Comando Sur lidera ejercicio regional de reacción ante emergencias

Comando Sur lidera ejercicio regional de reacción ante emergencias

Por Lorena Baires / Diálogo
junio 26, 2019

El Comando Sur del Ejército de los Estados Unidos (SOUTHCOM) lideró y auspició los ejercicios combinados de las Fuerzas Aliadas Humanitarias 2019 (FAHUM 2019), realizados del 6 al 17 de mayo en República Dominicana. El evento reunió a las Unidades de Rescate Humanitarias (UHR) de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú y República Dominicana, para reforzar mediante simulacros los mecanismos civiles y militares de respuesta ante emergencias y desastres.

“Tenemos el compromiso de mejorar y fortalecer la cooperación cívica y militar regional, para responder a posibles escenarios de desastres”, enfatizó la General de Brigada del Ejército de los EE. UU. Irene Zoppi, representante de SOUTHCOM y directora de la Célula de Participación Activa de la Reserva del Ejército Sur de los EE. UU. “El compromiso no puede detenerse, debemos capturar estas experiencias y convertirlas en procedimientos normales, educativos y de entrenamiento, aplicándolas en desafíos que los desastres nos pondrán en el futuro”.

Los ejercicios proyectaron las capacidades de ejecutar operaciones de respuesta rápida en un ámbito multidisciplinario e internacional junto a SOUTHCOM. “Con las operaciones realizadas en el terreno revisaron planes, protocolos, procedimientos y mecanismos regionales para la cooperación y coordinación”, aseguró el Teniente General del Ejército Rubén Darío Paulino, ministro de Defensa de República Dominicana. “Brindamos una repuesta eficiente, compartimos información y asignamos tareas y roles según su competencia en cada una de las situaciones”.

SOUTHCOM auspicia y organiza el ejercicio cada año para actualizar procedimientos de evacuación, rescate y distribución de ayuda a través de las fuerzas militares. “FAHUM es la materialización de la solidaridad entre naciones hermanas y de los ciudadanos en materia de desastres naturales, para estar preparados cuando la realidad nos supere”, dijo el General de Brigada del Ejército Santo Domingo Guerrero, director de Planes y Operaciones del Estado Mayor Conjunto del Ministerio de Defensa de República Dominicana.

Capitalizar experiencias

FAHUM 2019 centró su atención en los desastres provocados por huracanes, tsunamis, inundaciones y terremotos de gran magnitud. Los simulacros fueron realizados en el río Yuna, provincia de Duarte y en Villa Escondida, en la 1.a Brigada de Infantería del Ejército de República Dominicana.

Las inundaciones y terremotos simulados evaluaron los mecanismos de clasificación de víctimas en masa, atención de víctimas en los albergues, recepción de ayuda, capacidad de respuesta médica, y procedimientos de traslados hacia hospitales.

“Se perdieron las comunicaciones por un tiempo; obligaron a los centros de operaciones a buscar formas alternativas para comunicarse y llevar los mensajes a las comunidades y asistir a la población”, indicó José Figueroa, coordinador de FAHUM 2019 del SOUTHCOM. “Así evaluamos los procedimientos de búsqueda, rescate, evacuación, servicios médicos, coordinación y verificación de la asistencia humanitaria internacional”.

Los resultados de estos simulacros son evaluados por diversos equipos especializados en atención de emergencias de las fuerzas armadas y organizaciones civiles. Al final se entrega un informe de las experiencias exitosas y oportunidades de mejora para elevar las capacidades operativas regionales.

“Lo importante es que la población está involucrada para vencer el miedo en estos desastres; la mejor forma es aprender a responder de forma efectiva”, dijo el General de Brigada del Ejército Juan Manuel Méndez, director del Centro de Operaciones de Emergencia de República Dominicana.

Desastres sin fronteras

FAHUM mejora y fortalece la cooperación cívico-militar hemisférica y regional, para responder a diferentes escenarios de desastres. Sin embargo los desafíos nunca terminan, y una situación de emergencia puede involucrar a más de un país.

“Debemos inspirar a nuestras comunidades a tomar consciencia para prepararse mediante la prevención, autogestión de su entorno, conocimiento de su ubicación geográfica y riesgos asociados, porque un desastre no tiene fronteras; no solo puede impactar a un país sino también a una región completa”, finalizó la Gral. de Bda. Zoppi. “Esto requiere una respuesta eficaz para toda la región afectada, y solo será eficiente si se planea y se entrena con anticipación”.

Share