Crean redes para combatir las organizaciones criminales

Las naciones del Caribe, unidas para luchar contra las amenazas transnacionales a la seguridad.
Geraldine Cook/Diálogo | 17 abril 2017

Amenazas Transnacionales

Participantes del “Seminario Regional del Caribe para Contrarrestar las Redes de Amenazas Transregionales y Transnacionales” (Foto: Geraldine Cook/Diálogo)

Mientras los turistas en Bridgetown, Barbados, disfrutaban de las playas de arena blanca, de las cálidas aguas azules y de los brillantes crepúsculos anaranjados, un grupo de más de 80 profesionales de las fuerzas armadas y policiales del Caribe debatían con expertos en defensa y seguridad sobre las amenazas transnacionales a la seguridad. Las redes criminales socavan la seguridad y la estabilidad económica de la región, lo que representa un riesgo para el turismo, una de sus principales industrias.

Para abordar esta preocupación, del 21 al 23 de marzo, el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa William J. Perry y el Sistema Regional de Seguridad (SRS) llevaron a cabo el “Seminario Regional del Caribe para Contrarrestar las Redes de Amenazas Transregionales y Transnacionales (T3N, por sus siglas en inglés)”. El seminario contó con la presencia de participantes de Antigua y Barbuda, las Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, y los Estados Unidos.

Las presentaciones en paneles interactivos y las disertaciones de expertos en la materia formaron parte de una agenda centrada en la convergencia del terrorismo y el crimen, las redes ilegales en el Caribe, la cooperación interagencial y regional, la seguridad informática y la promoción de una seguridad inclusiva en América. Los participantes también debatieron sobre las estrategias y las políticas necesarias para contrarrestar los problemas de seguridad.

“Ahora intentamos analizar cómo están relacionadas las redes criminales internacionales”, dijo durante sus declaraciones iniciales el General de Brigada de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Todd McCubbin, subdirector de Operaciones (J3) del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM, por sus siglas en inglés). “Durante años nos concentramos en los bienes (drogas, tráfico de personas, armas, etc.), pero ahora debemos atacar y detener las redes, independientemente de los bienes”. Para detener a las redes ilegales, el Gral. de Bda. McCubbin agregó que deben encontrar los recursos financieros. “La motivación financiera es un indicador que une a casi todas las redes ilegales”. Durante su discurso, invitó a todos a trabajar juntos para eliminar las amenazas a la seguridad regional.

Los líderes de las naciones amigas del Caribe saben que no pueden luchar solos. “Las amenazas transnacionales cruzan libremente nuestras porosas fronteras”, dijo el Coronel Glyne Grannum, jefe del Estado Mayor y comandante de la Fuerza de Defensa de Barbados. En su discurso inaugural, el Cnel. Glyne exhortó a los participantes a “reunirse, intercambiar ideas, políticas y estrategias para contrarrestar las T3N”.

Amenazas recíprocas

“La amenaza es transregional y transnacional, y no podemos afrontar estos problemas solos”, dijo Julian Lovell, director de la Agencia de Seguridad e Inteligencia Nacional de Guyana. “Ciertamente, nuestro objetivo para avanzar es colaborar con otros. Es colaborar o morir.”

La naturaleza multidimensional y multifacética de los riesgos y las amenazas que enfrentan las naciones del Caribe unió a la región bajo la Agencia de Implementación para el Crimen y la Seguridad (IMPACS, por sus siglas en inglés) de la Comunidad del Caribe (CARICOM, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es mejorar la seguridad de los ciudadanos. “Es muy importante que la IMPACS esté presente aquí”, declaró Joseph Callixtus, coordinador de Estrategia de Seguridad y Crimen Regional de la IMPACS de la CARICOM. “Necesitamos mejorar el intercambio de inteligencia de información, y nos acercamos con la cooperación y el apoyo de amigos, en particular, de los Estados Unidos”. Según Callixtus, la única forma en que la región puede avanzar para contrarrestar las T3N es trabajar juntos de una manera organizada y unificada.

“Tenemos problemas similares”, dijo Titania Ward, asesora técnica de Inteligencia Estratégica del ministerio de Seguridad Nacional de Jamaica. “No tenemos recursos y necesitamos capacitar a nuestras fuerzas policiales; tenemos pandillas dedicadas al narcotráfico, a los fraudes de lotería y al fraude electrónico.” Ward consideró el seminario como un excelente foro para compartir los problemas regionales, pero también como un gran marco a partir del cual desarrollar nuevas redes para compartir la inteligencia y la información en todas las islas, ya que las T3N explotan el espacio marítimo de la región al transportar armas, drogas y personas de manera ilegal. “Nuestras fronteras, como las de la mayoría de los países del Caribe, son muy porosas”, afirmó el Contramaestre Superior del Comando de la Fuerza de Defensa de las Bahamas Wood Oral, remarcando la importancia de la cooperación regional para prevenir las amenazas a la seguridad, en lugar de luchar solos contra ellas.

Gral. de Bda. Todd McCubbin, subdirector de Operaciones (J3) de SOUTHCOM; Coronel Glyne Grannum, jefe de Estado Mayor y comandante de la Fuerza de Defensa de Barbados; Mark Wilkins, director del Centro Perry, y Cap. Errington Shurland, director del SRS. (Foto: Geraldine Cook/Diálogo)

En el seminario, también hablaron sobre los delitos informáticos y las nuevas tecnologías. “Observamos los problemas del terrorismo y los delitos informáticos para enfrentarlos”, dijo el Capitán Errington Shurland, director del SRS. “Queremos crear un nuevo sistema de investigación digital y también analizamos la convergencia de dificultades graduales en los delitos informáticos.”

Cooperación regional

“Para Haití es muy importante participar en este seminario, porque todos los países de la región enfrentan las mismas amenazas”, dijo Justin Mark, comisionado de la Policía Nacional de Haití. “También estamos aquí para aprender y compartir las mejores prácticas, y para encontrar, determinar y desarrollar nuevas estrategias a fin de enfrentar mejor esas amenazas.”

Según su opinión, la estrategia de seguridad debe reforzar la colaboración y la cooperación entre los países. “Sin cooperación, no podemos enfrentar esos problemas; superan ampliamente la capacidad de un solo país”, afirmó Mark. “Un país solo no puede luchar con el tráfico de drogas ya que [los delincuentes] trabajan en red. Necesitamos crear redes para luchar contra ellos; son redes contra redes.”

Otros participantes expresaron que la lucha contra las T3N no puede esperar más. “Tenemos que coordinar todos los esfuerzos para que el Caribe sea más seguro”, dijo Richmond Valentine, superintendente de la Fuerza Policial de Dominica. “Nuestros países deben conocer las amenazas que enfrentamos y utilizar la inteligencia y los recursos para colaborar.”

Promover la seguridad inclusiva

Durante el tercer día del seminario hicieron la siguiente pregunta ante un panel sobre la promoción de la seguridad inclusiva en las Américas: “¿Por qué las mujeres son un componente en la seguridad inclusiva?”. “Es momento de implementar un nuevo enfoque en la seguridad”, respondió la panelista y doctora Kai-Ann Skeete, investigadora adjunta en Comercio para la Universidad de las Indias Occidentales en Barbados. “Una gran parte de las amenazas a la seguridad no son ni convencionales ni tradicionales, y requieren de un enfoque multidimensional… Este enfoque no tradicional debe incluir a las mujeres. Las mujeres poseen determinadas técnicas de mediación que podemos aprovechar al máximo en la seguridad.”

La inclusión del tema fue oportuna. “Esto constituye una marca histórica a nuestro favor. Generamos un espacio para que las mujeres avancen”, agregó la Dra. Skeete, y afirmó que las mujeres necesitan involucrarse más en el proceso de toma de decisiones. Además, añadió que el próximo paso es desarrollar la capacidad y cambiar la mentalidad predominantemente masculina del entorno de las fuerzas armadas.

Después de tres días de debates, los participantes estuvieron más convencidos de la necesidad de crear lazos regionales más sólidos para derrotar las T3N. Hicieron compromisos para trabajar más estrechamente para alcanzar la seguridad regional y para no poner en riesgo la percepción de que el Caribe es un destino turístico seguro. “Necesitamos adaptar nuestras redes con rapidez para luchar contra estos problemas globales que todos enfrentamos”, concluyó el Gral. de Bda. McCubbin durante sus declaraciones finales.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 7
Cargando las Conversaciones