Costa Rica y EE.UU: Aliados contundentes en lucha contra narcotráfico

El Gobierno de Costa Rica fortalece sus capacidades con más herramientas para luchar contra las drogas.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 23 febrero 2017

Capacitación y Desarrollo

Para fortalecer sus labores contra el narcotráfico, Costa Rica recibió equipo especializado de mantenimiento, capacitación y repuestos para la aeronave King Air F90, de parte de los Estados Unidos. (Foto: Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica)

El Gobierno de los Estados Unidos donó equipo y herramientas al Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) del ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica, para apoyar a la población en casos de emergencia y fortalecer el combate contra los grupos de crimen organizado que utilizan al país como plataforma para el tráfico internacional de drogas.

La donación fue realizada por el Departamento de Defensa a través de la Embajada de los Estados Unidos en Costa Rica, en el marco de los acuerdos de cooperación entre los dos países. El anuncio fue público el 19 de enero en una ceremonia celebrada en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

La ayuda del gobierno estadounidense, valorado en más de un millón de dólares, incluye la entrega de equipo especializado de mantenimiento, capacitación, un paquete informático de mantenimiento aeronáutico y repuestos para la aeronave King Air F90, decomisada por la Policía de Control de Drogas con dos toneladas de cocaína en 2013, informó el ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica.

A minutos de distancia

A partir de la última semana de febrero, un equipo de cuatro personas del SVA será capacitado para llevar un mejor control de horas y ciclos de vuelo, y el mantenimiento de los componentes mayores de la aeronave. El entrenamiento tendrá una duración de ocho semanas y será impartido por una empresa local de Costa Rica.

“El apoyo del gobierno de los EE.UU. es contundente. Ahora más que nunca, el equipamiento de nuestras fuerzas de seguridad es primordial en la lucha que libramos contra el crimen organizado y esos grupos que introducen droga a nuestro país”, dijo a Diálogo el ministro de Seguridad de Costa Rica, Gustavo Mata Vega.

Por primera vez en los últimos 30 años, la unidad aérea King Air F90 ha permitido a los funcionarios de seguridad realizar patrullajes hasta la Isla del Coco, “una zona explotada no solo por el narcotráfico sino por diferentes organizaciones dedicadas a la pesca ilegal, una problemática más que importante para Costa Rica”, enfatizó el Ministro Mata. La aeronave permite al personal del SVA llegar a la isla en 90 minutos, en lugar de las 36 horas que demora el viaje en barco.

Asimismo, la aeronave es una herramienta fundamental a favor de la ciudadanía puesto que es utilizada activamente para vuelos ambulancia alrededor del país. La cabina presurizada del King Air F90 es ideal para hacer trasladados a centros de salud especializados. “Esta reciente ayuda [de los EE.UU.] fortalece la capacidad operativa para realizar patrullajes aéreos con mayor velocidad y autonomía en aguas profundas, para responder al tráfico de drogas y al crimen organizado en la zona del Pacífico y en misiones humanitarias”, comentó a Diálogo, el Capitán Juan Luis Vargas Castillo, director del SVA de Costa Rica.

La cooperación de los Estados Unidos ha demostrado ser una pieza fundamental de la estrategia de Costa Rica para luchar contra el narcotráfico y las organizaciones criminales transnacionales. Debido al incremento de vuelos ilícitos en Costa Rica, en septiembre de 2016, las autoridades estadounidenses proporcionaron un radar de Alerta TPS 70 para detectar aeronaves que realizan vuelos ilícitos en la parte norte del país centroamericano.

“Este sistema ayuda enormemente al SVA a monitorear el espacio aéreo. Su instalación fue posible gracias al esfuerzo del ministerio de Seguridad Pública para terminar con la actividad ligada al tráfico de drogas”, indicó el Cap. Vargas. “Necesitamos hacer un monitoreo eficiente de nuestro espacio aéreo y blindarlo con más radares para que Costa Rica pierda su atractivo como puente aéreo para los traficantes que mueven drogas de Sudamérica con destino a los Estados Unidos y Europa”.

Cooperación a futuro

El Cap. Vargas recalcó que además la Oficina de Asuntos Internacionales contra el Narcotráfico y Aplicación de la Ley de los Estados Unidos colabora con el SVA en la conformación de la Unidad Antidrogas Canina, para fortalecer los cuatro aeropuertos internacionales de Costa Rica, además de incrementar las capacidades de las unidades antidrogas caninas ya en servicio.

La cooperación entre los dos países va en aumento. El Departamento de Defensa de los EE.UU. realizará la donación de dos aeronaves tipo C-145 “Skytrucks” para reforzar las capacidades del SVA. Las aeronaves bimotores con capacidad para 16 personas, diseñadas y fabricadas para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, serán entregadas a Costa Rica en el 2018.

“Toda esta cooperación es bien recibida. Sin embargo, debe mantenerse como estrategia en la lucha contra las estructuras del narcotráfico, debido a que el crimen organizado tiene el poder económico que le permite con mucha facilidad comprar mejor tecnología y equipamiento para operar”, dijo el Ministro Mata.

Los lazos de cooperación han dado grandes réditos en los últimos años. Solo en 2016, el ministerio de Seguridad Pública logró incautar más de 30 toneladas de cocaína, un importante incremento comparado con el 2015, en el que las autoridades lograron incautar 15 toneladas de la droga y de 2014, año en que incautaron 26 toneladas, según datos del Gobierno de Costa Rica. Los decomisos son el resultado del fortalecimiento de los mecanismos de cooperación en materia de seguridad entre Costa Rica y los Estados Unidos, así como de informes de inteligencia entre países amigos. “Muchas de estas operaciones son el resultado de la cooperación y el reforzamiento que tenemos con los Estados Unidos, es increíble; nos dan un gran porcentaje de incautaciones y capturas contra las estructuras del crimen transnacional “, resaltó el Cap. Vargas.

Para fortalecer la estrategia de Costa Rica en la lucha contra las drogas, el 7 de febrero, el presidente Luis Guillermo Solís Rivera instó al ministerio de Seguridad y a todos sus funcionarios a “no bajar la guardia”, y exhortó a los diputados de la Asamblea Legislativa a implementar lo antes posible la Ley de Extensión de Dominio, un instrumento legal que permitirá dar mayores golpes al crimen organizado y al narcotráfico”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 15
Cargando las Conversaciones