• Home »
  • Uncategory »
  • Dino Bouterse, son of Suriname president, charged with trying to help Hezbollah

Dino Bouterse, hijo del presidente de Surinam, acusado de intentar ayudar a Hezbollah

Dino Bouterse, son of Suriname president, charged with trying to help Hezbollah

Por Dialogo
diciembre 11, 2013



Por Malcolm Alvarez-James
Autoridades de los Estados Unidos han acusado a Dino Bouterse, hijo del presidente de Surinam, Desi Bouterse, de conspirar para establecer un campamento terrorista de Hezbollah en el país sudamericano.
Las autoridades de Estados Unidos anunciaron cargos de terrorismo contra Bouterse, de 41 años, el 8 de noviembre del 2013 en la ciudad de Nueva York. Ya había sido condenado con anterioridad por tráfico de drogas y armas.
Funcionarios de EE.UU. afirman que Bouterse conspiró con personas que pensaba que eran miembros de Hezbollah para traer a decenas de agentes del grupo terrorista hacia Surinam con el fin de montar ataques contra los EE.UU.
Bouterse había planeado equipar al supuesto grupo de militantes musulmanes chiítas con armas pesadas, tales como minas terrestres y lanzacohetes a los que él se refirió como “juguetes”, de acuerdo con documentos de la corte federal de EE.UU. Pero la gente con la que supuestamente estaba conspirando eran agentes encubiertos de las fuerzas de seguridad.

Acusaciones de tráfico de cocaína

Bouterse ya enfrentaba cargos de conspiración para pasar de contrabando cocaína a los EE.UU. cuando las autoridades presentaron cargos de conspirar para proporcionar ayuda material a un grupo terrorista.
Fuerzas de seguridad panameñas arrestaron a Bouterse por cargos de tráfico de drogas en aquel país el 29 de agosto del 2013. A través de la cooperación entre los gobiernos panameños y estadounidense, las autoridades lo enviaron a Estados Unidos al día siguiente de su arresto.
Ha estado bajo custodia de EE.UU. desde entonces. Se ha declarado inocente en un tribunal federal de ese país por los cargos de terrorismo y narcotráfico. Bouterse se enfrenta a una posible pena de cadena perpetua si es declarado culpable de los cargos que se le imputan.

Hijo del presidente

El padre de Boutourse, Desi Bouterse, de 68 años, es un exgobernante militar de Surinam. El parlamento lo declaró presidente en 2010.
Una corte de los Países Bajos condenó a Desi Bouterse por tráfico de cocaína en ausencia en 1999, pero el exmandatario ha negado los cargos.
Poco después de asumir el cargo, Desi Bouterse nombró a su hijo, Dino Bouterse, como encargado de la “unidad antiterrorismo”, a pesar de que éste ya había cumplido tres años en una prisión de Surinam tras haber sido condenado en 2005 por tráfico de drogas y armas.
Después de la detención de su hijo en Panamá, Desi Bouterse dijo a los reporteros que le sorprendieron las acusaciones, pero agregó que su hijo es “un hombre maduro” quien “es responsable de sus propias acciones”.
Autoridades de Surinam dijeron que Dino Bouterse había renunciado como jefe de la unidad antiterrorista del país antes de su arresto. La renuncia nunca fue anunciada públicamente, dijeron las autoridades.
La República de Surinam, situada en la costa noreste del Atlántico es una antigua colonia holandesa con una población de 500,000 personas. Es la nación soberana más pequeña de América del Sur.

La conspiración habría comenzado en febrero del 2013

La supuesta participación de Dino Bouterse en el terrorismo y el tráfico de drogas comenzó en febrero del 2013 según documentos judiciales presentados por fiscales federales de EE.UU. Aquel mes, se reunió en Surinam con dos hombres que él creía que eran integrantes de un cártel mexicano de la droga, de acuerdo con los documentos judiciales.
Pero los hombres eran en realidad agentes encubiertos de EE.UU. En las reuniones posteriores, Bouterse acordó ayudar a los hombres a enviar cientos de libras de cocaína desde Surinam a los EE.UU. a través de Trinidad y Tobago. También acordó suplirlos con armas pesadas, incluidas minas terrestres, según los documentos del tribunal. Durante una de estas reuniones Bouterse supuestamente hizo alarde de un lanzacohetes antitanque ligero identificado como LAW (por su siglas en inglés) como un ejemplo del tipo de las armas a las que tenía acceso.
Más tarde, Bouterse y el codemandado en el caso, Edmund Quincy Muntslag, también conocido como “Blue”, hicieron arreglos para un “embarque de prueba” de 10 kg de cocaína que serían trasladados fuera de Surinam en un vuelo comercial a Trinidad y Tobago, según los documentos del tribunal. La cocaína sería entregada en los EE.UU. Aquel embarque fue interceptado por las fuerzas de seguridad en Trinidad y Tobago.

La conexión Hezbollah

Durante la planeación de los envíos de drogas, agentes encubiertos de EE.UU. que se habían hecho pasar por integrantes del cártel de la droga mexicano dijeron que Bouterse tenía asociados en Hezbollah, la organización terrorista del Medio Oriente, según los documentos del tribunal. Bouterse habría estado de acuerdo en traer a miembros del grupo terrorista desde el Líbano a Surinam y en proveerles armas.

Una reunión en Grecia

En julio del 2013, Bouterse viajó a Grecia para reunirse con un hombre que, según creía, era comandante de Hezbollah. De hecho, el hombre era otro agente encubierto de EE.UU. El supuesto operativo de Hezbollah ofreció a Bouterse dos millones de dólares para proporcionar pasaportes, armas y una base segura y permanente en Surinam hasta para un máximo de 60 miembros de Hezbollah, según los documentos del tribunal. Mientras que algunos de los miembros de esa organización organizarían ataques a EE.UU., Bouterse quería un grupo central que permaneciera en Surinam para uso local, se informó en los documentos.
“Vamos a necesitar tal vez diez personas que se mantengan siempre en Surinam”, Bouterse dijo al supuesto miembro de Hezbollah, según las transcripciones de las reuniones grabadas en secreto. “Personas con las que podamos contar y llamarlos…. Necesitamos tipos rudos”.
Después de la reunión, Bouterse envió un texto a su presunto co-conspirador surinamés Blue, para contarle del aparente trato de varios millones de dólares con Hezbollah.
“Nos sacamos la lotería”, decía el texto, según los documentos del tribunal.
El mismo día en que Bouterse fue detenido en Panamá, agentes de la Oficina contra el Crimen Organizado, Narcóticos y Armas de Fuego (OCNFB, por sus siglas en inglés) de Trinidad y Tobago, detuvo a Blue.

Cooperación internacional

La cooperación internacional entre las fuerzas de seguridad de los países de América Latina y los EE.UU. es crucial en la lucha contra el terrorismo y el tráfico de drogas, dijo Luis Gómez, analista de seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
“La captura y el traslado de Dino Bouterse (para los EE.UU.) es el resultado de la cooperación y el intercambio de información a nivel internacional”, dijo Gómez. La cooperación entre países como Surinam, Panamá, Trinidad y Tobago y EE.UU. “es importante no sólo en la lucha contra el narcotráfico, sino en la batalla contra las acciones de terroristas internacionales”, explicó Gómez.
“Estados Unidos es responsable de probar los cargos criminales contra Dino Bouterse”, dijo Gómez. “Lo que resulta evidente es que estaba usando a su país como una plataforma para el tráfico de drogas. Los países de América, Europa y de todo el mundo deberán continuar cooperando contra las amenazas transnacionales de todo tipo”.













Hezbollah no es un grupo terrorista, gracias a este ejército Líbano es libre...
Share