Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Grupo de Buzos de Combate: La unidad de élite de la Marina de Brasil

La unidad se adaptó para responder a operaciones especiales navales nacionales e internacionales.
Marcos Ommati/Diálogo | 21 enero 2019

El Capitán de Fragata de la Marina de Brasil Michael Vinicius Aguiar lidera a los miembros del Grupo de Buzos de Combate en operaciones aéreas, marítimas y terrestres complejas y riesgosas. (Foto: Marcos Ommati/Diálogo)

El Grupo de Buzos de Combate (GRUMEC) de la Marina de Brasil (MB), creado en 1964, evolucionó en forma gradual a partir de dos conceptos operacionales diferentes: el estadounidense, basado en las acciones de demolición de obstáculos de playa en favor de las operaciones anfibias, y el francés, enfocado en las operaciones de sabotaje de las embarcaciones enemigas. Esto originó el desarrollo de la propia doctrina de la unidad, que fue adaptada a las necesidades de los escenarios nacional e internacional, en especial en el ámbito naval. Diálogo conversó con el Capitán de Fragata de la MB Michael Vinicius Aguiar, comandante de GRUMEC, para conocer más sobre esa unidad de operaciones especiales del Cuerpo de la Armada de la Marina de Brasil.

Diálogo: ¿GRUMEC es la única unidad de operaciones especiales de la MB?

Capitán de Fragata Michael Vinicius Aguiar, comandante del Grupo de Buzos de Combate: En la Armada sí. En la MB tenemos dos unidades de operaciones especiales distintas: el GRUMEC, que es del Cuerpo de la Armada subordinado al Comando de la Fuerza de Submarinos y el Batallón Tonelero, donde se despliegan los comandos anfibios, que es otra unidad de operaciones especiales de nuestra Marina y pertenece al Cuerpo de Infantería de Marina. Sus tareas son distintas a las nuestras.

Diálogo: ¿Cuándo descubrió la actividad de buceo de combate en la Marina? ¿En qué momento el oficial de la MB elige ingresar al curso para convertirse en buzo de combate?

Cap. de Frag. Aguiar: Conocí el buceo de combate en 1992, cuando era alumno de tercer año del Colegio Naval [institución de MB de nivel medio, ubicada en Angra dos Reis, Río de Janeiro]. Los buzos de combate entrenan mucho en la zona marítima de Angra dos Reis, sobre todo los que se especializan en la parte acuática, la parte de buceo de operaciones especiales, ya que el Colegio Naval sirve como base de apoyo de los equipos de operaciones especiales que van allí. En esa época tuve la oportunidad de ver a ese grupo pequeño, todos de negro; llevaban mucho material, armamento y explosivos diversos, equipos de buceo de circuito cerrado y semicerrado, lo que despertó en mí cierto interés por la actividad. Un joven de 15 a 17 años lleno de sueños y expectativas se entusiasma con rapidez. A partir de ahí, comencé a informarme y a averiguar sobre la actividad de los buzos de combate.

El oficial que desee ser voluntario del Curso de Buzos de Combate puede elegir esta opción al inicio de su carrera, luego de terminar su instrucción en la Escuela Naval [institución de la MB de nivel superior donde se forman los oficiales, ubicada en Río de Janeiro]. 

Diálogo: ¿Qué duración tiene el Curso de Buzos de Combate y cuál es el puesto del oficial al iniciar el entrenamiento?

Cap. de Frag. Aguiar: El curso tiene una duración aproximada de nueve meses. Nosotros bromeamos con esto, pues es el mismo tiempo de un embarazo. En la actualidad, el candidato comienza el curso con el rango de alférez. Pero en la época en la que yo lo cursé, hace casi 20 años, debíamos tener el rango de teniente de fragata, porque luego del viaje de instrucción de guardiamarinas [viaje de los oficiales de la MB que concluyen el curso de la Escuela Naval en el buque escuela Brasil, con duración promedio de seis meses y visitas a varios países] teníamos que embarcar y prestar servicio en buques de la Marina por dos años, antes de poder presentarnos para el Curso de Buzos de Combate. Ese período de dos años de embarque era uno de los requisitos de la carrera para participar en el curso. Luego de esos dos años venía el ascenso al puesto de teniente de fragata, y ahí se cumplían los requisitos mínimos para iniciar el curso. Los aspirantes debían aprobar exámenes de selección que entre otros constaban de un examen psicotécnico, un examen de salud y una prueba de aptitud física. Quienes aprobaban los exámenes de selección eran inscritos de inmediato en el curso. Hace unos años, debido a la necesidad de incrementar nuestro personal, la administración naval modificó el plan de carrera de los oficiales, lo que permitió que el tiempo de embarque en buques se redujera de dos a solo un año y así admitir más voluntarios para iniciar el curso, pues pueden ser admitidos más jóvenes.

Diálogo: ¿Cómo se benefició la MB con estas medidas?

Cap. de Frag. Aguiar: El principal beneficio es que ahora podemos reclutar oficiales más jóvenes. Cuanto más joven es el militar es mejor, ya que es una actividad que exige excelente salud, mucha dedicación, determinación y aptitud física. La mayoría de oficiales voluntarios comienzan el Curso de Buzo de Combate con el puesto de alférez, lo que nos ha beneficiado con un incremento de personal y más tiempo de vida operacional en la actividad. 

Diálogo: ¿Los jóvenes que hacen el servicio militar obligatorio a los 18 años pueden asistir al curso?

Cap. de Frag. Aguiar: No. Los voluntarios deben ser oficiales o suboficiales del Cuerpo de la Armada en forma estable, es decir, no se permite la inscripción de reclutas para el Curso de Buzo de Combate. Para tomarlo, los suboficiales deben ser al menos cabos o sargentos del Cuerpo de la Armada. Nuestra formación es técnica, específica, de carácter secreto y especializada. No podemos dar un entrenamiento especializado a un militar sin compromiso o sin vínculos de carrera con la Marina, ya que al salir de la institución podría utilizar estos conocimientos para otros fines, incluso en provecho de actividades delictivas.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Qué factores determinan que una operación sea especial? 

Cap. de Frag. Aguiar: Se trata de operaciones realizadas por personal seleccionado, con un excelente entrenamiento físico y psicológico, que emplea tácticas y métodos no convencionales para destruir y desarticular objetivos específicos o de interés estratégico. Se emplean casi siempre para capturar y rescatar personal y materiales. Suelen ser operaciones de duración limitada, caracterizadas por su confidencialidad y la rapidez de sus maniobras, su elemento sorpresa y de agresividad; abarca actividades complejas y de alto riesgo.

Diálogo: ¿Cuál es la diferencia entre una tarea de salvamento y una tarea de rescate?

Cap. de Frag. Aguiar: Las unidades de operaciones especiales no realizan tareas de salvamento. Hay una diferencia entre los procedimientos de salvamento y de rescate. Por ejemplo, los buzos de combate se preparan para el rescate de rehenes además de prisioneros de guerra en territorio enemigo. Para el rescate de rehenes es necesario contar con confidencialidad, rapidez en las maniobras, el factor sorpresa y agresividad contra el enemigo. En cambio, las tareas de salvamento las emplean por ejemplo las unidades que realizan búsqueda y rescate de náufragos que podrían haber sobrevivido a desastres aéreos o marítimos. Son actividades requeridas para rescatar o salvar a alguien, o incluso materiales, de acuerdo con la necesidad y la situación.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Pero la misión de GRUMEC implica el uso de embarcaciones? 

Cap. de Frag. Aguiar: No necesariamente. Podemos trabajar con diversos recursos como las aeronaves de ala rotatoria (helicópteros) y de ala fija (aviones), submarinos, mini submarinos, kayaks, buzos, vehículos militarizados o no militarizados, o incluso en operaciones solo terrestres, con patrullas, sin la necesidad de emplear siempre embarcaciones. Las características y especificaciones de las tareas asignadas definirán los recursos que empleará GRUMEC.​​​​​​​ 

Diálogo: ¿Cuál fue la participación de GRUMEC en la seguridad en los Juegos Olímpicos de 2016 y la Copa del Mundo de 2014?

Cap. de Frag. Aguiar: GRUMEC realizó tareas de reconocimiento especial, vigilancia (monitoreo) y tareas antiterroristas, que es algo intrínseco en nuestras actividades. GRUMEC puso a disposición un equipo táctico especializado para trabajar en tareas antiterroristas, conocido como Grupo Especial de Recuperación y Rescate. En los grandes eventos trabajamos con otras unidades de operaciones especiales de las Fuerzas Armadas y de otros organismos de seguridad pública como las policías Federal, Militar y Civil. 

Diálogo: Entonces GRUMEC solo entraría en acción si existe un ataque terrorista, ¿correcto?

Cap. de Frag. Aguiar: Es correcto. En caso de que exista algún acto terrorista o atentado en donde las personas o instalaciones estén en riesgo, GRUMEC está listo para entrar en acción de inmediato, así como también las demás unidades de operaciones especiales que participaron en los grandes eventos.​​​​​​​ 

Diálogo: De las lecciones aprendidas en los grandes eventos, ¿cuál fue la más importante?

Cap. de Frag. Aguiar: La interoperabilidad entre los equipos participantes. Esto fue importante porque posibilitó nuestra participación en estos eventos de manera conjunta y en todos los niveles con las demás fuerzas desde el principio, en las fases de planificación y preparación. Vimos cómo se emplean otros equipos tácticos y cuáles son sus capacidades y limitaciones, además de aprender sobre su preparación y entrenamiento. Pudimos conocer de cerca su modus operandi, equipamiento y armamento utilizados, lo cual facilitó mucho las actividades de planificación e integración durante los grandes eventos. Todos aprendieron mucho de esta experiencia, que nos ha beneficiado. Aprendimos a conocernos mejor.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 454
Cargando las Conversaciones