas métricas de cocaína, en tanto que en 2010 el total fue de 4,85 toneladas métricas.
El continuo aumento en las incautaciones en años recientes es una señal de que los narcotraficantes usan cada vez más las costas dominicanas para enviar cocaína procedente de Sudamérica a Estados Unidos y Europa. Las autoridades han alertado que los continuos conflictos entre las organizaciones criminales y las autoridades en América Central y México han desplazado a los narcotraficantes hacia el Caribe, en el pasado una ruta de tránsito bastante utilizada pero que los capos de la droga abandonaron hace unos años.
República Dominicana continúa siendo el principal punto de transbordo en la región del Caribe, según la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), la que coopera con las agencias antinarcóticos dominicanas.
A pesar de que las autoridades dominicanas han prácticamente eliminado el uso de avionetas para el tráfico de drogas (que hace un tiempo bombardeaban las costas y campos con paquetes de cocaína que dejaban caer de sus vuelos), los narcotraficantes han comenzado a utilizar cada vez más canales marítimos. Se han encontrado lanchas rápidas y pequeñas embarcaciones pesqueras con importantes cargamentos de drogas provenientes de América del Sur.
En octubre, las autoridades desarrollaron un operativo en Punta Salina, cerca de la ciudad de Baní, en el sureste, e incautaron 1110 kg de cocaína. Antes, en marzo, agentes desarticularon una red de tráfico e incautaron 1860 kg de la sustancia en Bahía de Ocoa. La droga había sido enviada desde Colombia a través de Venezuela en una lancha rápida.
En la misma bahía, en mayo, los agentes interceptaron 1500 kg y arrestaron a un ciudadano dominicano presuntamente involucrado en la operación.
Lo que es más importante, las autoridades dominicanas han encontrado pruebas de que organizaciones narcotraficantes mexicanas usan el país como un centro logístico regional o como depósito, para así almacenar y trasladar cocaína.
En septiembre, las autoridades descubrieron y desmantelaron por primera vez un laboratorio de producción de cocaína en un rancho ubicado al oeste de Santo Domingo. Junto con los equipos utilizados para procesar narcóticos, se incautaron 230 kg de cocaína, según la policía.
Varios analistas opinaron que este hallazgo era una señal preocupante de que elementos criminales internacionales se estaban estableciendo en el país. Brito recalcó la importancia de que la Dirección Nacional de Control de Drogas, el Ministerio de Defensa, la policía y los fiscales coordinen sus acciones.
“Vamos a seguir trabajando todos unidos en la misma dirección. Ya hemos dicho que bajo ninguna circunstancia los cabecillas del narcotráfico y el crimen organizado pueden encontrar impunidad que les permita actuar a sus anchas en nuestro territorio”, dijo. “Seremos coherentes con nuestras acciones en ese sentido”.
Share