La Escuela de Guerra de Colombia tiene nuevo director

El Mayor General Nicacio de Jesús Martínez asumió la dirección con el objetivo de continuar la profesionalización de la institución.
Escuela Superior de Guerra | 9 enero 2017

Capacitación y Desarrollo

El Mayor General Nicacio de Jesús Martínez, nuevo director de la ESDEGUE, en su discurso de apertura. (Foto: ESDEGUE)

En una ceremonia militar presidida por el General Juan Pablo Rodríguez Barragán, comandante general de las Fuerzas Militares, asumió el mando de la dirección de la Escuela Superior de Guerra (ESDEGUE), el Mayor General Nicacio de Jesús Martínez Espinel, quien venía de desempeñarse como comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega.

El General Martínez Espinel es oficial del Ejército Nacional, del arma de Caballería, graduado como subteniente en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova, el 1 de diciembre de 1981.

Es magíster en Seguridad y Defensa Nacionales de la Escuela Superior de Guerra y con especializaciones en Docencia Universitaria del Centro de Educación Militar; Gerencia de Recursos Humanos de la Universidad Sergio Arboleda; y Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de la Universidad Autónoma de Bucaramanga.

Tiene título de administrador logístico de la Escuela Logística y administrador de empresas de la Universidad Cooperativa de Colombia.

Habla Portugués y realizó curso de inglés en el Colegio Interamericano de Defensa en la ciudad de Washington. Adelantó cursos de perfeccionamiento de armas con el Ejército de Brasil y curso de lancero en la Escuela de Lanceros del Ejército Nacional en Tolemaida, entre otros.

Dentro de los principales cargos ocupados se destaca el de comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, jefe de educación y doctrina del Ejército Nacional; director de instrucción y entrenamiento,

comandante de la V División del Ejército, comandante de la IV y VII Brigada, director de Inteligencia y Contrainteligencia del Ejército; comandante del Grupo de Caballería Mecanizada No. 2, comandante del Batallón de Fuerzas Especiales Rurales No. 3 y comandante del Batallón de Contraguerrillas, entre otros.

Ha sido condecorado con la Orden de Boyacá en el grado de Gran Oficial; Orden al Mérito Militar Antonio Nariño; Orden del Mérito Militar José María Córdoba; Medalla de Servicios Distinguidos en orden público por tercera vez; Orden al Mérito Guillermo Ferguson y Medalla Militar Servicios Meritorios Inteligencia Militar Guardas de la Patria, por cuarta vez; entre otras.

Posee cuatro distinciones internacionales: Orden al Mérito Militar del Ejército de Brasil; Medalla de Servicios Meritorios otorgada por Estados Unidos “The Army Commendation Medal” (Medalla de Conmemoración del Ejército) ; Medalla del Comando Sur de los Estados Unidos y Medalla de la Junta Interamericana de Defensa.

En su discurso de posesión, el Mayor General Martínez, expresó su satisfacción por recibir la dirección de la máxima institución de educación superior de las Fuerzas Militares de Colombia, y agradeció la confianza del alto mando para asignarlo en el nuevo cargo que recibió de manos del Mayor General Juan Carlos Salazar Salazar, nuevo jefe de Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares, y de quien dijo, continuará su legado; “Su labor en la internacionalización de la academia a través de la cooperación entre instituciones a nivel hemisférico y global, la construcción de la Memoria Histórica y el estudio para el desarrollo del Comité de Revisión e Innovación número 5; ha creado y aportado valiosos insumos para la consolidación de la victoria”, afirmó.

Igualmente aseguró que “es su deber continuar entre la construcción de conocimientos, la generación de nuevos saberes y su aplicación a las nuevas problemáticas de la comunidad para contribuir a su desarrollo y bienestar”.

Por su parte, en su discurso de despedida el May. Gral. Salazar afirmó que “en tributo a nuestros héroes que han entregado su vida por la patria, y al trabajo anónimo de los hombres y mujeres de las Fuerzas Militares y de Policía, nos ha llegado el momento histórico, el tiempo de comenzar el cambio, avanzamos con optimismo y también con realismo en la construcción de la sociedad que todos anhelamos”.

Aseguró que la victoria militar que se dio en el marco del respeto a la democracia, a la Constitución y a las Leyes, es derivada del cumplimiento de la misión constitucional. “Precisamente acá en la ESDEGUE se genera un flujo importante de contribución a esa victoria que abre paso a la construcción del futuro”, concluyó.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 14
Cargando las Conversaciones