Creación de alianzas

Entrevista con el Contraalmirante de la Marina de los EE. UU. Thomas L. Brown II, comandante del Comando de Operaciones Especiales - Sur
Print | 1 enero 2012

El Calmte. Thomas L. Brown II, derecha, y el Cap. de Frag. Fernando José Afonso Ferreira de Sousa conversan durante la última visita del comandante del SOCSOUTH a Brasil. [MAJ. EMANUEL ORTIZ/SOCSOUTH]

El Contraalmirante Thomas L. Brown II ha trabajado en Latinoamérica y ha estudiado la región en las últimas décadas. Aprendió español en la década de los ochenta, asistió a la Facultad de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins, donde obtuvo una maestría en estudios latinoamericanos y fue asignado posteriormente al Grupo de Asesoramiento Militar de los EE. UU. en El Salvador. Más tarde, dirigió la Unidad 4 de Guerra Naval Especial en Puerto Rico, que funge como Comando Componente de Guerra Naval Especial del Comando de Operaciones Especiales - Sur (SOCSOUTH, por sus siglas en inglés).

Militares de diversas naciones realizan un entrenamiento con soga rápida desde helicópteros MH-60L Black Hawk, durante 2011 PANAMAX. [PETTY OFFICER 1ST CLASS ELISANDRO T. DIAZ/U.S. NAVY]

En sus propias palabras, “Latinoamérica es un lugar fascinante” y ahora, en calidad de comandante de SOCSOUTH en Homestead, Florida, tiene la oportunidad de trabajar con los socios hemisféricos de los EE. UU. para abordar problemas como el tráfico ilícito, los extremistas violentos y otros desafíos irregulares.

En una entrevista con Diálogo, el Calmte. Brown habla de la misión de SOCSOUTH y la importancia de comprender el idioma y la cultura de la región.

DIÁLOGO: ¿Cuál es la misión de SOCSOUTH y qué relación tiene con SOUTHCOM?

Contraalmirante Thomas L. Brown II: SOCSOUTH es un cuartel general de operaciones especiales asignado al General Fraser [Comandante del Comando Sur de los EE. UU.]. El Gral. Fraser cuenta con un comandante de componente de servicio para cada uno; por ejemplo, el Comandante de la Marina de los EE. UU. del Comando Sur, el Comandante de las Fuerzas Navales del Comando Sur, y SOCSOUTH es su comando componente de las Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF, por sus siglas en inglés) para la planificación y realización de operaciones especiales. Una diferencia entre SOCSOUTH y los comandos componentes de los servicios es que somos un comando conjunto subunificado que cuenta con miembros en todos los servicios.

DIÁLOGO: ¿Cuáles son las áreas principales de SOCSOUTH?

Calmte. Brown: La misión del Comando de Operaciones Especiales de Teatro es planificar y ejecutar las operaciones especiales, en nuestro caso en Latinoamérica y el Caribe. Eso significa que abarca desde las operaciones de Asuntos Civiles hasta la posibilidad de las operaciones especiales en respaldo directo a nuestros amigos de la región, como lo hicimos en la Operación Willing Spirit, destinada a rescatar a los rehenes estadounidenses secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia [FARC] en ese país [2003-2008]. Lo que cae bajo la rúbrica de las operaciones especiales suele ser una sorpresa para las personas: las herramientas de “poder blando” que tenemos, desde operaciones de información hasta asuntos civiles. El Comando de Operaciones Especiales de los EE. UU. tiene una brigada de Asuntos Civiles que brinda elementos de apoyo cívico-militar que SOCSOUTH emplea para el respaldo de nuestras naciones amigas y los esfuerzos de los equipos del país en la región. Habitualmente empleamos nuestras Fuerzas Especiales del 7.º y 20.º Grupo de Fuerzas Especiales, tripulación combatiente de operaciones especiales y los SEALs [tropas de élite de la Marina de los EE. UU.], principalmente del Equipo de Embarcaciones Especiales 22 y el equipo SEAL 18, los comandos de la Fuerza Aérea y los instructores de la tripulación SOF. Todas estas capacidades nos ayudan a fomentar la capacidad de nuestros socios para combatir a actores peligrosos no estatales o “redes oscuras”, término acuñado por John Arquilla [doctor en Relaciones Internacionales de la Universidad de Stanford, que escribió muchos artículos y libros sobre el futuro de la guerra].

DIÁLOGO: ¿Qué experiencias adquieren las tropas estadounidenses de su participación en los ejercicios multinacionales?

Calmte. Brown: Un valor fundamental de las Fuerzas de Operaciones Especiales es que están culturalmente afinadas, trabajan en grupos pequeños y se despliegan durante largos períodos fuera de las bases fijas o tradicionales, lo que nos permite conocer y comprender el entorno y las personas con quienes trabajamos. De los ejercicios, nos traemos un mayor conocimiento de la cultura, una mejor comprensión de las capacidades de nuestras naciones amigas, y solidificamos relaciones, lo cual nos permite sincronizar mejor las capacidades y los efectos de nuestros países amigos contra el tráfico ilícito, los terroristas y otras amenazas similares. Las relaciones son esenciales en esta actividad. Conocer a las personas y sus opiniones, y comprender las fortalezas, debilidades y necesidades de nuestros países amigos nos permite reforzar sus fortalezas y ayudarlos en sus debilidades.

Ashely Kuhl, sargento de la Marina, escolta a una ecuatoriana a un centro de salud durante la misión estadounidense Promesa Continua 2011 en Manta, Ecuador. [PETTY OFFICER 1ST CLASS BRIAN A. GOYAK/U.S. NAVY]

DIÁLOGO: ¿Cuál es la importancia de comprender la cultura y el idioma de la región?

Calmte. Brown: Dada mi experiencia de trabajo en distintas partes del mundo, pienso que un aspecto singular de SOUTHCOM es que, al trabajar con Latinoamérica, se espera que uno hable el idioma. Es importante tener un grado de capacidad lingüística y comprender los matices culturales para lograr los efectos deseados. Algunos pueden tener mayor habilidad de comunicación que otros, y pueden comunicarse o aprender sin conocimiento previo del idioma, pero eso plantea un desafío mayor. Por ello, diría que las habilidades lingüísticas y la conciencia cultural son esenciales para la misión. La dirección del Comando de Operaciones Especiales de los EE. UU. ha sido constante en enfatizar la importancia de la competencia lingüística, así como de la pericia y cultura regionales en su estrategia de inversión, y SOUTHCOM se beneficia a través de las habilidades que aportan al teatro nuestras Fuerzas de Operaciones Especiales.

DIÁLOGO: ¿De qué forma afecta a su misión la nueva tecnología que utilizan los narcotraficantes, como los semisumergibles?

Calmte. Brown: Nos esforzamos por estar siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías o técnicas que utilizan los narcotraficantes y las organizaciones criminales transnacionales, así como los narcoterroristas como las FARC, para desplazar la droga y otras mercancías ilícitas. Tomamos en cuenta ese factor cuando entrenamos y construimos las capacidades de alianza.

Permanecemos atentos cuando trabajamos con nuestros equipos en los países y durante nuestra estrecha colaboración con los países con el objetivo de forjar nuestro entrenamiento y otros esfuerzos para crear capacidades en contra de las amenazas que plantean las llamadas “redes oscuras” cuando adoptan nuevas tecnologías de comunicaciones, transporte y otras.

DIÁLOGO: ¿Puede hablarnos sobre las Fuerzas Especiales de SOCSOUTH?

Calmte. Brown: El término genérico es Fuerzas de Operaciones Especiales, que incluye las Fuerzas Especiales del Ejército, la Tripulación Combatiente de Operaciones Especiales de la Marina, los Equipos de Operaciones Especiales de la Marina de los EE. UU. y los pelotones SEAL, así como las operaciones especiales de la Fuerza Aérea con su 6.o Escuadrón de Operaciones Especiales (SOS, por sus siglas en inglés) para crear capacidades de aviación conjuntas, el Grupo de Control de Combate y el personal de pararrescate. Sin embargo, tenemos una gama de posibilidades mucho más amplia, distinta de las que acabo de mencionar y que supera el supuesto tradicional de las SOF de las películas. Tan importante como esto –sino más– es que SOCSOUTH se encuentra a la vanguardia del uso de Asuntos Civiles, Operaciones de Información y el capital intelectual de los académicos para resolver problemas de guerra irregular y compleja.

Nuestra cultura central gira en torno al comando y al impulso de acción que conlleva ese territorio. Pero es importante mencionar que contamos con Asuntos Civiles y Operaciones de Información para complementar el poder duro de la acción directa o de las incursiones de comandos tradicionales; y los combatientes y oficiales, así como el personal subalterno masculino y femenino pertenenciente a SOCOM deben ser quienes entiendan cómo utilizar todas esas herramientas para resolver problemas complejos. Es la principal tarea de la guerra irregular, que nos aporta una ventaja competitiva sobre las fuerzas y capacidades militares tradicionales.

DIÁLOGO: ¿Qué tipo de participación tiene SOCSOUTH en la asistencia humanitaria/respuesta a desastres (HA/DR, por sus siglas en inglés)?

Calmte. Brown: Tras el terremoto de Haití, las Fuerzas de Operaciones Especiales fueron de las primeras en el terreno. Si bien no es una misión de operaciones especiales primaria, y no es a lo que dedico mis fuerzas diariamente, podemos movernos con mucha rapidez para operar en pequeños números en entornos austeros, en especial con las Fuerzas de Operaciones de Información y Asuntos Civiles para contribuir de forma significativa a las actividades de HA/DR en caso de crisis.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 11
Cargando las Conversaciones