Costa Rica decomisa grandes volúmenes de drogas y dinero ilícito

Costa Rica Seizes Large Volumes of Drugs and Illicit Cash

Por Dialogo
diciembre 04, 2014





La nueva estrategia antidroga de Costa Rica, que apunta a los líderes del crimen organizado y al decomiso de mercancía de contrabando para impedir sus operaciones, ha registrado una serie de éxitos desde que el Ministerio de Seguridad Pública lanzara el programa en mayo.

Gracias en parte a esta nueva iniciativa, la cifra total de decomisos ha crecido significativamente este año, en comparación con 2013. Las fuerzas de seguridad han confiscado unos 14 millones de dólares en efectivo de las organizaciones narcotraficantes en 2014, en comparación con los 4 millones de dólares del año anterior. Este año se han confiscado 23 toneladas de cocaína y 13,5 toneladas de marihuana, cifras que ya superan las del 2013, período en el que se decomisaron 19 toneladas de cocaína y cuatro toneladas de marihuana.

Los narcotraficantes son atraídos a Costa Rica debido a su ubicación geográfica en medio del continente americano. Los barcos y semisumergibles que utilizan para transportar drogas suelen atravesar las rutas marítimas del país. La mayor parte de las drogas transportadas a través de Costa Rica provienen de Sudamérica, según los informes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Esto incluye de 600 a 900 toneladas de cocaína que atraviesan el país cada año, con destino final en México y Estados Unidos.

Datos de inteligencia conducen al éxito de los operativos de seguridad


La policía está desarrollando información sobre los cargamentos de droga y las redes de distribución, así como también está expandiendo su capacidad de recopilación de datos de inteligencia, todo lo cual ayudará a detectar los cargamentos de drogas y las fuentes de financiamiento del crimen organizado.

“Estamos atacando las estructuras del narcotráfico donde menos lo esperan: económicamente. Por supuesto, seguimos arrestando a los proveedores locales de drogas, pero vamos más allá”, expresó el Ministro de Seguridad Pública, Celso Gamboa. “Mediante la información de inteligencia, la cooperación ciudadana a través de las denuncias y los informes forenses, estamos logrando determinar de dónde provienen las drogas, desbaratando la organización desde la cima y confiscando sus bienes.”

Estos decomisos paralizan a las organizaciones del crimen organizado, cortando de raíz su fuente de financiación.

“Los capos narcotraficantes son reemplazados y las drogas que son decomisadas son reemplazadas por otras que las organizaciones tienen almacenadas”, sostuvo el analista de seguridad Paul Chaves. “El verdadero poder de estos grupos se ve reflejado en la cantidad de lanchas y camionetas que se les incautan; las mercancías y los activos que poseen.”

El dinero decomisado se utiliza para mejorar la seguridad


Otra ventaja de la estrategia de seguridad pública es que el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) puede utilizar el dinero confiscado a los grupos del crimen organizado en la lucha del gobierno contra el narcotráfico. Las autoridades de seguridad utilizan este dinero para prevención, educación y tratamiento sobre drogadicción. Las fuerzas de seguridad tienen la facultad de usar los fondos para estos fines como resultado de una modificación introducida a la Ley Antidroga que los legisladores aprobaron en 2012.

“Así es como estamos financiando la construcción del Centro de Intervención de Comunicaciones que, estimamos, estará listo para el primer trimestre de 2015”, dijo Gamboa. “Esto nos brindará mayor capacidad para llevar adelante las investigaciones sobre el narcotráfico.”

Mejoras en la capacitación policial


Para respaldar esta estrategia, la policía costarricense ha mejorado su nivel de profesionalismo mediante la más avanzada capacitación.

Por ejemplo, durante todo 2014, además de la capacitación habitual ofrecida por la Academia de Policía, los oficiales han asistido a cursos sobre información de inteligencia y contrainteligencia, control de drogas en puertos y aeropuertos, operaciones de la policía motorizada e inspección de barcos y contenedores. Mediante acuerdos de cooperación existentes, estos cursos fueron impartidos por funcionarios de las fuerzas de seguridad de Colombia, Francia, Panamá y EE. UU.

“El conocimiento profesional es sumamente importante. Nuestra fuerza policial se está volviendo profesional y ha adquirido una gran cantidad de experiencia en este tipo de operaciones”, precisó Gamboa.

La importancia de la cooperación internacional


La cooperación internacional no solo ha contribuido a la capacitación policial en Costa Rica, sino que otros países también desempeñan un papel directo en las operaciones antidroga del país.

Por ejemplo, Costa Rica y Estados Unidos cooperan en la lucha contra el narcotráfico, principalmente mediante el intercambio de información y recursos. En 2014, el gobierno estadounidense donó equipos valuados en más de 1 millón de dólares a la Guardia Costera de Costa Rica y unidades de vigilancia aérea.

“El narcotráfico genera una cantidad de recursos que excede la capacidad de cualquier estado y Costa Rica es un país sin ejército”, dijo Chaves. “Por lo tanto, la asistencia internacional, especialmente de los Estados Unidos, el país que más colabora, resulta esencial.”




La nueva estrategia antidroga de Costa Rica, que apunta a los líderes del crimen organizado y al decomiso de mercancía de contrabando para impedir sus operaciones, ha registrado una serie de éxitos desde que el Ministerio de Seguridad Pública lanzara el programa en mayo.

Gracias en parte a esta nueva iniciativa, la cifra total de decomisos ha crecido significativamente este año, en comparación con 2013. Las fuerzas de seguridad han confiscado unos 14 millones de dólares en efectivo de las organizaciones narcotraficantes en 2014, en comparación con los 4 millones de dólares del año anterior. Este año se han confiscado 23 toneladas de cocaína y 13,5 toneladas de marihuana, cifras que ya superan las del 2013, período en el que se decomisaron 19 toneladas de cocaína y cuatro toneladas de marihuana.

Los narcotraficantes son atraídos a Costa Rica debido a su ubicación geográfica en medio del continente americano. Los barcos y semisumergibles que utilizan para transportar drogas suelen atravesar las rutas marítimas del país. La mayor parte de las drogas transportadas a través de Costa Rica provienen de Sudamérica, según los informes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Esto incluye de 600 a 900 toneladas de cocaína que atraviesan el país cada año, con destino final en México y Estados Unidos.

Datos de inteligencia conducen al éxito de los operativos de seguridad


La policía está desarrollando información sobre los cargamentos de droga y las redes de distribución, así como también está expandiendo su capacidad de recopilación de datos de inteligencia, todo lo cual ayudará a detectar los cargamentos de drogas y las fuentes de financiamiento del crimen organizado.

“Estamos atacando las estructuras del narcotráfico donde menos lo esperan: económicamente. Por supuesto, seguimos arrestando a los proveedores locales de drogas, pero vamos más allá”, expresó el Ministro de Seguridad Pública, Celso Gamboa. “Mediante la información de inteligencia, la cooperación ciudadana a través de las denuncias y los informes forenses, estamos logrando determinar de dónde provienen las drogas, desbaratando la organización desde la cima y confiscando sus bienes.”

Estos decomisos paralizan a las organizaciones del crimen organizado, cortando de raíz su fuente de financiación.

“Los capos narcotraficantes son reemplazados y las drogas que son decomisadas son reemplazadas por otras que las organizaciones tienen almacenadas”, sostuvo el analista de seguridad Paul Chaves. “El verdadero poder de estos grupos se ve reflejado en la cantidad de lanchas y camionetas que se les incautan; las mercancías y los activos que poseen.”

El dinero decomisado se utiliza para mejorar la seguridad


Otra ventaja de la estrategia de seguridad pública es que el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) puede utilizar el dinero confiscado a los grupos del crimen organizado en la lucha del gobierno contra el narcotráfico. Las autoridades de seguridad utilizan este dinero para prevención, educación y tratamiento sobre drogadicción. Las fuerzas de seguridad tienen la facultad de usar los fondos para estos fines como resultado de una modificación introducida a la Ley Antidroga que los legisladores aprobaron en 2012.

“Así es como estamos financiando la construcción del Centro de Intervención de Comunicaciones que, estimamos, estará listo para el primer trimestre de 2015”, dijo Gamboa. “Esto nos brindará mayor capacidad para llevar adelante las investigaciones sobre el narcotráfico.”

Mejoras en la capacitación policial


Para respaldar esta estrategia, la policía costarricense ha mejorado su nivel de profesionalismo mediante la más avanzada capacitación.

Por ejemplo, durante todo 2014, además de la capacitación habitual ofrecida por la Academia de Policía, los oficiales han asistido a cursos sobre información de inteligencia y contrainteligencia, control de drogas en puertos y aeropuertos, operaciones de la policía motorizada e inspección de barcos y contenedores. Mediante acuerdos de cooperación existentes, estos cursos fueron impartidos por funcionarios de las fuerzas de seguridad de Colombia, Francia, Panamá y EE. UU.

“El conocimiento profesional es sumamente importante. Nuestra fuerza policial se está volviendo profesional y ha adquirido una gran cantidad de experiencia en este tipo de operaciones”, precisó Gamboa.

La importancia de la cooperación internacional


La cooperación internacional no solo ha contribuido a la capacitación policial en Costa Rica, sino que otros países también desempeñan un papel directo en las operaciones antidroga del país.

Por ejemplo, Costa Rica y Estados Unidos cooperan en la lucha contra el narcotráfico, principalmente mediante el intercambio de información y recursos. En 2014, el gobierno estadounidense donó equipos valuados en más de 1 millón de dólares a la Guardia Costera de Costa Rica y unidades de vigilancia aérea.

“El narcotráfico genera una cantidad de recursos que excede la capacidad de cualquier estado y Costa Rica es un país sin ejército”, dijo Chaves. “Por lo tanto, la asistencia internacional, especialmente de los Estados Unidos, el país que más colabora, resulta esencial.”
La ayuda de los Estados Unidos en esta lucha ha sido fundamental. Por favor comenten sobre el paro camionero.Necesitamos salir a trabajar sin temor
Share