Desempeño de las Fuerzas Armadas brasileñas contra el coronavirus

Desempeño de las Fuerzas Armadas brasileñas contra el coronavirus

Por Andréa Barretto/Diálogo
mayo 18, 2020

En la lucha contra la pandemia, las Fuerzas Armadas brasileñas se encargan de  actividades como el suministro de agua, la donación de sangre, el transporte de equipos de protección,  tareas de orientación para la población, desinfección del medio ambiente y distribución de alimentos.

Este es el caso de la iniciativa de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) que comenzó el 4 de mayo. El Grupo de Apoyo Logístico de Campaña de la FAB, que se especializa en el apoyo logístico de operaciones y ejercicios, comparte su experiencia y equipamiento para la preparación y distribución diaria de 800 raciones de alimentos. Las comidas son para transportistas que viajan por la región portuaria de Santos, la más grande de Latinoamérica.

Elementos del Ejército Brasileño producen diariamente más de 4000 mascarillas de protección contra el coronavirus, para la población civil y militar. (Foto: Ejército Brasileño)

La actividad del transporte de carga se vio afectada por las medidas de restricciones sanitarias, que cerraron los puntos de apoyo y entrega de alimentos en las carreteras de Brasil. Para garantizar la continuidad del servicio, la FAB asumió la función de proporcionar alimentos a los transportistas. La estructura de la campaña establecida al costado de la carretera que conduce al puerto, tiene la capacidad de aumentar su producción hasta en 3000 raciones. La iniciativa FAB continuará ininterrumpidamente durante los próximos 60 días, e incluirá la participación de más de 50 militares.

Solidaridad

Gracias al Ejército Brasileño (EB), otro suministro esencial está garantizado: el agua. A pesar de haber suspendido la mayoría de sus operaciones, el Comando Militar del Nordeste mantuvo en funcionamiento la Operación Camión Cisterna. A fines de abril unas dos millones de personas tuvieron acceso al agua potable, gracias los camiones cisterna. El EB contrata vehículos y conductores, y despliega 950 militares para coordinar y supervisar la distribución de agua en 600 municipios de la región semiárida de Brasil.

Otro frente de acción del EB son las campañas de donación de sangre que comenzaron en abril, encabezadas por distintas organizaciones militares de manera independiente. El objetivo es ayudar a reponer los centros de sangre, en su mayoría civiles, que tuvieron una caída drástica en sus reservas de sangre, debido a las restricciones impuestas por el aislamiento social.

“Siempre que los bancos de sangre lo requieran, estamos dispuestos a promover la donación de sangre entre nuestros militares”, manifestó el Teniente Coronel Carlos Augusto de Fassio Morgero, comandante del Batallón de Infantería Mecanizada N.º 36 de Uberlândia, Minas Gerais. Hasta el momento, las donaciones han contado con más de 500 voluntarios.

Aunque se redujeron las operaciones, el grupo de paracaidistas del EB se dedica a producir mascarillas de protección. La línea de montaje está formada por un pelotón de 38 militares, cuya producción alcanza un promedio de 400 mascarillas por día, destinadas a la población civil y la comunidad militar.

Decenas de otros equipos militares del norte al sur del país también están produciendo este equipo de protección individual. En conjunto, fabrican a diario unas 4000 mascarillas desechables y reutilizables. Con este fin, organizaciones como el Batallón Logístico Aeromóvil Ligero N.º 22 del EB han adaptado su maquinaria del taller de mantenimiento de vehículos, y han capacitado a su personal para realizar las actividades de costura.

Un grupo de militares de la FAB también colabora con esta actividad. “Nuestro objetivo es preservar la salud de nuestros militares y garantizar el cumplimiento de la misión institucional”, dijo el Coronel de la FAB Marcos Dias Marschall.

La Marina de Brasil (MB) moviliza equipos especializados en defensa biológica, para realizar actividades de descontaminación en hospitales y espacios de circulación en varios lugares de Brasil.

Además, la MB realiza esfuerzos para orientar a la población con medidas preventivas, principalmente en áreas de difícil acceso como la región amazónica, donde viven aproximadamente 37 000 personas en la zona ribereña, y en la distribución de alimentos y artículos de higiene. La MB entregó más de 9000 canastas básicas de alimentos a los brasileños más necesitados.

Share