Costa Rica y Panamá acuerdan trabajar juntos contra el crimen organizado

Costa Rica and Panama Agree to Work Together against Organized Crime

Por Dialogo
mayo 04, 2015





Costa Rica y Panamá, habiendo aprobado un acuerdo celebrado entre ambos países en febrero pasado, están trabajando en conjunto para combatir el crimen organizado y el tráfico de drogas en los 330 km de frontera que comparten.

Las fuerzas de seguridad de ambos países han establecido una fuerza de tarea conjunta como parte de la amplia iniciativa para mejorar la seguridad en la región. Dado que ninguna de ambas naciones cuenta con Ejército, las fuerzas policiales de ambos países están aumentando su capacidad mediante la cooperación, estrategia acordada en una reunión previa en la ciudad panameña de Bocas del Toro. La cooperación incluye tanto el intercambio de información como el desarrollo de una fuerza fronteriza conjunta, destacaron el Ministro de Seguridad de Costa Rica, Gustavo Mata, y el Director General de la Fuerza Pública, Juan José Andrade, en su conversación con Diálogo
.

Intercambio de información


El intercambio de información es un componente fundamental de la iniciativa conjunta. En virtud del acuerdo, las fuerzas de seguridad de Costa Rica y Panamá compartirán informes de inteligencia, datos y comunicaciones de radio policial en tiempo real.

“No es secreto que tanto Costa Rica como Panamá son zonas de paso, tanto por tierra como por mar” para los narcotraficantes, señaló Mata, quien también fue Director Adjunto de la Unidad de Investigación Judicial (OIJ), también conocida como Policía Judicial. Durante años, los narcotraficantes y otros delincuentes que operan en la frontera Costa Rica-Panamá han logrado no ser capturados simplemente cruzando de un país al otro. El intercambio de información ayudará a las autoridades a identificar a los fugitivos y rastrear sus movimientos.

Reuniones de seguimiento en la agenda


Una reunión bilateral ha sido programada tentativamente para septiembre, durante la cual las autoridades de Costa Rica y Panamá analizarán la marcha de las iniciativas bilaterales.

La reunión de septiembre será la primera de una serie de encuentros de seguimiento que tienen previstos las autoridades de ambos países, dijo Andrade durante una entrevista separada con Diálogo.
Estas reuniones se llevarán a cabo cada seis meses, alternando entre ambos países. La primera está prevista para abril en Ciudad Nelly, una localidad fronteriza del sur de Costa Rica, para poner a punto los temas de control fronterizo, intercambio de información, intercambio de inteligencia y acciones terrestres combinadas.

El Ministro de Seguridad de Honduras, General Julián Pacheco, fue uno de los funcionarios que analizaron estos temas durante el encuentro bilateral de febrero. Varios analistas de seguridad de Colombia, entre ellos el anterior Jefe de la Policía Nacional de Colombia, General Rosso José Serrano, también participaron en la reunión.

Pacheco – anterior Jefe de la Dirección de Información Estratégica de las Fuerzas Armadas y de la Dirección de Inteligencia e Investigación del Estado – organizó un encuentro regional que tuvo lugar en marzo en Honduras. Además de autoridades de Centroamérica, Chile, Colombia y Ecuador, participaron funcionarios de Estados Unidos, entre ellos el Comandante del Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM), General del Cuerpo de Marines de EE. UU. John Kelly, así como autoridades de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de EE. UU. y de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés).

Resultados positivos del pacto conjunto entre Costa Rica y EE. UU.


La colaboración entre Costa Rica y Estados Unidos ha permitido una serie de importantes decomisos de droga. En octubre de 1999, ambos países acordaron realizar patrullajes marítimos conjuntos. El acuerdo bilateral dio lugar a una gran cantidad de decomisos de droga en acciones coordinadas por las Guardias Costeras de ambos países.

En 2014, las fuerzas de seguridad de Costa Rica confiscaron casi 22 toneladas de cocaína y casi $7,3 millones de dólares en efectivo; y entre el 1 de enero y el 9 de abril, se incautaron casi 3 toneladas de cocaína. La mayor parte de la droga fue interceptada en el mar en el puesto de Costa Rica de Peñas Blancas, en la frontera norte, a unos 310 km al noroeste de San José, capital del país.

Como parte de la cooperación permanente, Mata está preparándose para visitar las instalaciones de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. en Texas.

Estados Unidos “también nos está ayudando reorganizar la Policía Fronteriza", agregó Mata. La idea es “ir y aprender cómo trabaja la policía fronteriza en Texas” con el fin de “replicar el modelo fronterizo que EE. UU. tiene con México, porque además del personal que utiliza la Patrulla Fronteriza, también cuenta con equipos altamente sofisticados, como drones y cámaras, con el que de alguna el gobierno de EE.UU. también está dispuesto a ayudarnos".




Costa Rica y Panamá, habiendo aprobado un acuerdo celebrado entre ambos países en febrero pasado, están trabajando en conjunto para combatir el crimen organizado y el tráfico de drogas en los 330 km de frontera que comparten.

Las fuerzas de seguridad de ambos países han establecido una fuerza de tarea conjunta como parte de la amplia iniciativa para mejorar la seguridad en la región. Dado que ninguna de ambas naciones cuenta con Ejército, las fuerzas policiales de ambos países están aumentando su capacidad mediante la cooperación, estrategia acordada en una reunión previa en la ciudad panameña de Bocas del Toro. La cooperación incluye tanto el intercambio de información como el desarrollo de una fuerza fronteriza conjunta, destacaron el Ministro de Seguridad de Costa Rica, Gustavo Mata, y el Director General de la Fuerza Pública, Juan José Andrade, en su conversación con Diálogo
.

Intercambio de información


El intercambio de información es un componente fundamental de la iniciativa conjunta. En virtud del acuerdo, las fuerzas de seguridad de Costa Rica y Panamá compartirán informes de inteligencia, datos y comunicaciones de radio policial en tiempo real.

“No es secreto que tanto Costa Rica como Panamá son zonas de paso, tanto por tierra como por mar” para los narcotraficantes, señaló Mata, quien también fue Director Adjunto de la Unidad de Investigación Judicial (OIJ), también conocida como Policía Judicial. Durante años, los narcotraficantes y otros delincuentes que operan en la frontera Costa Rica-Panamá han logrado no ser capturados simplemente cruzando de un país al otro. El intercambio de información ayudará a las autoridades a identificar a los fugitivos y rastrear sus movimientos.

Reuniones de seguimiento en la agenda


Una reunión bilateral ha sido programada tentativamente para septiembre, durante la cual las autoridades de Costa Rica y Panamá analizarán la marcha de las iniciativas bilaterales.

La reunión de septiembre será la primera de una serie de encuentros de seguimiento que tienen previstos las autoridades de ambos países, dijo Andrade durante una entrevista separada con Diálogo.
Estas reuniones se llevarán a cabo cada seis meses, alternando entre ambos países. La primera está prevista para abril en Ciudad Nelly, una localidad fronteriza del sur de Costa Rica, para poner a punto los temas de control fronterizo, intercambio de información, intercambio de inteligencia y acciones terrestres combinadas.

El Ministro de Seguridad de Honduras, General Julián Pacheco, fue uno de los funcionarios que analizaron estos temas durante el encuentro bilateral de febrero. Varios analistas de seguridad de Colombia, entre ellos el anterior Jefe de la Policía Nacional de Colombia, General Rosso José Serrano, también participaron en la reunión.

Pacheco – anterior Jefe de la Dirección de Información Estratégica de las Fuerzas Armadas y de la Dirección de Inteligencia e Investigación del Estado – organizó un encuentro regional que tuvo lugar en marzo en Honduras. Además de autoridades de Centroamérica, Chile, Colombia y Ecuador, participaron funcionarios de Estados Unidos, entre ellos el Comandante del Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM), General del Cuerpo de Marines de EE. UU. John Kelly, así como autoridades de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de EE. UU. y de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés).

Resultados positivos del pacto conjunto entre Costa Rica y EE. UU.


La colaboración entre Costa Rica y Estados Unidos ha permitido una serie de importantes decomisos de droga. En octubre de 1999, ambos países acordaron realizar patrullajes marítimos conjuntos. El acuerdo bilateral dio lugar a una gran cantidad de decomisos de droga en acciones coordinadas por las Guardias Costeras de ambos países.

En 2014, las fuerzas de seguridad de Costa Rica confiscaron casi 22 toneladas de cocaína y casi $7,3 millones de dólares en efectivo; y entre el 1 de enero y el 9 de abril, se incautaron casi 3 toneladas de cocaína. La mayor parte de la droga fue interceptada en el mar en el puesto de Costa Rica de Peñas Blancas, en la frontera norte, a unos 310 km al noroeste de San José, capital del país.

Como parte de la cooperación permanente, Mata está preparándose para visitar las instalaciones de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. en Texas.

Estados Unidos “también nos está ayudando reorganizar la Policía Fronteriza", agregó Mata. La idea es “ir y aprender cómo trabaja la policía fronteriza en Texas” con el fin de “replicar el modelo fronterizo que EE. UU. tiene con México, porque además del personal que utiliza la Patrulla Fronteriza, también cuenta con equipos altamente sofisticados, como drones y cámaras, con el que de alguna el gobierno de EE.UU. también está dispuesto a ayudarnos".
Share